Carta de amor, historia de maltrato

Carta de amor, historia de maltrato

UGT utiliza el relato que Daniela, de 15 años, presentó a un concurso de su instituto -y que no fue admitido- para llamar al paro del 8 de marzo en defensa de los derechos de la mujer

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

UGT Cantabria está utilizando para animar a la huelga del 8 de marzo el texto que una santanderina de 15 años presentó a un concurso de su instituto. Invitada como el resto de sus compañeros a escribir una misiva de amor, Daniela presentó un trabajo en el que el enamoramiento inflamado de las primeras líneas enseguida torna a maltrato. La carta se quedó fuera del certamen del centro escolar porque se pedía una historia en positivo y la suya no lo era.

Pero ahora el escrito goza de una segunda vida, porque una de sus tías, Patricia Gómez, es secretaria de Igualdad en la federación del sindicato. Impresionada por la iniciativa de su sobrina, la sindicalista recuperó la carta para llamar a las mujeres a secundar la convocatoria de paro y a la clase política para que se deje de discursos políticamente correctos.

UGT va a empezar a difundir la misiva por las redes sociales, en su página web y tiene previsto grabar un vídeo con ella para darle la mayor repercusión porque les parece relevante para evidenciar el ambiente en el que viven hoy las mujeres, cuyos derechos a todos los niveles se reclamarán en las calles dentro de una semana. La responsable federativa cuenta que tuvo la idea de utilizarla cuando le preguntó a la chica de dónde había sacado la inspiración para escribir una carta así y la cría le contestó que le había parecido buena idea porque «esto está hoy en día en boca de todo el mundo».

'Esto' es una historia de maltrato de las que arrancan con flores y rendidos piropos, continúan por la vía del control, se recrudecen con el aislamiento y acaban en el insulto y los golpes. A Patricia Gómez le pareció que el mensaje de la quinceañera le venía como anillo al dedo porque estaba obligada a escribir algo para un 8 de marzo que este año «es especial» y esta carta le sirvió para la reflexión política que quería hacer.

Los padres de Daniela -gratamente sorprendidos por lo que ha sido capaz de reflejar su hija- se han limitado a autorizar que el documento sea utilizado por el sindicato, sin que esto quiera decir que se posicionan ni a favor ni en contra de la convocatoria. Tampoco quieren que se cite al instituto que convocó el concurso ni que se identifique a la menor, que fue felicitada por sus profesores pese a que su texto no pudo participar finalmente en el certamen, según contaron los familiares.

A Gómez la misiva le provocó numerosas preguntas. Acerca de si la violencia contra las mujeres puede estar ya «normalizada como una mera lista de asesinatos anual», o si «de verdad es esta la sociedad que queremos dejar a nuestra descendencia» y, sobre todo, «qué estamos haciendo como mujeres para que esto cambie».

Así que la sindicalista agrega su propia reflexión a la carta 'de amor' cuestionando el por qué a las mujeres les cuesta «tanto unirse y luchar por sus derechos»: «¿Vamos a seguir consintiendo un Estado y una sociedad paternalistas que permiten que vivamos con la brecha salarial, la violencia de género, la falta de significación de la mujer...? Protestemos con fuerza para dar notoriedad a las mujeres. Signifiquémonos nosotras mismas para que el próximo 8 de marzo no sea uno más, que sea el definitivo para sensibilizar a la clase política y a la sociedad».

También lanza un mensaje a todas aquellas mujeres que no van a acudir a la huelga: «¿Van a esperar a que la próxima sea su hija o su sobrina?». Y a la clase política: «Que se dejen de discursitos correctos y pasen a la acción. Necesitamos valor para que cambien las leyes y nos doten de medios y recursos para acabar con esto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos