Cantabria registra el mayor porcentaje de jóvenes inactivos laboralmente, un 51%

Cantabria registra el mayor porcentaje de jóvenes inactivos laboralmente, un 51%
Javier Cotera

Un 35% de los jóvenes menores de 30 años y en edad de trabajar tiene un empleo en Cantabria (25.218 de un total de 70.404), y apenas un 19% está emancipado, según UGT

Pablo Pruneda
PABLO PRUNEDA

Un joven de entre los 16 y los 30 años y residente en Cantabria promedio tendrá un 35% de tener un empleo, un 19% de estar en el paro y un 51% de encontrarse inactivo laboralmente, este último es el porcentaje más alto de todas las autonomías españolas. En concreto, de los algo más de 70.400 habitantes menores de 30 años y en edad de trabajar de la región, 25. 218 trabajan y el resto (45.186) se encuentran en paro o situación de inactividad laboral.

Son los datos de un estudio de la UGT con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Juventud este sábado, 12 de agosto, y que además añade que del total de jóvenes, apenas un 19% (25.218) ha logrado emanciparse del hogar juvenil.

El informe, elaborado con estadísticas oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud, destaca por un lado la pérdida de más de la mitad de los empleos que se registraban en el año 2008 en estas edades y el consecuente exilio de casi un 28% de la juventud cántabra que desde el inicio de la crisis ha tenido que dejar la región en busca de una oportunidad mejor fuera de la autonomía o de España. Así, entre los años 2008 y 2016, la población menor de 30 años en edad de trabajar se redujo en Cantabria en más de 27.000 (de 97.419 a 70.404), casi el mismo número que han perdido su empleo desde entonces (-27.106).

Casi un 28% de la juventud cántabra ha tenido que dejar la región desde el inicio de la crisis en busca de una oportunidad laboral

A ello se une, de acuerdo con el informe de UGT, la pérdida de población y de ocupados registrada en Cantabria en el mismo período entre los habitantes con una edad comprendida entre los 30 y los 34 años, cuyo número ha disminuido casi un 30 %, con 14.803 menos.

En España, la evolución de la juventud es similar a la de Cantabria, aunque con pérdidas menos acusadas de población (-21 %) y de empleos (-47 %), que no evitan que la tasa de emancipación o el porcentaje de los que residen en su propia vivienda sea apenas cuatro décimas superior al de la región, con un 19,5 % (1.269.929 jóvenes emancipados de un total de 6.495.949).

Jóvenes menores de 30 años en Cantabria

35% (25. 218)
Tienen un empleo
19% (9.177)
Están en paro
51% (36.009)
Inactivos laborales

Anclados en casa de los padres

A finales de 2016, la tasa de desempleo juvenil en Cantabria (19,1%) era una de las más altas a nivel nacional y había experimentado un incremento progresivo en los últimos cuatro años. Es una consecuencia de los bajos salarios que perciben los jóvenes y del incremento de los alquileres en Cantabria durante el último año.

Iván Gómez, secretario de Empleo de la Organización Juvenil de UGT en Cantabria, señala que esta tasa es la más alta de los cuatro últimos años , aunque matiza que «desde el año 2012 ya se registraban las tasas de emancipación más bajas del país». A su juicio, si sube ahora «no es porque el número de jóvenes emancipados aumente, sino porque baja, y mucho, la población de estas edades sobre la que se calcula la tasa».

De lo casi 70.400 jóvenes cántabros, tan solo un 19% (25.218) ha logrado emanciparse del hogar paterno

Con este nivel salarial, un joven en edad de trabajar menor de 30 años tendría que destinar más de un 58 % de su salario para poder disponer de un hogar propio, en concreto un 58,6 % para uno en propiedad y un 58,3% para uno en alquiler, según el último Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España, que intercala información estadística de distintos ministerios del Gobierno español.

Para Gómez, la mayoría de los jóvenes de Cantabria no pueden acceder a una vivienda propia debido a una situación de desempleo o inactividad laboral, por lo que no disponen de salario propio. Los que disponen de empleo e ingresos mensuales en su mayoría tampoco pueden acceder a una vivienda porque «es casi inaccesible con sus salarios actuales, y con casi un 40 % de empleos a tiempo parcial»

Según el salario neto medio de un joven de entre los 16 y 30 años afinales de 2016, sería necesario destinar más de un 58% de su salario para poder disponer de un hogar propio, en concreto un 58,6 % para uno en propiedad y un 58,3% para uno en alquiler, según el último Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España.

Programa de Garantía Juvenil

Casi 21.500 jóvenes en Cantabria han conseguido trabajo gracias al programa de Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven (EEEJ), que integra la Garantía Juvenil, desde su creación por el Gobierno en el año 2013.

Por regiones, Andalucía, con 540.000 beneficiarios es la comunidad donde más jóvenes se han aprovechado de este programa, seguida de Madrid (313.000), Cataluña (262.000) y la Comunidad Valenciana (211.000). En el extremo opuesto se sitúa Cantabria, que solo supera a La Rioja (8.096 jóvenes).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos