Urgente

Víctor Gijón pone su cargo a disposición de la vicepresidenta

Cantabria y Asturias se unen para reducir el número de delitos en sus zonas limítrofes

La Autovía A-8 ha facilitado el tránsito entre Cantabria y Asturias, algo que aprovechan los delincuentes.
La Autovía A-8 ha facilitado el tránsito entre Cantabria y Asturias, algo que aprovechan los delincuentes. / Celedonio Martínez
  • Samuel Ruiz y su homólogo asturiano pidieron colaboración ciudadana tras la reunión mantenida en el cuartel de la Guardia Civil de Llanes

Intensificar los controles en carretera y la comunicación entre las fuerzas de seguridad cántabras y asturianas y fomentar la colaboración ciudadana. Fueron las principales medidas que acordaron los delegados del Gobierno en Cantabria y Asturias, Samuel Ruiz y Gabino de Lorenzo, respectivamente, durante la reunión que mantuvieron ayer al mediodía en el acuartelamiento de la Guardia Civil de Llanes para tratar de evitar que se vuelvan a producir oleadas de robos en las comarca occidental cántabra y en la oriental del Principado. Tras el encuentro, al que acudieron también el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón, Francisco Javier Puerta, y el coronel jefe de zona de la Guardia Civil en Cantabria, Luis Antonio del Castillo, De Lorenzo destacó que tanto la zona oriental de Asturias, como el occidente cántabro, son lugares "privilegiados" por la baja tasa de criminalidad que soportan.

¿qué pasa en la frontera?

A los controles, que afectarían también a la propia autovía del Cantábrico (A-8), se sumarían otra serie de medidas que ni De Lorenzo ni Ruiz quisieron detallar "por responsabilidad y para ponérselo un poco más difícil a los delincuentes". Sí insistieron en la importancia que tiene la colaboración ciudadana a la hora de esclarecer actos delictivos y dar con sus autores y plantearon, incluso, la posibilidad de realizar charlas informativas en ayuntamientos, sedes de asociaciones y centros educativos dirigidas a la población.

"Cualquier persona puede convertirse en ayudante de los cuerpos y fuerzas de seguridad si, cuando ve a un individuo o vehículos sospechosos, por ejemplo, llama a la Guardia Civil", señaló el delegado del Gobierno en Asturias. "Es habitual que los delincuentes visiten previamente una zona en la que planean cometer un robo y son los vecinos quienes mejor saben que no son gente de allí", agregó.

Ayuda fundamental

En este sentido, Samuel Ruiz indicó que "Asturias y Cantabria son muy similares en cuanto a orografía y la dispersión geográfica de sus viviendas es importante. Por tanto, por muchas patrullas que queramos sacar a la calle será imposible cubrir el cien por cien del territorio. La colaboración ciudadana se plantea como algo fundamental y que tiene consecuencias óptimas para poner a disposición judicial a muchos delincuentes", dijo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate