"He agotado hasta el último aliento para hacer una lista única"

video

Ignacio Diego, en la rueda de prensa de este martes por la mañana. El vídeo recoge toda su intervención. / Javier Cotera / Héctor Díaz

  • El actual presidente se presenta para "garantizar un cambio tranquilo que fortalezca a la organización" y se disputará el liderazgo con Sáenz de Buruaga

Habrá batalla por liderar el Partido Popular de Cantabria. Ignacio Diego ha confirmado esta mañana su candidatura a presidir el partido en una comparecencia ante los medios en la que no ha admitido preguntas. Apenas diez minutos ante las cámaras para decir que sí, que se presentará a su reelección como presidente del PP cántabro, cargo al que llegó hace 13 años, y que lo hará por última vez, ha dicho, respaldado por "una amplia mayoría que así me lo ha pedido" con el fin de "garantizar un cambio tranquilo que fortalezca la organización y traduzca nuestro amplio respaldo social en una mayoría de gobierno". Su anuncio de esta mañana se traduce por tanto en que habra un congreso en el que se enfrentarán dos visiones del actual Partido, la que representa Diego y la que pone sobre la mesa la actual número dos, María José Sáenz de Buruaga, que la pasada semana dio un paso al frente para liderar el partido.

Ahora toca hablar de avales, apoyos y filias más o menos personales de cara a un congreso que enfila sus bandos con una estrategia más o menos clara. Sin embargo, llegar hasta a este punto ha sido un camino tenso en el que han trascendido las cuitas internas de la formación. La pasada semana, apenas unas horas antes de que la Junta Directiva del PP convocara oficialmente la fecha de su congreso regional, una carta publicada por el portavoz parlamentario llamaba "desleal y traidora" a la actual número dos del PP, Sáenz de Buruaga. Desde entonces, el reproche y la dialéctica enconada han generado episodios en la escena pública que Génova trató de cortar, sin mucho éxito. "He agotado hasta el último aliento en conseguir esa transición tranquila en una lista única que sume todas nuestras capacidades" con el fin de llevar a cabo un "proceso sin purgas ni intransigencias". En eso sentido ha subrayado que, en el PP de Cantabria, "todos hacemos falta, no sobra nadie", y ha enumerado en metáforas matemáticas las razones por las cuales se posiciona para liderar de nuevo su partido: "Sólo sumando se crece y unidos se avanza. Restando siempre se pierde y dividiendo siempre se retrocede", ha dicho en clara alusión a la confrontación con la secretaria autonómica del PP cántabro, María José Sáenz de Buruaga, que hace una semana anunció su candidatura a presidir la formación.

Sin mencionar nombres ni apellidos, Diego ha hecho un "un llamamiento para dejar al lado aspiraciones personales y apostemos por lo que nos une, nuestra tierra, Cantabria", con el fin de lograr una "transición tranquila" en el congreso del próximo 25 de marzo. "El congreso debe traducirse en más Partido Popular, en nuevas ideas y nuevas opciones, en definitiva en futuro para nuestra tierra". Por eso, apelando a la "responsabilidad", ha incidido en la necesidad de "un cambio tranquilo hacia mejores ideas y mejores personas desde la unidad y el acuerdo, sustituir el ruido por la propuesta y las aspiraciones por la responsabilidad".

Su intervención se enmarca en el desarrollo de una semana de tensas declaraciones, de desencuentros públicos a través de cartas publicadas a traves de los medios pero también en redes sociales, hasta el punto de que Génova tuvo que mediar y llamar al orden a ambas partes. El objetivo: lograr una lista unitaria que al final no será tal.

Después de reconocer en una carta abierta a los militantes que se encontró "reticencias" y que "los vetos, las exclusiones, los enfrentamientos, las posturas irreconciliables no caben en un partido que se ha guiado siempre por la senda de la conciliación", todo apunta a que el de Astillero podría haber hecho caso a su núcleo duro; a última hora de este lunes, sobre las once de la noche, envió un comunicado a todos los medios de comunicación para convocarles a la rueda de prensa en la que ha hecho oficial su candidatura. Es la última, ha dicho, después de que la última semana su formación, la que preside desde hace 13 años, haya protagonizado un debate abierto de cara al próximo congreso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate