CC OO critica el cambio «radical» en el diálogo con Educación y los baremos de las oposiciones

CC OO critica el cambio «radical» en el diálogo con Educación y los baremos de las oposiciones
DM

El sindicato advierte de que no hay tiempo material para que los opositores se adapten a los nuevos criterios y no descarta movilizaciones

DM .
DM .Santander

La Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria ha reiterado hoy su rechazo a «que se hagan experimentos de última hora» con el baremo de las oposiciones docentes, y ha lamentado que haya «cambiado radicalmente» la «dinámica de diálogo» con la Consejería de Educación, por lo que estudia movilizarse.

Así se ha manifestado hoy su secretaria general, Conchi Sánchez, en una rueda de prensa en la que también ha participado su compañero en CCOO y miembro de la Mesa Sectorial de Educación del Ministerio de Educación, José Ruiz.

«No queremos que cambien las normas del juego a tres meses de la oposición, porque perjudica a todos, a los antiguos y a los nuevos», ha defendido Sánchez, quien ha opinado que «no hay tiempo material» para que los docentes con intención de presentarse a la prueba se adapten a nuevos criterios.

Ha explicado también que en la asamblea informativa que se celebrará esta tarde, abierta a docentes interinos, valorarán «distintas acciones y movilizaciones» para tratar de frenar los cambios en el baremo de las oposiciones planteados por la Consejería. Sánchez ha asegurado que de las decisiones que se tomen este jueves surgirá un «calendario de acciones reivindicativas», ya que debe de existir «muchísimo más movimiento desde el punto de vista sindical» ante un «desolador panorama» en el que el Ejecutivo regional no les está «escuchando».

«Necesitamos movilizar a los interinos, porque estamos hablando de temas muy serios que al fin y al cabo afectan a toda la sociedad. Las familias tienen que saber que los docentes que trabajan con sus hijos lo hacen en las mejores condiciones», ha añadido.

Además, ha insistido en que los interinos constituyen «un colectivo muy vulnerable y muy maltratado por todos los partidos políticos».

Cantabria insta en el Senado a un pacto educativo acompañado de financiación

Y mientras CCOO critiacaba en Cantabria el diálogo y los cambios introducidos por la consejería, su titular, Francisco Fernández Mañananes pedía hoy en el Senado que el «ansiado» pacto educativo para el que se está trabajando vaya acompañado de su correspondiente memoria económica.

Lo ha destacado a Efe poco antes de comparecer en la ponencia (grupo de trabajo) constituida en el Senado para trabajar, al igual que ocurre en el Congreso, por un Pacto Social y Político por la Educación, y que está recibiendo a los consejeros educativos de las distintas comunidades desde el pasado mes de septiembre.

Fernández ha abogado por un pacto que «esté al servicio de la mejora del sistema educativo, ponga en el centro las necesidades del derecho a aprender del alumnado y esos cambios sean reales y efectivo».

«Para lograrlo -ha argumentado- es obvio que se necesita voluntad política y financiación suficiente, también para las comunidades que en este momento somos los verdaderos artífices de las políticas educativas».

El consejero cántabro ha asegurado que el acuerdo en educación, «político, social y territorial», es un objetivo que «une a todas las fuerzas políticas y a toda la comunidad educativa».

«Nos jugamos la credibilidad como país si esta vez no somos capaces de llegar a ese gran acuerdo y de acompañarlo de los recursos necesarios para implementar los cambios que necesita nuestro sistema educativo», ha recalcado.

La secretaria general de la Federación ha mencionado algunos de los criterios o pruebas a los que CCOO se opone, como que una parte del examen sea práctica, lo que «puede desequilibrar la balanza» y generar desigualdades a «la merced de la visión educativa» de los miembros de los tribunales.

También ha recordado que ayer, en la Junta de Personal Docente del Gobierno cántabro, la Consejería de Educación, a través de su director de Personal Docente, César de Cos, ofreció volver a incluir los cursos de formación permanente en el baremo de las oposiciones, pero reduciendo su peso a un punto, frente a los dos que puntuaban antes. Para Sánchez, ese nuevo baremo «amplía la brecha de desigualdad» entre los opositores con experiencia y aquellos que carecen de ella.

Por su parte, José Ruiz ha justificado que en las propuestas del sindicato a nivel nacional se pida que se dé más valor a la experiencia docente de los aspirantes, y ha apuntado que en los últimos años no se han convocado pruebas, lo que ha impedido que los profesores que estaban trabajando, por haber aprobado y no haber sacado plaza, volviesen a presentarse.

«Esas personas no sacaron la plaza en un primer momento, pero la habrían sacado en las convocatorias siguientes», ha opinado Ruiz, aunque ha puntualizado que lo que «marca la oportunidad son las plazas» y que tanto los interinos como los opositores que no han trabajado todavía en el ámbito educativo tienen «oportunidades» de pasar a ser funcionarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos