Ryanair también operará durante el invierno la ruta con Valencia

Pasajeros de un vuelo operado por Volotea.
Pasajeros de un vuelo operado por Volotea. / R. Ruiz
  • Amplía una conexión que iba a ser sólo en verano, periodo en el que coincidirá con los vuelos de Volotea

Del 2 de mayo al 28 de octubre, los martes, jueves y sábados. Esa fue la previsión inicial de Ryanair cuando anunció, en diciembre –y en las fechas en las que se firmó la renovación del convenio con el Gobierno de Cantabria–, que el Seve Ballesteros volvería a estar conectado con el aeropuerto de Valencia. Fue una noticia sorprendente, puesto que Volotea operará en fechas similares la misma línea. Cinco meses con doble oferta desde Santander a un destino nacional que no es Madrid ni Barcelona. Sin embargo, la compañía irlandesa dio este miércoles un nuevo giro a la tuerca al ampliar también a la campaña de invierno la conexión. Lo hizo desde Valencia y con ofertas, para celebrarlo puesto que hasta esta medianoche se pondrán a la venta billetes para ese periodo a partir de 9,99 euros.

La empresa detalló su calendario invernal para el aeropuerto valenciano. A bombo y platillo, sus cuatro nuevos destinos a Budapest, Edimburgo, Eindhoven y Milán Malpensa. Pero también hubo hueco para las conexiones que se prolongan en invierno y esa parte es la que toca de lleno a Santander. El Seve Ballesteros estará conectado con Valencia durante todo el año, un destino que Ryanair cortó en su día –a finales de 2015– junto a otras rutas como las de Sevilla, Palma de Mallorca, Gran Canaria, Lanzarote y Frankfurt. Lo hizo, dijeron, por razones "puramente comerciales".

Lo curioso será la coincidencia durante aproximadamente cinco meses. Ryanair ofertará tres vuelos semanales, mientras que Volotea tendrá dos conexiones, los lunes y los jueves, desde finales de marzo hasta principios de noviembre (es lo que está programado aunque en su momento se comunicara que se podría volar hasta finales de septiembre). En ese ‘duelo’ inicial de asientos disponibles una y otra enseñaron sus números. La compañía irlandesa programó inicialmente 156 operaciones, con 29.484 plazas, durante esos seis meses de la ruta (que ahora serán más), y la empresa española proponía, por su parte, 106 operaciones, con 13.250 plazas.

Mercado "libre"

"Es evidente que la capacidad de Ryanair para rentabilizar sus rutas es muy potente. Pero desde el Gobierno fuimos claros y transparentes cuando negociamos el acuerdo con Volotea y les explicamos que existía la posibilidad de que Ryanair recuperase en algún momento la conexión con Valencia. Conocían esta posibilidad y consideraron seguir adelante con su idea de poner en marcha su ruta, lo cual celebramos. El mercado es libre", explicaron en su día desde el Gobierno para referirse a una duplicidad que la Asociación de Amigos de Parayas considera "absurda". "No hay ningún cambio previsto", confirmaron este miércoles a este periódico desde Volotea.