Ignacio Diego rompe su silencio: «Somos del PP, cántabros y españoles»

Ignacio Diego y Ramón Arenas se saludan en la entrada del restaurante del Club Náutico de Laredo. / Daniel Pedriza

Ignacio Diego rompió ayer su silencio en la comida que compartió en Laredo con 180 amigos: «El PP no es nuestro, porque somos peones, fichas y trabajadores del partido»

Abel Verano
ABEL VERANOLaredo

Ignacio Diego rompió ayer su silencio en la anunciada 'comida de amigos' que se celebró ayer en el Club Náutico de Laredo y que reunió a 180 personas afines al exlíder del Partido Popular. En su intervención, Diego defendió el partido, la gestión de Rajoy y dejó claro que los allí presentes -nadie de la actual dirección- «somos amigos, y todos del Partido Popular».

Sus primeras palabras fueron para hacer un ejercicio de exaltación de la amistad y subrayar el significado que tiene para él ese término. «La amistad es algo que está por encima de las disputas. Es algo que se siente sin más. Y yo lo que siento por todos vosotros es aprecio, cariño y profundo respeto, porque sois gente con unos valores y principios que compartimos desde hace tiempo. Y eso es un orgullo para mí».

El diputado popular también se refirió a los militantes que están del lado de la presidenta del PP, María José Sáez de Buruaga, y lamentó que «no se hayan molestado en conocernos mejor por más que sean compañeros nuestros desde hace años». «Si se hubieran molestado en conocernos mejor, sabrían que hoy estamos aquí amigos, todos del PP». Eso sí, Diego dejó claro que «el PP no es nuestro. Somos peones, piezas, trabajadores del partido». «Si nos hubieran conocido mejor, sabrían de lo que hemos venido a hablar aquí».

«Si se hubieran molestado en conocernos mejor, sabrían que aquí estamos amigos, todos del PP»

Y de lo que habló en ese momento el diputado popular fue de lo «importante», «de lo que nos ocupa». «Porque somos del PP, cántabros y españoles». «No vamos a mirarnos el ombligo», señaló, para, a continuación, apuntar que los que más les preocupa a todos es «la unidad de España». «Hablamos de lo que sentimos, de una patria unida y de progreso. Porque lo importante es el reto que tiene España, es decir, la unidad de nuestro Estado».

Ver más

Radicales y nacionalistas

Diego centró la mayor parte de su discurso en el problema con Cataluña e hizo un análisis profundo sobre la situación actual, asegurando que dentro de los totalitarismos políticos «el peor, o uno de los peores, es el nacionalismo». «El Gobierno catalán ha renunciado a su obligación y se la ha trasladado a asociaciones al margen de las instituciones, como la Asamblea Nacional Catalán o la CUP. Radicales y nacionalistas que no quieren más que romper el Estado español porque son anarquistas. Y ese es el problema que tenemos».

«Lo importante ahora es el reto que tiene España, es decir, la unidad de todo el Estado»

El diputado popular aseveró que se trata de una «minoría que abusa porque ha metido miedo a la gente». Y ese miedo, en su opinión, «ha durado mucho tiempo». Teniendo en cuenta esta situación, Diego mostró ante sus afines su confianza en las medidas «sensatas y prudentes» del presidente Rajoy. Y subrayó conceptos como el «sosiego», y la «tolerancia», «que permitirán entendernos los unos a los otros y poder convivir».

Porque, a juicio del exlíder del PP cántabro, la economía depende de eso. «Rajoy y el Gobierno del PP sacaron la economía de España del pozo más profundo en el que la dejó el PSOE». «Y han conseguido un país próspero que genera empleo. Pero este tipo de situaciones distorsionan muchísimo y pueden ser causantes de una recesión económica, de una crisis. Por eso es importante que demos todo nuestro apoyo a Rajoy», señaló entre aplausos.

«Cantabria no encuentra el camino porque tiene un Gobierno incapaz de gestionar los problemas»

Diego quiso tener unas palabras de reconocimiento a la labor que están desempeñando los Cuerpos de Seguridad del Estado en el conflicto de Cataluña. «Todos sentimos orgullo, admiración y mucho respeto y cariño a la Policía Nacional y la Guardia Civil».

«Gobierno incapaz»

El expresidente regional dedicó la última parte de su intervención a analizar la situación política que vive Cantabria desde que PRC y PSOE cogieran las riendas del Ejecutivo regional tras cuatro años de gobierno popular.

«Voy a ser totalmente sincero. No es una pose. Me preocupa que Cantabria no encuentre el camino porque tiene un Gobierno que es incapaz de gestionar los problemas. Y el problema es que en la agenda del presidente, además de los programas televisivos y la venta de libros, está la representación de Cantabria en las fiestas, y al final no le da tiempo a gobernar y eso es un serio problema».

«Hay gente del PP aquí y fuera que son muy capaces para solucionar los problemas de la región»

El expresidente popular fue más allá en su crítica al actual bipartito PRC-PSOE y aseguró que «no hay país ni región que avance sin gobierno y en Cantabria tenemos suerte de que no haya una estampida, porque la comunidad avanza sin gobierno, sin dirección ni patrón que marque el rumbo».

Elogios a Rajoy

Diego fue muy claro a la hora de afirmar que si Cantabria crece, como Cataluña, es porque «es un camarote de un magnífico barco llamado España que está comandado por el presidente Rajoy». El diputado popular acabó su intervención con unas palabras dirigidas a todos los presentes y referentes al futuro, pensando en las próximas elecciones regionales. «Hay gente aquí del Partido Popular y fuera de aquí, que son muy capaces para poder dar soluciones a los problemas que tiene nuestra región».

Diego se despidió mostrando su sentimiento de «cariño» hacia todos los que quisieron acompañarle en el encuentro celebrado ayer en el Club Náutico de Laredo y, por eso, brindó todo su «agradecimiento». «Estoy a vuestra disposición para estar a vuestro lado», concluyó.

Un encuentro de amigos 'dieguistas'

El encuentro de ‘amigos’ de Ignacio Diego celebrado ayer en las instalaciones del Club Náutico de Laredo contó con la asistencia de una 180 personas. La afluencia de afines al expresidente obligó incluso a «poner dos mesas supletorias» para dar cabida a más, aunque también hubo que «decir que no» a muchos porque era imposible aumentar más la capacidad de la sala, según señaló ayer el diputado Santiago Recio, que llegó al restaurante acompañado de Diego. En la comida también participaron las senadoras Blanca Martínez y Esther Merino, el exconsejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, el exdirector general de Cultura, Joaquín Solanas, y en total «unos 40 alcaldes y números uno del partido en los municipios de Cantabria». También acudieron concejales del PP, como José María Liendo, Guadalupe Liendo o Javier Muñoz, de Castro, o Ángel Fernández Serna, de Guriezo.

Antes de la comida, los asistentes degustaron unas anchoas de la villa pejina y después sonó el himno del Partido Popular. En cada mesa se colocó una bandera de España y en las paredes de la sala también se colgaron enseñas del PP. El exconcejal del PP de Laredo Ramón Arenas, impulsor de este encuentro, abrió el acto agradeciendo la asistencia de todos los presentes y lamentando que más de un centenar de ‘amigos’ de Diego no pudieran acudir al acto. A continuación, tuvo lugar la comida que estuvo compuesta de cecina con pimientos asados, puding de cabracho, fritos variados, merluza rellena de marisco y tarta de arroz con leche con helado.

Fotos

Vídeos