Catalá revisará su apuesta por el Juzgado de Santander en perjuicio de Torrelavega

La sede judicial de Torrelavega no tiene problemas para acoger un nuevo juzgado /Luis Palomeque
La sede judicial de Torrelavega no tiene problemas para acoger un nuevo juzgado / Luis Palomeque

El ministro se compromete a «valorar» las alegaciones del Ejecutivo regional que considera más urgente la creación del número 7 de la ciudad del Besaya

CONSUELO DE LA PEÑA SANTANDER.

El borrador del Real Decreto del Ministerio de Justicia por el que se crean 89 unidades judiciales dentro de la programación de 2017 constituye una clara apuesta por el nuevo Juzgado de Primera Instancia número 12 de Santander y deja fuera la unidad judicial de Torrelavega. Pero la situación puede revertirse.

El ministro Rafael Catalá se ha comprometido a «valorar» las alegaciones realizadas por el Gobierno de Cantabria, que prioriza la opción de Torrelavega sobre la de Santander. Y, lo que es más importante, está dispuesto a tener en cuenta no sólo criterios de carga de trabajo, como hizo al redactar el estudio preliminar, sino otras cuestiones invocadas por el Ejecutivo regional, como el hecho de que en Torrelavega funciona desde hace casi dos años un Juzgado bis de refuerzo, aunque no ha llegado a constituirse.

Así lo manifestó a este periódico el director general de Justicia, Pablo Ortiz, que representó a Cantabria en la Conferencia Sectorial de Justicia con los consejeros de las comunidades autónomas y en la que Catalá anunció que a finales de septiembre llevará al Consejo de Ministros la creación de 89 unidades judiciales en todo el territorio nacional.

«La valoración de nuestras alegaciones nos hace albergar esperanzas, pero con mucha cautela» Pablo Ortiz | Director General de Justicia

El compromiso del ministro a estudiar las alegaciones del Gobierno regional abre una «esperanza» a que se replantee el borrador que contempla la creación del Juzgado número 12 de Santander en detrimento del número 7 de Torrelavega. Así, al menos, lo interpreta el director general de Justicia, si bien con «mucha cautela» ya que no se puede dar nada por decidido.

El Ejecutivo cántabro remitió la semana pasada sus alegaciones al proyecto de Real Decreto, en las que planteaba que Cantabria necesita dos nuevos órganos judiciales, uno en la capital y otro en Torrelavega, sometidos a una gran carga de trabajo. Pero si tenía que priorizar entre ambos, se decantaba claramente en favor de la unidad de Torrelavega, por tratarse de una jurisdicción mixta, es decir, atienden asuntos civiles y penales, hacen guardias y su volumen de trabajo es muy alto. Además, la creación de un nuevo órgano judicial «permitiría hacer sustituciones con los jueces de San Vicente de la Barquera y Reinosa, que son partidos judiciales únicos».

«Los dos juzgados son necesarios, pero Torrelavega cuenta ya con edificio y plantilla» José Luis López del Moral | Presidente del TSJC

Catalá y los datos erróneos

El informe de Cantabria corregía también los datos que ofreció Catalá en declaraciones a este periódico, en las que aseguraba que los juzgados de Torrelavega están a un 105% de la capacidad, porcentaje alejado del límite de la carga máxima tolerable, en tanto que en Santander los de Primera Instancia se encuentran al 153%.

Ni el Gobierno ni los jueces de la región saben «de donde se ha sacado el ministro esos datos», porque los que manejan las autoridades judiciales cifran en un 220% la carga de trabajo de Torrelavega en 2015, que descendió a un 143% al año siguiente gracias a la entrada en vigor del Juzgado bis.

El director general explicó en la Conferencia Sectorial que la posición del Gobierno regional no es caprichosa, sino que se basa en las demandas recogidas en las sucesivas memorias judiciales del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, que han puesto negro sobre blanco la necesidad «prioritaria» de crear un nuevo órgano judicial en Torrelavega por delante de otros juzgados, como el de Santander, San Vicente de la Barquera o Reinosa. El propio presidente del tribunal, José Luis López del Moral, inauguró en 2016 el año judicial en la capital del Besaya como gesto de apoyo al nuevo juzgado.

La Sala de Gobierno del TSJC evitó pronunciarse sobre la urgencia judicial, pero López del Moral informó esta semana al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), a petición del máximo órgano de gobierno de los jueces, de que desde el punto de vista de la carga de trabajo los dos juzgados «son necesarios».

No obstante, a renglón seguido trasladó al Consejo que si se tienen en cuenta criterios de «eficiencia» en Torrelavega hay edificio y plantilla, porque desde hace casi dos años funciona un Juzgado de refuerzo dotado con cuatro funcionarios, que paga la Consejería de Justicia, un secretario y juez, en previsión de la constitución de esta nueva unidad judicial, en tanto que en Santander «hay problemas de espacio y carece de personal». La cuestión sin despejar además es qué pasaría con este juzgado de apoyo si se opta por Santander, una cuestión para la que nadie tiene una respuesta todavía.

El CGPJ se reunió ayer mismo en pleno y dio el visto bueno al borrador ministerial, si bien considera insuficiente la creación de 89 unidades judiciales. Aunque el informe hace una valoración positiva del proyecto de Justicia, el CGPJ sigue considerando «necesaria» la creación de más juzgados y la convocatoria de más plazas a magistrados. Para resolver la situación en Cantabria, Catalá analizará ahora las alegaciones del Ejecutivo y el informe del Consejo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos