El Gobierno prohíbe el movimiento de ganado de zonas con casos de brucelosis

El Gobierno prohíbe el movimiento de ganado de zonas con casos de brucelosis
/ Antonio 'Sane'
  • Los municipios de la Hermandad de Campoo de Suso, Valdeolea y Campoo de Yuso no podrán dar salida a sus animales salvo que vayan a cebadero o matadero

La Consejería de Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación ha publicado una resolución con medidas extraordinarias contra la brucelosis bovina en Cantabria que incluye la prohibición de salida de animales bovinos de los municipios de la Hermandad de Campoo de Suso, Valdeolea y Campoo de Yuso, salvo con destino a matadero o, en caso de animales menores de 12 meses, a cebadero o matadero.

Además, la resolución, publicada hoy en una edición extraordinaria del Boletín Oficial de Cantabria (BOC) prohíbe el movimiento de trashumancia desde los municipios de la Hermandad de Campoo de Suso, Cabuérniga, Valdeolea y Campoo de Yuso.

Asimismo, la resolución, con efectos a partir de este mismo viernes, deniega la autorización del movimiento de ganado bovino procedente de Cantabria al pasto ubicado en el municipio de Brañosera, Palencia.

Las medidas se mantendrán hasta que la situación epidemiológica de la brucelosis indique que ya no se dan las circunstancias que dieron lugar a su establecimiento.

La Consejería explica que el brote de brucelosis que se produjo en la Comarca de Reinosa en 2016 afectó, fundamentalmente, a explotaciones del municipio de la Hermandad de Campoo de Suso que acudieron al pasto comunal de Hijar.

Dicho brote se extendió a finales de 2016 y principios de 2017 tanto al municipio de Valdeolea como a la comarca de Cabezón de la Sal, afectando a explotaciones que aprovecharon el pasto de la Mancomunidad Campoo-Cabuérniga y confirmando la enfermedad en explotaciones de Cabuérniga y de Los Tojos. Igualmente se ha producido un caso confirmado en una explotación de Campoo de Yuso en 2017.

Los servicios veterinarios oficiales de Castilla y León han detectado un potente foco de brucelosis, con gran número de animales serológicamente positivos en reses ubicadas en el pasto de Salcedillo, colindante al de Brañosera y muy relacionado con el mismo, lo que podría suponer la posible presencia del microorganismo causal de la enfermedad en el propio pasto de Brañosera.

Las explotaciones cuyas reses aprovechan los pastos de Brañosera proceden de municipios distintos (Enmedio, Rionansa, Guriezo, Los Corrales de Buelna, San Felices de Buelna, Lierganes, Puente Viesgo, Cabuérniga, Molledo, Valdaliga, Cabezón de Liébana, Cabezón de la Sal, Torrelavega, Tudanca, Herrerías, Ribamontán al Mar), ubicados la mayoría de ellos en zonas libres de la enfermedad, por lo que el contagio de alguna de esas explotaciones puede suponer una importante difusión de la enfermedad en áreas de esta comunidad hasta ahora indemnes de la misma, argumenta la Consejería.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate