Díaz Tezanos y Zuloaga abren la batalla interna por hacerse con el control del PSOE

Díaz Tezanos y Zuloaga, durante la presentación de sus candidaturas.
Díaz Tezanos y Zuloaga, durante la presentación de sus candidaturas. / A. Fernández | L. Palomeque
  • La secretaria general se rodea de seis alcaldes en su presentación mientras más de 300 personas arropan al edil de Bezana en su puesta de largo

La historia del socialismo cántabro rebosa de episodios de guerras fratricidas, que han dejado por el camino abundantes cadáveres políticos. Esa pulsión ha vuelto a desatarse con la operación, impulsada por el sector 'sanchista' –formado por los principales valedores de la campaña en el proceso de primarias que culminó con la vuelta de Pedro Sánchez a la Secretaría General–, para arrebatar a Eva Díaz Tezanos, actual líder y vicepresidenta del Gobierno, y su núcleo duro el liderazgo del PSC-PSOE e iniciar una "etapa de renovación". Una batalla interna en la que medirá sus fuerzas con el alcalde de Bezana, Pablo Zuloaga, que ayer presentó sus credenciales en un acto multitudinario con más de 300 personas en Torrelavega, en lo que se convirtió en el primer pulso de las primarias que se celebrarán el 16 de julio y, si se dan las condiciones, provocar un congreso de confrontación el día 30 de ese mismo mes.

Sin complejos, como heredera de Pedro Sánchez y del PSOE histórico a partes iguales, de las políticas "transformadoras" y de la paz interna, capaz de coser el partido, dio Díaz Tezanos el pistoletazo de salida a su campaña. Así se presentó. La secretaria general apartó los fuegos artificiales y se decantó por una puesta de largo austera en la que estuvo solamente acompañada por una decena de personas. Se rodeó de seis regidores y eligió Bonifaz, la sede del partido, como escenario. Con esta sencilla escena trató de lanzar un mensaje más de puertas para dentro del partido, para los militantes y afiliados, que para la galería: el de una necesaria transición ordenada. Así lo intentó hasta el último momento en las negociaciones, recordaron desde su equipo, para evitar "el cuerpo a cuerpo que ponga en peligro la unidad del partido". El primer gesto fue el anuncio de José Guerrero de abandonar la primera línea, una de las exigencias de sus oponentes. Y, a continuación, poner sobre la mesa el acuerdo para presentar una lista de integración que otorgaba el 60% de los puestos de la futura Ejecutiva a los seguidores del actual líder nacional. Un pacto que "estaba cerrado" y que Zuloaga "rompió unilateralmente", como ella misma criticó ante los micrófonos.

Ver más
  • FotogaleríaLa candidatura de Díaz Tezanos

  • FotogaleríaLa candidatura de Zuloaga

En un intento de evitar que Zuloaga se erija como el candidato de Sánchez en Cantabria, ya que cuenta con el apoyo de Pedro Casares, que acaba de conseguir un puesto en la nueva Ejecutiva nacional, y de los tres representantes del Comité Federal, Díaz Tezanos recalcó hasta en dos ocasiones que la suya es una candidatura de "apoyo al secretario general". "Yo en el mismo momento en que se celebraron las primarias lo primero que hice fue cerrar filas en torno a él" reiteró, a pesar de que durante la campaña se puso de perfil para evitar pronunciarse a favor de ningún aspirante. Aún así insistió en que "es un error poner etiquetas" a las candidaturas, y en que si alguien quiere hacerlo es porque existen "otro tipo de intereses".

Y, en esa apuesta por el cambio, su equipo evitó que apareciera rodeada de la 'vieja guardia' del partido. Ni siquiera su número dos y consejero de Educación, Ramón Ruiz, estuvo en el acto. Se decantó por un paseo acompañada, entre otros, por el secretario de Organización del partido en Cantabria y alcalde de Colindres, Javier Incera, y por los primeros espadas de Santoña, Sergio Abascal; Val de San Vicente, Roberto Escobedo; Peñarrubia, Secundino Caso; Molledo, Teresa Montero; Limpias, Mar Iglesias; y Piélagos, Verónica Samperio. Flanqueada por ellos, recalcó que "representa a la izquierda que está llevando a cabo políticas en el Gobierno regional y los gobiernos municipales que están transformando y mejorando la vida de la gente".

Díaz Tezanos insistió en la necesidad de "trabajar para recuperar el espacio político" del PSOE en Cantabria y reivindicar la "renovación" que emprendió en el partido desde que fue elegida secretaria general, en el año 2012.

Nada que ver con su oponente. Pablo Zuloaga realizó una verdadera exhibición de músculo en la capital del Besaya. Más de 300 personas –entre alcaldes, secretarios generales, históricos militantes y bases de toda la región– arroparon al alcalde de Bezana en la presentación de una candidatura "que quiere recuperar el PSOE para los militantes", "aumentar la formación que se proporciona a sus dirigentes" y "escuchar a las agrupaciones locales". En un discurso vitalista pero sin pelos en la lengua –que recordaba a los de Pedro Sánchez durante la campaña–, el candidato lanzó un par de dentelladas a la yugular de la actual dirección regional para responder a su intento de frenar las primarias y les recordó "que el futuro del partido no se elige entre diez personas en un despacho" y que "los que piensen eso no han entendido nada". "Tenemos que trabajar de dentro afuera, recuperar el pulso de las agrupaciones, atender a los grupos municipales, porque yo sé lo que es vivir la soledad y que Bonifaz no te haga caso", dijo en una crítica directa a la gestión de Díaz Tezanos. "No podemos desatender al partido cuando llegamos al Gobierno. No puede ser una herramienta que se aparque cuando se está en el Ejecutivo y se recupera cuando se está en la oposición", remachó.

Entre aplausos y con el puño en alto al sonido de 'La Internacional', Zuloaga dijo que, como a nivel nacional, hay que conseguir "despertar" el partido para poder crecer y para "salir del bache en el que llevamos tantos años metidos". Por ello, abogó por hacer una "campaña en positivo", en la que ya "no valen las marcas de 'sanchismo', 'susanista' o 'patxista'. Eso ya pasó, ahora somos compañeros que apuestan por un modelo".

Antes del candidato hasta seis personas ejercieron de teloneros. El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, abrió el acto como anfitrión para mostrar su apoyo "incondicional" al candidato y recordó que unas primarias "no dividen, sino que hacen al PSOE más fuerte". Tras él siguieron María Jesús Martín, antigua número uno de Piélagos; Gustavo García (del sindicato UGT); Maite Esteban, militante de Santoña; Josefina Gonzalez, alcaldesa de Los Corrales de Buelna; y Agustín Molleda, regidor de Cartes; todos ellos defendieron que "la militancia va a elegir con absoluta libertad a su secretario general, porque las primarias son uno de los principales valores que tiene el PSOE".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate