El gran escaparate de la vivienda

video

Varios visitanrtes en al Feria que se ha inaugurado este viernes. / Javier Cotera

  • Miguel Ángel Revilla y Gema Igual inauguran el II Salón Inmobiliario de Cantabria, que se celebra hasta mañana en el Palacio de Exposiciones

«Me han dicho que la cosa va mejorando, de manera importante para algunos, en menor medida para otros, pero en cualquier caso existe una tendencia positiva». Son las conclusiones que extrajo Miguel Ángel Revilla tras recorrer el II Salón Inmobiliario de Vivienda y Decoración de Cantabria que, organizado por El Diario Montañés, abrió ayer sus puertas en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander. Un escenario donde, hasta mañana, se concentra toda la oferta que demanda el cliente no sólo a la hora de buscar y encontrar una vivienda, ya sea a través de compra o alquiler, sino también para decorarla, amueblarla y/o reformarla.

«¿Se mueve algo esto?», cuestionaba el presidente del Gobierno regional a su paso por los 41 expositores que se distribuyen a lo largo y ancho de una feria con más de 2.500 metros cuadrados. Y tras su ‘estudio de campo’, se confesó «satisfecho» y «optimista» por las impresiones expresadas por los profesionales de un sector que, junto al turismo, tildó de «fundamental para Cantabria» por su potencial de generación de empleo. «Después de años durísimos», Revilla celebra el «cambio de tendencia» de un mercado inmobiliario que «empieza a moverse con dinamismo de nuevo».

No sólo lo decía el presidente, también los especialistas del sector, como Carmen González, directora comercial de SanFernando Grupo Inmobiliario, que destaca cómo el ciudadano muestra ahora «un mayor atrevimiento» que en los últimos años «a realizar una inversión y comprar una casa». Defiende que el sector se ha «reinventado» y que la clave está en «concebir» la casa perfecta a los gustos del cliente. Este cambio de tendencia también es celebrado por Irene Hoyos, de Nuragos Consulting Inmobiliario, comercializadora del Grupo Pinta. «Se ha reactivo el interés por la obra nueva después de años en los que ha primado la vivienda de segunda mano», expresa. «Ahora necesitamos que la construcción se mueva y se permita hacer obra nueva», intercede su compañero Alberto Telechea, aparejador.

Todos los sectores

No falta nadie en la Palacio de Exposiciones, que se ha convertido en una gran vivienda donde cohabitan agencias inmobiliarias –las tradicionales y las que ahora aprovechan todo el peso de internet–, promotoras, cooperativas de vivienda, constructoras, empresas de obras, rehabilitación y reformas, decoradores e interioristas, administradores de fincas, especialistas en mobiliario, en cocina y baño, en iluminación e instalaciones, en seguridad, en eficiencia energética... Los mejores profesionales y especialistas del sector inmobiliario y todos los servicios que giran a su alrededor están representados en este gran escaparate de la vivienda, que, en horario ininterrumpido de 11.00 a 21.00 horas, permite un punto de encuentro directo entre el cliente y las empresas.

Revilla compartió la inauguración oficial del II Salón Inmobiliario con la alcaldesa de Santander, Gema Igual, recorriendo los expositores a una prudencial distancia el uno del otro. Juntos –y solo a ratos–, pero no revueltos. Estuvieron acompañados por José María Mazón, consejero de Obras Públicas y Vivienda; y Francisco Javier Gómez Blanco, director general de Vivienda, entre otros representantes institucionales. Y también por los directivos de El Diario Montañés, que ejercieron de anfitriones: Ignacio Pérez, director general; Íñigo Noriega, director del periódico; y Avelino Ordóñez, director comercial.

Gema Igual destacó la oportunidad que esta feria ofrece a los ciudadanos de «hacer un repaso por la oferta de vivienda de la ciudad y del resto de la comunidad, así como de todo lo relacionado con su equipamiento y decoración, haciendo más cómodo y mucho más accesible para cualquiera poder obtener la información que necesite al respecto». La alcaldesa valoró que el sector inmobiliario, que «se encuentra en recuperación» y que genera «un gran interés» entre los ciudadanos, «especialmente en los jóvenes que buscan independizarse y acceder a su primera vivienda», tiene estos días «un escaparate único para darse a conocer y para atraer a posibles compradores, reactivando así el mercado y un tejido empresarial del que depende buena parte de la actividad y del empleo en Santander y en Cantabria».