Detenido un cazador furtivo que decapitó a un venado en Ucieda para llevarse su cornamenta

El venado, decapitado por el cazador furtivo./Guardia Civil
El venado, decapitado por el cazador furtivo. / Guardia Civil

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil encontraron la cabeza del animal en un cobertizo

Susana Echevarría
SUSANA ECHEVARRÍASantander

Los efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Cabezón de la Sal detuvieron el pasado martes a un hombre de 54 años como presunto autor de un delito contra la flora, fauna y animales domésticos, al considerar que mató y cazó a un venado de forma furtiva, con métodos que están prohibidos y sin ningún permiso para hacerlo. El cuerpo del animal fue encontrado decapitado en un paraje conocido como pista Cotera de Ucieda-Ruente, mientras que la cabeza fue hallada en un cobertizo de Ucieda.

Los expertos consideran que el ejemplar muerto era uno de los mejores que había en la zona y que su cabeza con su cornamenta es un trofeo de importancia, a pesar de que no alcanzaba la 'categoría de oro' por unas decimas (tras sus diferentes mediciones alcanzó 180,8 puntos de los 181 necesarios).

Fueron los técnicos auxiliares de la Consejería de Medio Natural del Gobierno de Cantabria, los que trabajan en la comarca de Cabuérniga, los que hallaron al venado decapitado e inmediatamente lo pusieron en conocimiento de los agentes del Seprona. Los técnicos se dieron cuenta además de que la caza del animal muerto se pudo haber realizado utilizando lazos metálicos, un método prohibido.

La cabeza del animal fue hallada en un cobertizo de Ucieda.
La cabeza del animal fue hallada en un cobertizo de Ucieda. / Guardia Civil

Con esta información y el trabajo conjunto del Seprona y Medio Rural se pudo determinar que la caza del animal pudo producirse el pasado día 15 de febrero y que un hombre que conducía un tractor, a quien los técnicos de Medio Rural habían visto por la zona, era el supuesto responsable de estos hechos.

Establecida la posible identidad de esa persona, los componentes del Seprona le localizaron el pasado martes en Ucieda. Y tras esto, la Guardia Civil pudo confirmar que el tractor que se estaba investigando era de su propiedad. Finalmente, el hombre, al verse descubierto, hizo entrega a los agentes del Seprona de la cabeza del venado, la cual se encontraba en un cobertizo de Ucieda y confesó que carecía de autorización para la caza de venados. Posteriormente fue detenido y la cabeza fue depositada en dependencias del Gobierno de Cantabria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos