Los círculos de Podemos reclaman primarias y se rebelan contra la dirección

El Consejo Ciudadano de Podemos celebró una reunión ayer para analizar su situación actual.
El Consejo Ciudadano de Podemos celebró una reunión ayer para analizar su situación actual. / Daniel Pedriza

Los secretarios generales plantan a la nueva cúpula regional en un encuentro en el que AlbertoGavín anunció que renuncia a su puesto de asesor parlamentario para centrarse en el partido

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

A Podemos se le ha atragantado la democracia interna. La dimisión de Julio Revuelta y de nueve de los miembros del Consejo Ciudadano Autonómico hace unas semanas por la guerra soterrada que llevaban meses librando ha terminado de hacer saltar por los aires el partido. El nombramiento de Alberto Gavín como coordinador, un puesto de nueva creación que de facto le convierte en el nuevo ‘número uno’ de la formación morada, ha vuelto a resucitar viejos fantasmas del pasado y ha desatado la ira de los barones locales, que lo ven como un intento de «golpe de estado» hacerse con el control total de las siglas sin pasar por las urnas. Los secretarios generales municipales, la mayoría con el respaldo de sus círculos –las agrupaciones locales–, se han levantado en armas contra la nueva cúpula y exigen la convocatoria de primarias lo antes posible. Ayer lo escenificaron con un plantón, a excepción del de Torrelavega, a la dirección regional en una reunión a la que habían sido convocados para analizar y dar explicaciones sobre de la situación del partido.

Los secretarios generales no reconocieron la convocatoria de la dirección al considerar que se trataba de un intento de silenciarlos. Fuentes del partido explican que los círculos había forzado «dentro de su autonomía» una asamblea para el sábado, día 15, para exigir una rendición de cuentas de Gavín. Sin embargo, la dirección contraprogramó esta cita con el encuentro de ayer. Ante esta situación, en la que por primera vez «se exigía mandar las preguntas que se iban a formular por escrito», según uno de los convocados, los líderes decidieron mantener el pulso.

«Ha habido situaciones de tensión y roces personales. Hay personas que no han estado a la altura»

«Debemos vernos y escucharnos para avanzar con paso seguro hacia el 2019»

«Debemos vernos y escucharnos para entender dónde estamos y avanzar con paso seguro hacia el 2019 y así llegar en las mejores condiciones como fuerza del cambio en nuestra tierra. Ninguna voz sobra y nos gustaría animar también a los simpatizantes a tomar parte en un encuentro tan importante para el futuro de Podemos Cantabria», señalaron los secretarios generales de Podemos en Santander, Lydia Alegría; Camargo, Alberto Bolado; Santa María de Cayón, Josefina Acebo; Suances, Óscar Cuesta; Cartes, Elvira María Suárez; y Reocín, Ricardo Sua.

El encuentro del sábado, que ha abierto un cisma interno, no cuenta con el beneplácito del Podemos Cantabria, que hasta ayer ni lo había publicitado. Sin embargo, contará con la asistencia del exsecretario general Julio Revuelta, los consejeros dimitidos y los diputados autonómicos José Ramón Blanco y Alberto Bolado.

En el encuentro de ayer, Gavín, que anunció que dejará su puesto de asesor parlamentario para poder trabajar «con libertad», reconoció «las situaciones de tensión y los roces personales», pero consideró que «vincular todos estos sucesos a esto me parece una reducción muy simplista». «Probablemente las personas no estaban a la altura del objetivo. Todos hemos fallado es una responsabilidad colectiva», recalcó antes de poner el énfasis en que «esto no es una lucha de corrientes en la que un grupo se ha escindido por desavenencias internas».

Fotos

Vídeos