Cermi reclama un compromiso político firme para la accesibilidad universal

La presidenta de Cermi, Mar Arruti, se dirige al público en el Parlamento de Cantabria. /Luis Palomeque
La presidenta de Cermi, Mar Arruti, se dirige al público en el Parlamento de Cantabria. / Luis Palomeque

El Parlamento de Cantabria acoge la celebración del Día Internacional y Europeo de las Personas con Discapacidad

AMAYA CAPRACCI SANTANDER

Las leyes «no son suficientes, hay que pasar de las palabras a los hechos», clamaba la presidenta del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), Mar Arruti, con motivo de la jornada internacional de las personas con discapacidad. El colectivo reclamó ayer, en el corazón de las instituciones cántabras, una respuesta contundente, urgente y que no debe dilatarse en el tiempo, porque lo contrario supone una «discriminación».

Arruti recordó que hoy, día 4 de diciembre, concluye el plazo para la presentación de enmiendas parciales a los presupuestos autonómicos y apeló a la sensibilidad de las distintas fuerzas políticas presentes en el acto para aprovechar esta 'gran oportunidad' y revisar las cuantías que tienen relación con garantizar los derechos universales. Reclamó también la supresión de barreras físicas, arquitectónicas, pero también pidió a las instituciones mayor sensibilidad a la hora de hacer accesibles los servicios de transporte públicos. O los servicios 'online', una de las grandes reivindicaciones del colectivo.

Arruti también citó la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, que fijó el 4 de diciembre de 2017 como fecha límite para que todos los productos, bienes, entornos y servicios fuesen accesibles, con arreglo a las condiciones básicas de no discriminación y accesibilidad universal. «Estamos muy lejos de conseguir esta meta, pero a partir de esta fecha, desde el movimiento asociativo tendremos que ser más reivindicativos, vigilantes y beligerantes, contra las violaciones de los derechos ya recogidos en el ordenamiento jurídico».

Bajo el lema 'Sin accesibilidad, no hay derechos humanos para las personas con discapacidad', la jornada congregó a personas con discapacidad y a sus familias, a voluntarios, a profesionales y a representantes de las instituciones y entidades cántabras.

La cita arrancó con la proyección de un vídeo elaborado por Cermi Cantabria con el objetivo de concienciar al conjunto de la sociedad sobre la necesidad de la accesibilidad universal, y prosiguió con la intervención de la presidenta del Parlamento de Cantabria, Dolores Gorostiaga, que admitió que «la accesibilidad universal es todavía una asignatura pendiente». «Todos los entornos públicos han de cumplir con unas condiciones mínimas», y su adaptación no admite más «dilaciones ni aplazamientos».

«Dentro de lo posible»

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, también participó en esta fecha tan señalada para reiterar el compromiso del Ejecutivo. «El Gobierno comparte al 100% las reivindicaciones de este colectivo», afirmó Revilla, que se comprometió a atender a las peticiones de la asociación «dentro de las posibilidades». «Las prioridades del Gobierno son la sanidad, la educación y la dependencia». El presidente aludió a la «tremenda» situación económica que vive la región, pero afirmó que desde que gobiernan «se ha incrementado la atención social en 164 millones de euros». «La voluntad del gobierno se nota, y se va a seguir notando», concluyó.

La jornada contó además con un extenso coloquio en el que participaron representantes de todas las fuerzas políticas presentes en el Parlamento, y en el que los asistentes pudieron plantear las reivindicaciones a los representantes institucionales.

Torrelavega se suma a la fiesta de las personas con discapacidad

«Sin etiquetas, porque todos tenemos vidas diferentes, diferentes estilos de vida, y eso es la diversidad». Así anunciaba el Ayuntamiento de Torrelavega la jornada que, bajo el lema ‘Por una sociedad inclusiva’, se celebró ayer por la tarde en el pabellón José María de Pereda. Con esta celebración el consistorio y las entidades colaboradoras han querido que los vecinos entiendan y traten a las personas con discapacidad con «naturalidad, amor y cariño, pero nunca con compasión porque la compasión te sitúa en una situación de inferioridad y no ayuda a la inclusión, sino que marca diferencias».

La tarde estuvo repleta de juegos y actividades para toda la familia. Hubo talleres de pinta caras, globoflexia y también música en directo con la actuación del grupo musical ‘Cartes Salsón’. La jornada contó además con la colaboración especial de los propios alumnos del CEE Fernando Arce, que hicieron de pinchadiscos para diversión del público.

Los asistentes pudieron además culminar la fría tarde de domingo con una merienda ofrecida por el Horno San José y Serafina, que deleitaron a los asistentes con chocolate caliente y sobaos pasiegos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos