Los candidatos a liderar el PSOE cántabro, frente a frente

Los dos candidatos a liderar el PSOE cántabro.
Los dos candidatos a liderar el PSOE cántabro. / DM .

La guerra fraticida entre la secretaria general del partido, Eva Díaz Tezanos y el alcalde de Bezana, Pablo Zuloaga

M. P. | E. M. | S. IZQUIERDOSantander

La historia del socialismo cántabro rebosa de episodios de guerras fratricidas, que han dejado por el camino abundantes cadáveres políticos. Esa pulsión ha vuelto a desatarse con la operación, impulsada por el sector 'sanchista' –formado por los principales valedores de la campaña en el proceso de primarias que culminó con la vuelta de Pedro Sánchez a la Secretaría General–, para arrebatar a Eva Díaz Tezanos, actual líder y vicepresidenta del Gobierno, y su núcleo duro el liderazgo del PSC-PSOE e iniciar una "etapa de renovación". Una batalla interna en la que medirá sus fuerzas con el alcalde de Bezana, Pablo Zuloaga y, si se dan las condiciones, provocar un congreso de confrontación el día 30 de ese mismo mes.

Eva Díaz Tezanos (Secretaria general del PSOE): Una vida volcada en cuerpo y alma a la política

Pelea en esta campaña con el sambenito de ser el aparato, la ‘vieja guardia’, frente a la ola de renovador que promulgan los ‘sanchistas’. Pero Rosa Eva Díaz Tezanos –en el partido la llaman Eva– cambia esa etiqueta por la de «experiencia», aquella que ya le hizo ganar el congreso de 2012 aFrancisco Mañanes y, tres años más tarde, a sacar a sus cinco diputados todo el rédito posible en su pacto de Gobierno. La mujer que se dispone a reeditar el liderazgo como líder de la organización nació hace 53 años en Puente San Miguel y creció en una familia de mineros. Su padre, Máximo, trabajó toda su vida en la mina que AZSA explotaba en Reocín, mientras Casilda, su madre, se ocupaba de las tareas del hogar y del cuidado de sus dos hijas, Rosa Eva y Gemma, a la que está muy unida.

Aquella joven ya tenía el gusanillo de la política en el cuerpo cuando dirigió sus pasos hacia la carrera de Derecho, que cursó en la Universidad Cantabria. En 1992 abrió su propio despacho de abogados en Puente San Miguel. Tres años después, en 1995, fue elegida concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Reocín, municipio del que poco después su esposo, Germán Fernández, fue elegido alcalde.

Eva Díaz Tezanos

Pero Díaz Tezanos lleva la política en la sangre, y en 1999, cuando es elegida diputada, cuelga la toga para dedicarse en exclusiva y a tiempo completo al cargo público y al partido. No podía abarcarlo todo, dicen sus próximos. Y es que en 1997 entró a formar parte de la Ejecutiva Regional del PSOE de la mano de Jaime Blanco. Seguía siendo además edil de Reocín y parlamentaria. Su apuesta por el partido fue total cuando Dolores Gorostiaga accedió a la dirección de la organización (2000-2012). Los cuatro primeros años fue secretaria de Política Institucional, donde desempeñó una buena labor recorriendo todos los municipios y agrupaciones. Luego fue vocal (2004-2008) y, después, vicesecretaria general (2008-2012). En el último congreso tomó el timón de partido después tras ganar las primarias a Mañanes. En estos cinco años «ha conseguido acabar con las divisiones internas y devolver a su cauce las aguas turbulentas», recuerdan un leal colaborador, un ‘milagro’ que se obró con el fichaje de muchos de sus críticos para el Gobierno cuando se convirtió en vicepresidenta.

Todos los que la conocen ensalzan sin excepción su «capacidad de trabajo», que es minuciosa y rigurosa a la hora de preparar los temas, máxime ahora que lleva desde hace dos años la macroconsejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social. «A eso no la gana nadie», dicen desde su entorno, que reconocen que «trabaja de siete de la mañana a doce de la noche, y también los fines de semana».

Si algo le reprochan los críticos es que desde que reeditó el pacto con el PRC y volvió al Gobierno tiene abandonado al partido. «Tiene una vida muy centrada en el Ejecutivo», un fallo que ella misma ha reconocido en el último Comité Regional. Fuera de la política, Rosa Eva es una lectora voraz y aborrece la televisión. Sus otras pasiones son viajar y montar en bicicleta, algo que desde que es vicepresidenta no puede practicar tanto como le gustaría.

Pablo Zuloaga

Pablo Zuloaga (Alcalde de Bezana): Un ingeniero para revolucionar el PSOE

Cuando Pablo Zuloaga (Santander, 30 de abril 1981) se afilió a los 22 años a Juventudes Socialistas no imaginaba que acabaría peleando por hacerse con el liderazgo del partido frente al mismo aparato que le arropó cuando era uno de sus ‘cachorros’. Fue aquella fatídica noche del 1 de octubre en la que el Comité Federal terminó tumbando al primer secretario general del PSOE elegido por el voto directo de todos sus militantes, Pedro Sánchez, la que prendió la mecha de la revolución. El PSOE vivió su día más caótico, agónico y esperpéntico en más de 40 años y él, junto al 70% de la militancia, decidió dar un paso al frente para devolver el puño y la rosa a la militancia y «renovar» el partido.

La oportunidad de diseñar su propio perfil político le llegó a este ingeniero de Obras Públicas, graduado en Ingeniería Civil y máster en Comercio, Transporte y Comunicación Internacional, en Bezana. Su aspiración era arrebatar el bastón de mando al PP en uno de sus feudos. Un reto que logró hace dos años, en mayo de 2015, cuando aspiró por primera vez a la Alcaldía después de alcanzar su particular gobierno a la ‘portuguesa’. Nada menos que cuatro grupos, PSOE, PRC, ADVI e IU-Ganemos, dirigen conjuntamente el Ayuntamiento. Zuloaga ha impulsado proyectos de cierto calado para sus vecinos, como la creación de un centro cívico en Bezana o la rehabilitación del consultorio de Soto de la Marina.

De sus primeros pasos en el partido conserva su amistad con Pedro Casares, el hombre con el que recorrió la región en busca de apoyos para Sánchez y que ahora ha sido premiado con un puesto en la Ejecutiva nacional desbancando a la propia Eva Díaz Tezanos. Un tándem, Pedro y Pablo, Pablo y Pedro, que ha servido a sus detractores para bautizarles con sorna como ‘Los Picapiedra’, «porque quieren llegar aquí sin dejar rehenes después de romper unilateralmente el acuerdo de una lista de integración en el que se les ofrecía el 60% de la Ejecutiva», recalcan desde Bonifaz.

Una tentadora oferta que, sin embargo, no convenció a este defensor de las primarias, que es miembro del Comité Ejecutivo Regional que ahora aspira a renovar desde 2007 y que piensa que «en el PSOE las decisiones ya no las pueden tomar diez en un despacho».

Quienes le conocen dicen que es «divertido», «cercano», «dispuesto a arrimar el hombro» y que, a diferencia de otros, «no se ha dedicado a vivir de las siglas». Ha desarrollado su experiencia profesional de más de diez años como ingeniero en empresas de construcción de Cantabria y País Vasco, y además ha sido autónomo.

Amante del surf, aunque sus obligaciones no le permiten practicarlo demasiado, suele ir al trabajo en bicicleta. Es padre de un niño de cuatro años, con el que le gustaría pasar más tiempo, y se considera una persona tenaz. Sus fieles creen que, si gana las primarias, no tendrán problemas en coser el PSOE, porque heredó un grupo municipal dividido y fue capaz de recomponerlo en un tiempo récord. «Él, a diferencia de otros, no tiene que gastar ni un minuto en declararse ‘sanchista’», apuntan. No hace falta más que entrar en su despacho y mirar la foto con el líder que tiene sobre su mesa.

Fotos

Vídeos