Los pueblos necesitan gente y una ganadería rentable

Vista de Tudes.
Vista de Tudes. / Pedro Álvarez
  • El sector primario ha perdido toda la competitividad que llegó a tener en Cantabria

El sector primario ha perdido toda la competitividad que llegó a tener en Cantabria. Por eso, es necesario adaptarse a las nuevas necesidades del medio rural para frenar la sangría de población que padecen muchos pueblos. La industria agroalimentaria es ya potente, pero presenta un claro espacio para desarrollarse mucho más. La riqueza más importante del sector primario reside en el proceso de transformación y comercialización y es ahí donde se deberá hacer hincapié, en 2017, para crecer de manera estable y que los productos de calidad de esta tierra lleguen a los grandes mercados.

Mientras se presiona en Madrid y Bruselas para solucionar la desaparición de la cuota láctea, serán necesarias inyecciones de capital público para ayudar a modernizar todo los tipo de explotaciones ganaderas y agrícolas. Con especial atención a los jóvenes que quieran volver a los pueblos para abrir nuevos negocios, clave para esa recuperación demográfica tan necesaria.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate