Los implicados en el escrache a Ignacio Diego en la Universidad se sentarán en el banquillo de los acusados

vídeo

Participación de Ignacio Diego, en febrero de 2014, cuando era presidente de Cantabria, en el foro 'Tengo una pregunta para usted', donde recibió las protestas de los estudiantes de la Universidad de Cantabria. / Alberto Aja

  • La Audiencia rechaza el recurso de apelación de las nueve personas que trataron de boicotear un acto del expresidente de Cantabria, confirmando así la existencia de indicios delictivos en lo ocurrido en febrero de 2014 en el campus de Las Llamas

Las nueve personas que participaron en el escrache que sufrió Ignacio Diego en febrero de 2014 cuando era presidente de Cantabria se sentarán finalmente en el banquillo de los acusados. La Audiencia de Cantabria ha confirmado este viernes la decisión que tomó hace un año el titular del juzgado de instrucción número 4 de Santander, el juez Luis Enrique García Delgado, de imputar a esas personas, la mayoría universitarios y entre los que se encontraba el dirigente de Podemos Marcos Martínez, y el profesor de la Universidad de Cantabria Mario Pardo Serrano, por tratar de boicotear un acto en el campus de Las Llamas en el que participaba el expresidente de Cantabria.

El 17 de febrero de 2014 Ignacio Diego, entonces presidente de Cantabria, acudió a la Universidad para participar en el foro 'Tengo una pregunta para usted', organizado por el Consejo de Estudiantes. Un grupo de unos treinta jóvenes intentó entrar de forma pacífica en la Casa del Estudiante, pero el servicio de seguridad les cerró el paso y comenzaron los incidentes.

Según el magistrado García Delgado, cuando Diego salió al exterior, los jóvenes esperaban entre gritos. Quisieron impedirle la salida y que no accediera a su vehículo oficial. Entonces, el equipo de seguridad de Diego evacuó al expresidente en un vehículo policial.

El juez vio indicios más que suficientes para juzgar a los encausados por un delito de desórdenes públicos en el mejor de los casos, que lleva aparejada una pena de entre seis meses y tres años. Los responsables del escrache recurrieron la decisión pero este jueves la Audiencia ha dado la razón al magistrado porque "en este momento procesal concurren indicios racionales suficientes de que esas nueve personas pudieran haber cometido alguno de los tipos delictivos que se derivan del relato de hechos punibles".

La Audiencia señala que el auto recurrido "se encuentra correctamente motivado y detalla con precisión y acierto la determinación de los hechos punibles y la identificación de las personas a las que se les imputan".

Lo que no entra a valorar el tipo de delitos cometidos. "No vincula a las acusaciones, que pueden acusar por los mismos o distintos tipos penales, e incluso no llegar a acusar, solicitando el sobreseimiento de las actuaciones".

El juez García Delgado llegó a hablar de un delito de desórdenes públicos , algo que la Audiencia "no entra a valorar". Lo que sí confirma es "la existencia de indicios de comisión de los hechos que justifican la continuación del proceso penal". "No estamos aquí enjuiciando a los recurrentes, sino comprobando si de lo actuado se desprende la existencia de indicios racionales de comisión de algún delito. Y esos indicios los hay", señala el auto.

Consulta el auto de la Audiencia.