Aumenta un 55,2% el número de mujeres atendidas en los juzgados de violencia de género de Cantabria

Aumenta un 55,2% el número de mujeres atendidas en los juzgados de violencia de género de Cantabria
Luis Palomeque

El verano -de julio a septiembre- se cierra con cifras desalentadoras en las que no solo crece el número de denuncias sino el número de víctimas

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

Más mujeres afectadas por la violencia de género, más denuncias y, de ellas, más presentadas por la propia víctima. 92 medidas de protección dictadas en tres meses, 59 hombres enjuiciados y una mayoría de víctimas españolas. Solo un dato en descenso, el de número de mujeres que renuncian a acogerse a la dispensa legal que las exime de declarar.

Es el escenario que revela en Cantabria el informe que trimestralmente difunde el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género que ha dado a conocer el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, que destaca unas cifras que con «incrementos importantes» entre julio y septiembre de este año, respecto al mismo periodo del año pasado.

En total, las denuncias presentadas ante los juzgados de violencia de género de Cantabria crecieron un 34,1 por ciento en este trimestre, hasta las 570, mientras que el número de mujeres que figura en ellas aumentó un 55,4% y alcanzó las 579. Con estas cifras, Cantabria se presenta la sexta tasa de violencia -19,5 por cada 10.000 mujeres- más elevada de España, frente a una tasa nacional de 17,23. En el conjunto del país también aumentaron las denuncias y las mujeres que aparecen en ellas como víctimas pero mucho menos que en Cantabria, un 11,7 y un 14,1 por ciento, respectivamente.

El informe del Observatorio recoge, asimismo, un incremento de las denuncias presentadas por las propias víctimas: 38 en el juzgado (un 46,2% más) y 350 en comisaria (un 110,8 % más). Otras 110 fueron presentadas por servicios asistenciales y terceras personas, 38 por parte de lesiones remitidos por los servicios sanitarios y 34 por intervención policial, mientras que no se recibió ninguna denuncia de familiares en este periodo.

En 28 casos- menos del 5 por ciento del total- la víctima se acogió a la dispensa legal de no declarar como testigo, lo que supone una disminución del 22,2 por ciento respecto a un año antes.

Además, durante el tercer trimestre se solicitaron en los órganos judiciales de Cantabria 92 medidas de protección, de las que los jueces acordaron 61. Estas órdenes se tradujeron en 185 medidas judiciales, 160 de carácter penal y 25 de tipo civil.

Entre las primeras, las más frecuentes fueron la prohibición de comunicación (66) y el alejamiento de la víctima (53), seguidas de la suspensión de la tenencia y uso de armas (23). Asimismo se acordó la prohibición de volver al lugar del delito en catorce ocasiones, se privó de libertad en otra ocasión y se acordó la salida del domicilio en otra.

En la mayoría de los casos en los que se solicitaron órdenes o medidas, la mujer era española y mayor de edad (75 ocasiones). En otras dieciséis se trataba de mujeres extranjeras mayores de edad, y en un caso la víctima era menor de edad y española.

Durante el tercer trimestre 59 hombres fueron enjuiciados (45 españoles y seis extranjeros) y el 86,44 por ciento resultaron condenados. Ocho quedaron absueltos, todos ellos españoles.

En el 45,65 por ciento de las ocasiones existía un matrimonio o una relación afectiva entre la denunciante y el denunciado en el momento de producirse la agresión, mientras que en el 54,35 por ciento de los casos el vínculo ya estaba disuelto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos