Los accesos al estadio se cerrarán al tráfico para el concierto de Iglesias

El 15 de julio, sábado, habrá un dispositivo especial con varias decenas de agentes desplazados de otras regiones para velar por la seguridad del recital

D. M. SANTANDER.

La Delegación del Gobierno en Cantabria está preparando un dispositivo especial para mantener la seguridad el próximo 15 de julio durante el concierto de Enrique Iglesias en El Sardinero, dispositivo que incluye el cierre de parte del perímetro del recinto desde primera hora de la tarde hasta que concluya el recital. Los responsables de velar por que ningún contratiempo amargue la fiesta han celebrado ya dos reuniones de planificación y mañana tendrá lugar la tercera y definitiva para concretar todo el despliegue de fuerzas de seguridad y servicios de emergencia.

Además

Los primeros en hablar en esa cita serán los agentes de inteligencia, que pondrán sobre la mesa los riesgos más evidentes en el marco del nivel 4 antiterrorista -el nivel 5 es el mayor- en el que se encuentra todo el país desde hace justo un año. En función de sus informes, se optará por uno de los tres escenarios diseñados. El primero, de menor riesgo, implica un operativo similar al de un día de fútbol. El segundo recoge restringir al tráfico las calles que rodean los Campos de Sport desde la glorieta de Galicia -frente al Palacio de los Deportes- hasta la de la calle Doctor Fleming -junto a Mesones- y, por último, el tercer escenario amplíaría el cerco unas manzanas hasta la avenida del Estadio. De esta forma, y aunque no hay indicio alguno que apunte a actos de este tipo y sólo se sigue el protocolo establecido a escala nacional, se busca evitar atentados con vehículos pesados como los ocurridos en los últimos meses en distintas ciudades europeas.

Lo que es seguro es que el despliegue de agentes será «muy importante». Similar al que ya se vio en Santander durante la inauguración del Centro Botín o la fase final de la Copa del Mundo de Vela, hace pocas semanas. Varias decenas de efectivos llegarán de otras regiones para colaborar con los destinados en Cantabra. Sobre el terreno habrá policía judicial, de información, agentes con perro para la detección de explosivos, especialistas en desactivación y unidades de seguridad ciudadana como la UPR.

La seguridad privada se encargará del control de acceso -todas las puertas tienen que estar abiertas- y se sumarán al operativo la Policía Local para colaborar en labores de tráfico, bomberos, Protección Civil y sanitarios del 061.

Fotos

Vídeos