Comparece una primera candidata a propietaria del décimo extraviado

Celebración del segundo premio de la Lotería de Navidad en Santander. Uno de los décimos del 51244 es el extraviado. /EFE
Celebración del segundo premio de la Lotería de Navidad en Santander. Uno de los décimos del 51244 es el extraviado. / EFE

Una mujer recogió ayer en el Ayuntamiento la instancia general que debe rellenar con las pruebas de que el billete de lotería premiado con 125.000 euros es suyo

MARÍA DE LAS CUEVAS SANTANDER.

No se ha producido un aluvión de reclamaciones del billete de Lotería Nacional extraviado en Santander, al que corresponde un segundo premio de Navidad, como podría esperarse. De momento, solo ha comparecido una candidata a posible propietaria del décimo premiado con 125.000 euros.

Se trata de una mujer que acudió ayer, martes, por la mañana, a la Oficina de Atención al Ciudadano del Ayuntamiento de Santander para informarse sobre qué pruebas debe aportar para reclamar el billete que «cree podría ser suyo» y que fue entregado en las dependencias de la Policía Nacional por una señora al encontrarlo en la vía pública.

«La mujer nos dijo que podría ser ella la dueña del décimo. Se mostró algo insegura y explicó que no sabía cómo lo había perdido ni dónde, que no lo tenía claro, y preguntó sobre qué datos debía aportar», según relató uno de los funcionarios de la oficina.

Para proceder a la reclamación del billete hay que rellenar una instancia general disponible en el Ayuntamiento, o bien, este documento puede descargarse desde la página web del Consistorio. «Le explicamos a esta mujer que estuviese tranquila, que había que rellenar una instancia general argumentando, con todas las pruebas pertinentes posibles, que el décimo le pertenece, como indicar la administración donde lo compró u otro dato útil», continuó el mismo trabajador.

La noticia

La mujer, que había dejado pasar un día desde el anuncio en este periódico por parte del Ayuntamiento de que se había encontrado un décimo de Lotería premiado, hizo lo que le explicaron en la oficina; cogió el formulario para más tarde completarlo con los datos necesarios que pueda recordar y se marchó, no sin que los funcionarios le desearan mucha suerte desde la ventanilla de atención al público.

El dato

2
años de plazo que marca la ley para que aparezca el propietario.

Las claves

Billete extraviado
EL 23 de diciembre una mujer entregó en la Policía Nacional un billete de Lotería premiado
Código Civil
Quien lo encontró tiene derecho al 10% del premio o su totalidad, si nunca aparece el dueño
Candidatos
Deben presentar una instancia general con argumentos que prueben que les pertenece

Identificación

Los 'novios' que puedan salirle al billete de Lotería extraviado deberán describir el número premiado, la serie y la fracción, así como «conocer las circunstancias expresadas en el dorso del billete», según se especifica en el anuncio del Ayuntamiento. A la espera de que todos los datos demostrados «identifiquen indubitadamente» al reclamante.

El plazo que establece el Código Civil es de dos años para que aparezca el dueño. Transcurrido este tiempo, el premio pasaría a manos de la mujer que encontró el décimo en la vía pública, según el artículo 615.

Así mismo, de aparecer el dueño, la mujer que lo encontró se vería recompensada con la cantidad de 12.500 euros, ya que el Código Civil recoge también que si el dueño aparece deberá entregar una décima parte de las suma o del precio «de la cosa encontrada» a quien hubiera hecho el hallazgo, «si su valor excediese de 2.000 pesetas», es decir, los doce euros.

Por la cifra, cabe suponer que corresponde al número 51244, un segundo premio que regó de millones la capital. Con él llegaron 164 millones. La peña taurina Félix Rodríguez repartió la mayoría de las participaciones.

El Juzgado de Guardia y con Loterías y Apuestas del Estado (LAE) determinaron que se confiara el boleto oficialmente a la alcaldesa, ya que así lo establece el Código Civil. Gema Igual, a su vez, lo depositó en una entidad bancaria por seguridad.

Según el Código Civil, quien encuentre «una cosa mueble que no sea tesoro» debe restituirla a su propietario, y si este no es conocido, consignarlo en poder del alcalde, que habrá de publicar el hallazgo dos domingos consecutivos.

El décimo ha sido depositado en una entidad bancaria mientras se instruye el expediente y, una vez abierto por el Ayuntamiento se ha suspendido el plazo de pago del premio, que caduca a los tres meses, hasta que se dicte una resolución.

Los ciudadanos están obligados a entregar a la Policía Local cualquier objeto de valor que encuentren en un lugar público, ya sea un reloj, una cartera o un décimo de Lotería, porque, en caso contrario, si se quedan con él pueden estar cometiendo un delito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos