Buruaga: «El Gobierno engaña a los ciudadanos con un presupuesto falso»

Buruaga: «El Gobierno engaña a los ciudadanos con un presupuesto falso»
Roberto Ruiz

La presidenta del PP niega que el presupuesto sea social, como dice Sota, porque sube los impuestos

EFESantander

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha afirmado hoy que el Gobierno regional «intenta engañar» a los ciudadanos con «un presupuesto falso, inflado en los ingresos e infradotado en los gastos», y ha avisado de que «no es un proyecto social porque sube los impuestos».

Pendiente de un análisis en profundidad del proyecto de ley de presupuestos que el Gobierno ha remitido hoy al Parlamento, la presidenta del PP ha dicho que un estudio inicial «permite corroborar lo que el PP ha advertido en las últimas semanas«: que el Gobierno «ha mentido a la Airef y al Ministerio y ahora miente a los ciudadanos».

Según la dirigente popular, «el presupuesto engorda la deuda y es falso» porque está «inflado en sus ingresos, infradotado en los gastos» para los servicios públicos esenciales y con unas inversiones «que no va a poder ejecutar porque las tendrá que recortar durante 2018 para cuadrar las cuentas».

Presupuestos de Cantabria 2018

La presidenta del PP ha calificado de «mucho más falso» que el presupuesto sea social porque sube los impuestos a los cántabros mediante una reforma fiscal de efecto inmediato, «que tiene un ánimo recaudatorio, que castiga fundamentalmente a las rentas medias y altas y que tendrá un impacto de 25 millones».

Para Buruaga, el presupuesto del año que viene no incentiva la actividad económica y penaliza el crecimiento económico, la creación de empleo estable y la competitividad.

Además, ha criticado que el presupuesto llegue al Parlamento «huérfano de diálogo» y «sin concertación política social», y que se haya enviado tarde «porque los socios de Gobierno no han sido capaces de ponerse de acuerdo antes en las prioridades para Cantabria».

La presidenta del PP ha concluido que el presupuesto no responde a un proyecto de región, sino «a un mero reparto de intereses partidistas entre socialistas y regionalistas».

Fotos

Vídeos