Urgente

Víctor Gijón pone su cargo a disposición de la vicepresidenta

El primer temporal del año tiñe de blanco Cantabria y dificulta el tráfico

fotogalería

El uso de cadenas fue obligatorio para los turismos en la A-67 durante toda la mañana. / EFE

  • Se produjeron decenas de incidencias en las carreteras, la mayoría por salidas de vía, y la A-67 estuvo cortada a la circulación de camiones durante cinco horas

El primer temporal del año arreció este sábado con fuerza en Cantabria, dejó intensas lluvias, activó la alerta naranja por nieve al bajar la cota hasta 500 metros, lo que tiñó de blanco el centro y el sur de la región, colocó el termómetro por debajo de los cero grados en distintos puntos de las comarcas de Campoo y Liébana, y complicó sobre manera la circulación por carretera.

A lo largo de la jornada se contabilizaron, al menos, 23 incidencias en la red viaria regional relacionadas con la lluvia y la nieve, entre ellas una quincena de accidentes, la mayoría por salidas de vía, aunque ninguno de consideración. El más llamativo provocó el rescate de una decena de personas, ocho pasajeros y dos conductores, que viajaban en un autobús de la compañía Alsa por la N-611. Cuando circulaban a la altura de Bárcena de Pie de Concha, por el puerto de las Hoces, el vehículo patinó por la nieve de la calzada y quedó apoyado en uno de los guardarraíles de la carretera, con riesgo de caer al río Besaya.

El Centro de Atención de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recibió la llamada a las 10.30 horas, tras lo cual movilizó un importante operativo formado por agentes de la Guardia Civil y bomberos de los parques de bomberos de Reinosa y Los Corrales de Buelna, junto a miembros del servicio de mantenimiento de carreteras. Por fortuna todo quedó en un susto y efectivos del 112 pudieron rescatar a los ocupantes del autobús, que no resultaron heridos.

Tras socorrer a los pasajeros, que fueron trasladados por la Guardia Civil hasta su destino, Reinosa, los bomberos autonómicos procedieron a la estabilización del vehículo en el entorno de la carretera nacional.

Fue el más aparatoso, pero no el único rescate de la jornada. En Horna de Ebro y Fombellida (Campoo de Enmedio) efectivos de la Guardia Civil tuvieron que ayudar a los ocupantes de dos turismos atascados en la nieve. Sobre las 11.00 horas, se procedió al rescate de varios vehículos que quedaron atrapados en la autovía A-67, a la altura de Pesquera y Santiurde de Reinosa, al no llevar cadenas.

La principal vía de acceso a la meseta tuvo restringido, desde las 07.00 a las 12.30 horas, el paso de camiones y autobuses debido al cierre del puerto de Pozazal, en el tramo entre Mataporquera y Pesquera en ambas direcciones, para este tipo de vehículos pesados. La Guardia Civil se vio obligada a embolsar camiones tanto en Arenas de Iguña como Mataporquera y Aguilar de Campoo (Palencia).

previsión

  • Este fin de semanaNieve, lluvia y tormenta

  • FotosReinosa, ciudad de postal

Más de cinco horas durante las cuales los vehículos que sí pudieron transitar por la A-67 tuvieron que hacerlo con cadenas. La normalidad se reestableció superado el mediodía, cuando se volvió a autorizar el paso de camiones y vehículos pesados y se retiró la obligatoriedad de cadenas para el resto, aunque se mantuvo la necesidad de circular con precaución.

También estuvo cerrado, hasta casi las tres de la tarde, el tránsito para camiones por la N-611, desde Bárcena de Pie de Concha, lo que provocó una notable acumulación de los mismos en la estación de servicio de Arenas de Iguña y la recta de la N-611 en ese municipio.

Las dificultades en el transporte afectaron también a las competiciones deportivas. La Federación Cántabra de Fútbol decidió suspender todos los partidos que debian disputar equipos de Reinosa y Campoo de Enmedio, tanto en los que iban a actuar como local como en los de visitante, medida que afecta a diez encuentros de diferentes categorías –seis previstos para ayer y otros cuatro de hoy–, entre ellos el Naval-Santoña de Regional Preferente. Tampoco La Gallofa & Co pudo disputar su choque de la Liga EBA de baloncesto ya que no se pudo desplazar a la localidad de Venta de Baños (Palencia) atendiendo a las recomendaciones de la Guardia Civil.

Otra de las principales arterias de comunicación de la región, la A-8, también se vio afectada por el temporal. Las precipitaciones y la acumulación de granizo obligó a intervenir a las máquinas quitanieves a la altura de Cabezón de la Sal y Reocín.

Respecto a los puertos, en la red de carreteras autonómicas permanecieron cerrados los de Lunada (CA-643), La Sía (CA-665), Palombera (CA-280) y el acceso al Mirador de El Chivo (CA-916) y fueron obligatorias las cadenas para circular por el Alto del Bardal (CA-284), Piedrasluengas (CA-281), La Matanela (CA-633), así como por las carreteras que unen el valle de Cabuérniga con Salcedillo (CA-280) y Reinosa con Brañavieja (CA-183).

El termómetro bajó de los cero grados en Alto Campoo (-5,2), Fuente Dé (-1,5ºC), Cubillo del Ebro (-1), Tresviso (-0,4) y Reinosa (-0,3), temperaturas todas ellas marcadas de madrugada, aunque ninguna se situó entre las más frías de España.

Además de incidencias y complicaciones, la nieve dejó bucólicas estampas, fotografías para el recuerdo para todos aquellos que se atrevieron a salir de casa y esperanzas para los aficionados al esquí, ya que Cantur prevé abrir la estación de Alto Campoo a mediados de la próxima semana, tras las últimas nevadas caídas y el éxito de las pruebas realizadas el viernes con los cañones de innivación artificial.

Intensas lluvias

Las lluvias también fueron intensas a lo largo de la jornada en Cantabria, donde se marcó el tope nacional, con los 46,6 litros por metro cuadrado acumulados, hasta las 20.00 horas, en San Felices de Buelna, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología. Seis localidades de la región se situaron entre las diez que más precipitaciones registraron ayer en España: además de San Felices de Buelna, también Santillana del Mar (31,2), Alto Campoo (27,7), Ramales de la Victoria (25, 6), Villacarriedo (24,8) y Bárcena Mayor (24,6). Los ríos de la región se mantienen en niveles «normales», aunque se registró el desbordamiento de un riachuelo en Viérnoles, sin consecuencias. La lluvia también provocó un argayo en la CA-655, entre Arredondo y Bustablado.

En lo que respecta al viento, la incidencia más importante provocada por las fuertes rachas fue, al mediodía, el cierre temporal del teleférico de Fuente Dé.

Los bomberos del 112 rescatan al autobús que casi se cae al río en Bárcena de Pie de Concha.

Los bomberos del 112 rescatan al autobús que casi se cae al río en Bárcena de Pie de Concha. / DM

En total, el servicio de emergencias del 112 recibió 57 llamadas relacionadas con los fenómenos meteorológicos adversos, que derivaron en la coordinación de las 23 incidencias citadas, mientras que otras 107 fueron informativas sobre la vialidad invernal.

El tiempo mejora

Las condiciones metereológicas mejorarán este domingo, según las previsiones de la Aemet, que rebaja de naranja a amarilla la alerta por nieve en el centro regional, Valle de Villaverde y Liébana, donde se prevén precipitaciones que acumulen 4 y 5 centímetros de nieve. La cota ascenderá y se situará entre 800 y 1.000 metros. Los que no cejarán son las lluvias, ya que están previstas precipitaciones generalizadas y localmente persistentes. Las temperaturas irán en aumento, más acusado en las máximas, y los vientos, de procedencia norte y noroeste, serán más intensos en el litoral.

El lunes, la mejoría será más generalizada, ya que se retirará la alarma y se prevé que la cota de nieve se sitúe por encima de los 1.100 metros mientras que las temperaturas experimentarán pocos cambios respecto al domingo. El tiempo dará así una tregua, pero pequeña, porque el martes y el miércoles el temporal recuperará fuerza y mostrará su peor cara, con un notable descenso de las temperaturas y de la cota de nieve, que el miércoles puede aparecer a 200 metros sobre el nivel del mar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate