La Audiencia de Cantabria absuelve a un hombre acusado de violar a su exmujer

La Audiencia de Cantabria absuelve a un hombre acusado de violar a su exmujer
Cantabria

El Tribunal sostiene que el testimonio de la víctima no es prueba suficiente para acabar con la presunción de inocencia, pero le condena por unos mensajes amenazantes

DM .
DM .Santander

La Audiencia de Cantabria ha absuelto a un hombre del delito de violación que le atribuía la Fiscalía, que le acusaba de haber agredido sexualmente a su exmujer en compañia de otros dos hombres. Aunque el tribunal rechaza la conclusión de la Fiscalía, sí condena al acusado por un delito de quebrantamiento de condena y amenazas ya que envió unos 'whatssap' a su exmujer pese a que tenía prohibido comunicarse con ella.

En esos 'whatsapp', entre finales de diciembre de 2016 y primeros de enero de 2017, la insultaba y la amenazaba, con la intención de amedrentarla. La Audiencia sí considera probado que el hombre mandó los mensajes y le condena a un año y siete meses de cárcel por quebrantamiento de condena y por un delito de violencia de género en la modalidad de amenazas leves. También le prohibe acercarse y comunicarse con su ex mujer durante un año y nueve meses.

Sin embargo, la Audiencia no condena por violación, como pedía el Ministerio Fiscal, y absuelve a este acusado para el que solicitaba 17 años de cárcel, y al otro hombre que se sentó con él en el banquillo, y al que el fiscal señaló como cooperador en los hechos, con petición de pena de ocho años.

La Fiscalía, en un relato de hechos que la Audiencia tira por tierra, aseguraba que a mediados de enero, cuando la mujer estaba por la calle, fue introducida por la fuerza en un vehículo ocupado por tres hombres: su marido, el otro acusado que ha sido absuelto y un tercero no identificado. Según el Ministerio Público, llevaron a la mujer en el automóvil a una zona de bosque «relativamente alejada de núcleos urbanos», donde los tres hombres sujetaron y quitaron violentamente los pantalones a la mujer, y donde, según el fiscal, su marido la violó.

En la sentencia contra la que cabe recurso, y que ha consultado Efe, la Audiencia no considera que se hayan probado esas acusaciones porque no ve que el testimonio de la mujer pueda ser prueba suficiente como para desvirtuar el derecho a la presunción de inocencia de los acusados, tal y como sostenían sus letrados, Manuel Fernández Garrido y Severino Cano.

El tribunal destaca que no ha podido llegar «al razonable, pleno y absoluto convencimiento, con el grado de certeza exigible en materia penal», de que se haya cometido la violación. Los magistrados resaltan las «contradicciones relevantes» en las declaraciones de la mujer, que su relato no ha sido persistente y que no ha contado siempre lo mismo.

La Audiencia también subraya que los acusados han negado «tajantemente» los hechos denunciados, en la instrucción y en el juicio la ex pareja de la mujer, y en instrucción el otro acusado, que no declaró en la vista. Y agrega que no hay elementos de corroboración de esa denuncia, ya que no existen testigos de los hechos ni prueba documental o pericial que acredite que se cometieran, al haberse destruido los vestigios que pudieran existir, como prendas de vestir.

También dice que la mujer no fue a un centro médico hasta meses después de la supuesta agresión, de modo que se imposibilitó «la data y etiología de las lesiones» que sufrió y no se puede determinar si coinciden con el momento de los hechos.

Los magistrados consideran además que en los mensajes que se enviaba la pareja se refleja «una evidente enemistad, resentimiento y agresividad», lo que, a su juicio, lleva a que no se puedan descartar tajantemente ánimos espurios en la denuncia. Sobre el acusado que no declaró en el juicio, la Audiencia subraya que no se puede deducir su culpabilidad por no haber dado explicaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos