Desvelos por los niños del hospital

De pie, de izquierda a derecha, Nacho Quijano, Juan Resines, Paloma Cortijo, Pedro Sainz de Rozas, Encarna Fernández Boudín y Sergio Ruiz; en el columpio, Paloma Fernández Argüeso y José Guerrero. /Antonio 'Sane'
De pie, de izquierda a derecha, Nacho Quijano, Juan Resines, Paloma Cortijo, Pedro Sainz de Rozas, Encarna Fernández Boudín y Sergio Ruiz; en el columpio, Paloma Fernández Argüeso y José Guerrero. / Antonio 'Sane'

Los voluntarios de la asociación animan el Parque Infantil de Valdecilla, pero también llevan adelante otros proyectos solidarios con jóvenes y mayores

María de las Cuevas
MARÍA DE LAS CUEVASSantander

El Parque Infantil del Hospital de Valdecilla pensado para que los niños ingresados jueguen al aire libre y hagan amigos «ha sido posible gracias a la aportación económica de la Obra Social 'la Caixa' que, desde el principio, confió en Buscando Sonrisas», destaca Ignacio Quijano, presidente de esta asociación benéfica. Un proyecto solicitado por padres y madres de menores ingresados en la planta de oncología al que también contribuyó en gran medida la iniciativa privada «demostrando la gran generosidad de la sociedad cántabra», continuó Quijano.

Buscando Sonrisas nació hace tres años y medio de la mano de tres amigos - Juan Resines, vicepresidente, e Ibán Ibáñez, secretario de la fundación, además de Nacho Quijano- a los que les unía sus «ganas de ayudar» junto al convencimiento de que «el camino más corto para la felicidad es estar cerca de quienes nos necesitan». Hoy, el equipo ha crecido hasta 15 miembros y cientos de voluntarios, que «son la gran fuerza de la asociación y hacen posible todos los programas».

El Parque Infantil de Valdecilla es un espacio al aire libre pensado para contribuir al entretenimiento y, por supuesto, a la recuperación de los niños. «Solo hay cuatro parques con estas características en España», destacan desde la asociación. Para dinamizar el parque se ha creado un grupo, denominado 'Buscando Curar con Sonrisas', de jóvenes voluntarios, de entre 17 y 25 años, que acuden dos días a la semana a visitar a los niños y organizan juegos y actividades. Encarna Fernández y Luz Castillo se encargan de llevar a cabo este programa. «Los niños nos están esperando y se llenan de ilusión al vernos. Queremos implicar a la gente joven, que se conciencie, e integre el voluntariado en sus vidas. Están respondiendo muy bien, son muy comprometidos y no fallan». También han iniciado un programa en paralelo para prestar este mismo servicio de atención y juegos con los niños a domicilio.

«A todo el que lo necesite»

Además de ayudar a los niños, la asociación trata de llegar «a todo el que nos necesite», dicen. Están involucrados con las personas mayores y en riesgo de exclusión a través de la actividad 'Vamos de paseo': los voluntarios llevan de paseo, al Racing o a tomar un chocolate con churros, por ejemplo, a gente mayor para darles compañía. «Queremos sacarles de sus rutinas. Con la primera nevada iremos de excursión a la nieve, ya que uno de nuestros amigos, a sus 92 años, todavía no la conoce».

El equipo de esta asociación agradece el trabajo constante de los voluntarios, donde 'la Caixa' también colabora con trabajadores que hacen voluntariado con la organización. «Somos pequeños, pero con mucha actividad», resalta su presidente. Recientemente, organizaron el Trail Nocturno Buscando Sonrisas, que reunió a 3.300 participantes. «El deporte es otra de nuestras constantes, en cierta forma nos unió». Tiene programas con residencias, parroquias, con la Cocina Económica, donde han realizado un taller de creps. «Buscamos sinergias con otras asociaciones y cada vez más con colegios, que están mentalizados y aumentando la conciencia social», explica Sergio Ruiz, maestro y miembro del equipo de Buscando Sonrisas.

Otro de sus pilares son las Conferencias de Valores, dirigidas a estudiantes, con el objetivo de generar «conciencia social». El próximo curso organizarán un 'Congreso de Valores' dirigido a 1.500 estudiantes en el Palacio de Festivales de Santander.

En cuanto al Premio 'La Sonrisa de Oro', es una fórmula pensada para visibilizar trabajos sociales y ejemplos de superación. La gala de la primera edición, que contó con la participación y el patrocinio de 'la Caixa' aportando una cantidad para seguir desarrollando nuevas iniciativas, fue un éxito. «Somos ambiciosos y no queremos decir que no a ninguna propuesta ni necesidad social por falta de recursos», destacó Quijano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos