Un conductor atropella a un policía local de Santander que le había dado el alto

Vista de la calle Cajo./
Vista de la calle Cajo.

El agente, que estaba asistiendo en un accidente de tráfico en la calle Cajo, tuvo que ser atendido en Valdecilla por lesiones en una pierna

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

Un conductor ha sido detenido por la Policía Local de Santander después de atropellar a un agente que, previamente, le había ordenado sin éxito que detuviera su vehículo para poder ser identificado. El suceso ocurrió en la tarde de ayer en la calle Cajo. Hasta allí se desplazó una patrulla para atender a una accidente de tráfico que estaba dificultando la circulación. Al parecer, esto alteró al detenido, un hombre de 78 años y vecino de la capital visiblemente nervioso, al que se le han abierto diligencias judiciales por un posible delito de atentado contra un agente de la autoridad. El policía local tuvo que ser atendido en el Hospital de Valdecilla por lesiones en la pierna derecha.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 15.40 horas. En ese momento, el conductor llegó al punto del accidente y comenzó a increpar a los agentes porque, en su opinión, estaban cortando la calle de forma innecesaria y no hacían nada para recuperar la fluidez del tráfico. «Que hagáis algo, que sois unos vagos», llegó a gritarles según se recoge en el parte. Los agentes le dieron orden de que continuara la marcha porque podía provocar otro accidente y estaba obstaculizando la circulación pero, según el relato de la Policía Local, este paró en seco el turismo.

Fue entonces cuando elevó el tono con expresiones como «no tenéis ni idea de dirigir el tráfico». Ante esta situación, uno de los policías le ordena que baje del vehículo para poder identificarle y justo en ese momento vuelve retomar la marcha «no pudiendo evitar golpear al agente al mover el coche». Como el conductor tenía la ventanilla del piloto bajada, el policía intentó frenar el avance temiendo el brazo en el vehículo, pero no lo consiguió y fue arrastrado, una circunstancia que puso «en evidente peligro la integridad del agente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos