Rescatado el camión hundido este miércoles al desplomarse el muelle de Maliaño

Javier Cotera

Parte del muelle 4 de Maliaño, que tiene una antigüedad de 90 años, se desploma por el peso de un tráiler cargado con una máquina de 94 toneladas | Los trabajos para emerger la carga que aún está bajo el agua continuarán en la mañana de este jueves

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

Pasadas las 18.30 de la tarde de este miércoles el remolque del trailer volvía a tierra firme. Pero los buzos que evaluaron el estado de la maquinaria que aún está bajo el agua aconsejaron posponer los trabajos de extracción para la mañana del jueves. Horas antes los afectados por el incidente no daban crédito a lo sucedido. El estruendo resonó pasadas las cuatro de la madrugada en todo el Muelle de Maliaño: «No podía creer lo que estaba viendo, el suelo se estaba desplomando y todo caía al agua». Javier Recio, gerente de la firma vallisoletana Estabilizados Nuja, giró del asombro a la lamentación cuando comprendió que más de 25 metros del cantil de la zona 4 del muelle se habían desplomado para verter a la bahía una maquinaria de su propiedad, de más de 94 toneladas de peso y un valor superior al millón y medio de euros. «Es una zanjadora Tesmec 14-75, se utiliza para cavar zanjas en obra pública y tenía como destino Irlanda, donde tenemos un proyecto de construcción importante».

La estructura de hormigón frente al barrio pesquero, de unos 90 años de antigüedad, no soportó la suma de 150 toneladas que se acumularon por el peso de la zanjadora y el remolque que la sostenía. Y ahora esa zona del muelle –que hasta el incidente tenía el uso permitido a todos los vehículos que pudieran circular por carretera– queda inutilizada a expensas del informe que la Autoridad Portuaria ha encargado para evaluar las necesidades de rehabilitación de ese tramo. Un espacio que comprende desde la zona uno a la cuatro del muelle y que obliga a tomar decisiones sólidas y rápidas porque es precisamente el destinado a un uso comercial.

El Puerto auditará el estado de conservación de todos sus espacios

El incidente de la madrugada de este miércoles ha acelerado las cosas y tan pronto como sea posible, la Autoridad Portuaria de Santander (APS) pondrá en marcha el plan de actuación para la rehabilitación de las infraestructuras más deterioradas por el paso del tiempo en todos sus muelles. «Precisamente teníamos ya previsto un presupuesto de 30.000 euros para evaluar las posibles vulnerabilidades y este espacio concreta del Muelle de Maliaño, que comprende de la zona uno a la cuatro y que tiene un uso comercial, nos preocupa especialmente», explicó Jaime González, presidente de la APS.

El Puerto va a revisar «todo lo que compete» a ese espacio del cantil, que debe soportar cargas de gran tonelaje, que suma 90 años de antigüedad y que presenta un deterioro evidente del hormigón y el forjado. «El plan de empresa del Puerto ya contemplaba antes de este suceso una partida de 10,6 millones de euros hasta 2020 destinada a mantenimiento y es así como vamos a resolver estos problemas», agregó González. «Pensábamos que esa infraestructura podía soportar esos pesos porque de hecho ha tenido capacidad para cargas mayores, pero parece claro que ya no está en condiciones de aguantar y vamos a tener que revisar toda esa zona».

«No queremos que vuelvan a suceder episodios como el de hoy, y por eso tenemos que ponernos a trabajar desde ya para estudiar todos nuestros espacios porque nuestro deber como Autoridad Portuaria es dar un servicio público adecuado a los operadores privados». La intención del presidente pasa por tener en la mano esta misma semana un estudio que sirva para guiar las líneas de actuación de las obras de rehabilitación que cuentan ya con ese presupuesto de 1,6 millones de euros.

La misma Autoridad Portuaria de Santander (APS) aseguró que el accidente no implica paralizar la actividad portuaria en el lugar, puesto que se ha producido en un espacio de aparcamiento y no de acceso ni paso hacia la rampa, con lo que el tráfico puede seguir funcionando: «Lo único que sucede es que hay una zona de muelle donde en este momento tenemos un hueco pero que no condiciona la operativa en absoluto», explicó Jaime González, presidente de la APS, que aprovechó para desdramatizar el incidente.

«Afortunadamente la zanjadora ya no estaba sujeta al camión y gracias a eso no ha arrastrado también la cabina al agua», añadió González. «También tenemos que dar las gracias porque nadie se encontraba junto al vehículo en el instante del suceso, por lo que tampoco hemos sufrido ningún daño personal».

Rescate del remolque

Pasadas las 18.00 horas de la tarde de este miércoles los trabajos de extracción del remolque del vehículo culminaron con éxito; pero tras el análisis de daños realizado por los buzos se pospuso la maniobra para emerger el resto de la maquinaria a primera hora de la mañana de este jueves. El calado de la zona, de hasta 10 metros de profundidad, y la complicación que entraña el amarre de la máquina para evitar el posible daño a la infraestructura, obligan a planificar con tiento las labores.

«Lo peor de todo esto no es solo el daño de la zanjadora, que ya supone un perjuicio económico importante, sino el coste derivado que traerá consigo, dado que tendremos que retrasar los trabajos programados en Irlanda y aún no sé si vamos a ser capaces de asumir esas pérdidas», explicó Javier Recio frente a los peritos del seguro, de la compañía Zurich, que se personaron en la zona del incidente para elaborar el informe.

Las imágenes del suceso

La celeridad marca la ruta de actuación a partir de ahora. Tan pronto como la máquina vuelva a suelo firme, será enviada al servicio técnico, en Madrid, para evaluar los daños. «No tememos tanto por la mecánica como por la electrónica, que es muy sofisticada», informó el propietario.

El temor a nuevos accidentes similares ha espoleado a la Autoridad Portuaria para poner en marcha un estudio de las posibles vulnerabilidades de todas las infraestructuras disponibles en el puerto, «especialmente de aquellas que tienen un uso más continuado», para asegurar «que no vuelva a aparecer ningún episodio similar al que hemos tenido que vivir hoy», zanjó Jaime González.

Fotos

Vídeos