El área comercial del nuevo Valdecilla sigue sin abrir tras más de dos años de retraso

El espacio destinado a la galería comercial del nuevo Valdecilla está terminado y vacío desde febrero/Roberto Ruiz
El espacio destinado a la galería comercial del nuevo Valdecilla está terminado y vacío desde febrero / Roberto Ruiz

La Fundación Valdecilla se muestra «molesta» por «la falta de diligencia de la concesionaria» tras incumplirse las sucesivas fechas barajadas para el estreno de la galería

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

A estas alturas, ni siquiera desde la Fundación Valdecilla se atreven a aventurar una fecha probable para la apertura de la galería comercial de las Tres Torres. Ya han perdido la cuenta de las veces que se ha dado por hecho que ya estaba «a punto» y al final han visto pasar las hojas del calendario sin que la empresa concesionaria de esta superficie (Estacionamientos Controlados Masaveu) haya cumplido con los plazos estimados.

El pasado mayo, el gerente de la Fundación, Joaquín Ruiz Sisniega, confiaba en que el estreno sería inminente, una vez firmados los términos del acuerdo de la concesión –cabe recordar que la entidad pública es propietaria del espacio aunque la empresa se encarga de gestionarlo, tal y como se estableció en el convenio suscrito en 1992 por una duración de 50 años–. Antes, se había dado casi por hecho que abriría sus puertas en marzo. Pero ni una fecha ni otra.

La empresa se niega a informar de las razones que impiden ocupar ya los locales comerciales

«Aquí seguimos a la espera, esto es el cuento de nunca acabar», confiesa uno de los responsables de un negocio que aspira a convertir en clientela a trabajadores y visitantes del centro médico. Cuándo se ocuparán los locales comerciales distribuidos en los cerca de 2.000 metros de superficie de la galería es toda una incógnita. Aunque la idea era que estuviera acondicionada y en marcha coincidiendo con la apertura del nuevo hospital, lo cierto es que nada más lejos de la realidad.

Tampoco llegó a tiempo cuando se culminó el traslado con la integración de la Residencia Cantabria, el verano pasado. Su retraso interfirió incluso en la apertura de la nueva cafetería, que no solo vio retrasado su estreno sino que tuvo que acabar abriendo de forma provisional sin tener acceso directo por el hall principal, bloqueado por las obras en la galería.

Al final, los trabajos de acondicionamiento finalizaron y en febrero se abrió el pasillo que comunica con la cafetería.Fue el último avance visible. Desde entonces, solo hay compartimentos acristalados vacíos.

La concesionaria, tajante con su política de comunicación cero, no ha accedido tampoco en esta ocasión a informar a este periódico del curso de los trámites ni a explicar si hay alguna clase de impedimento para poner en marcha la zona comercial o simplemente está dando prioridad a otros proyectos simultáneos.La firma, responsable del parking de Valdecilla Norte, con 698 plazas para coches y 9 para motocicletas, gestiona también el aparcamiento subterráneo de Numancia, donde acaba de acometer una reforma, aunque su red se extiende por distintas ciudades de la geografía nacional.

Y mientras, los futuros negocios que se instalarán en la planta baja de las Tres Torres, que en su mayoría son los antiguos inquilinos de la galería derribada en 2011 con motivo de las obras del nuevo hospital –en su día se les garantizó la continuidad una vez se concluyera la construcción– esperan a que termine la sucesión de demoras. Entre ellos, figuran una sucursal bancaria, una joyería, una mercería, un quiosco, una confitería, una floristería y una oficina de una funeraria, una perfumería y dos negocios hosteleros.

Las justificaciones

Primero fueron los trámites de las licencias de obra y de actividad; después los imprevistos en los trabajos de división de los espacios; más tarde la negociación con la Fundación Valdecilla sobre la actualización del canon y el reparto de los ingresos que generen tanto el parking como el alquiler de la zona comercial. Pero después de superar todo eso, tampoco el verano será el momento para ver culminado el proyecto.

La Fundación Valdecilla, que firmó el acta de concesión para su entrada en vigor a partir del 1 de junio y hasta el 18 de agosto de 2048, admite su «malestar» por «la falta de diligencia de la concesionaria». Se ha tardado tanto desde que se produjeron los primeros contactos con los arrendatarios, hace más de dos años, que alguno ya se está replanteando si reabrir o cambiar el modelo de negocio. Una circunstancia en la que parece haber influido la instalación de un Carrefour Express, una de las novedades que incorporará la nueva galería.

Ver más

Fotos

Vídeos