Detenidos dos hombres moldavos por robos en empresas y viviendas de Cantabria

Los agentes trasladan a los dos detenidos. /G. C.
Los agentes trasladan a los dos detenidos. / G. C.
Cantabria

La pista que llevó a su arresto fue un saqueo de sándwiches y bebidas energéticas en un tanatorio | Los detenidos tenían previsto huir a Alemania

DM .
DM .Santander

La Guardia Civil de Cantabria ha detenido a dos hombres, con iniciales D.R. e I.R., naturales de Moldavia, de 26 y 30 años respectivamente y residentes en Santander, acusados de robo con fuerza en viviendas, establecimientos y empresas de toda Cantabria entre septiembre y diciembre del pasado año, y que pretendían huir a Alemania de forma inmediata.

De las investigaciones realizadas por los especialistas del cuerpo en delitos contra el patrimonio, se puede esclarecer al menos una decena de robos con fuerza en las localidades de Villaescusa, Elechas, Pámanes, Heras, Prezanes, Maoño, Hoznayo, Somo y Revilla de Camargo, no descartándose que hubieran actuado igualmente en otros pueblos de Asturias.

Estos robos con fuerza se cometieron en dos farmacias (una en grado de tentativa), tres empresas (una en tentativa) y cinco viviendas, en las que se denunció la sustracción de dinero, joyas, relojes de alta gama y material informático y electrónico. Además, en uno de los saqueos se denunció igualmente la sustracción de unos sándwiches y bebidas energéticas, un robo que finalmente fue clave para esta investigación.

Por caminos vecinales

La investigación comenzó a finales del pasado mes de agosto cuando se detectó que los ocupantes de un vehículo podían estar realizando labores de vigilancia para ver medidas de seguridad en viviendas en diferentes puntos de Cantabria.

Posteriormente, en septiembre y noviembre se produjeron una serie de robos en establecimientos y empresas, y en todos ellos se detectó la presencia del vehículo investigado estacionado en zonas próximas. Esto hizo pensar a los investigadores que los ocupantes del coche se movían a pie por los caminos vecinales cercanos a las casas para no ser detectados y regresaban nuevamente al vehículo tras el supuesto delito.

La madrugada del pasado 24 de noviembre una patrulla de seguridad ciudadana de la Guardia Civil de Camargo que estaba alertada de la presencia del vehículo por su zona, le dio el alto. En el coche viajaban los dos moldavos y en el interior del vehículo los agentes vieron sándwiches y bebidas energéticas de máquinas expendedoras. Pero en ese instante, al no tener constancia de ningún hecho delictivo relacionado con esos efectos, la Guardia Civil les dejó marchar.

Posteriormente, se supo que esa misma noche, en una localidad próxima al lugar donde fueron identificados, se había perpetrado un robo en un tanatorio, donde los ladrones se llevaron dinero, así como sándwiches y bebidas de una máquina expendedora que coincidían con los vistos en el vehículo.

Robos en viviendas por la segunda planta

Como habían sido ya indentificados, la Guardia Civil sospecha que los investigados pudieron cambiar su 'modus operandi' e incluso los objetivos, por lo que a lo largo del mes de diciembre se produjeron cinco robos con fuerza en viviendas, en las que igualmente se pudo relacionar la presencia del vehículo investigado en lugares próximos.

Estos robos en casas se cometieron en horario de tarde (los anteriores, en empresas y comercios eran de madrugada) accediendo a las viviendas por alguna ventana de las segundas plantas, utilizando para ello escaleras, mesas u otros objetos que encontraban en los jardines.

Pretendían marcharse a Alemania

En lo que va de año no se había detectado ningún hecho delictivo en el que pudieran estar implicados estos hombres, y además se obtuvo información de su inminente marcha a Alemania, por lo que la mañana del día 7 de febrero se dispuso un operativo sobre los dos hombres procediendo a su detención. Los agentes intervinieron el vehículo utilizado en los robos y en el registro a sus respectivos domicilios, en Santander, encontraron más de 1.000 euros, una cadena de oro con dos colgantes, así como una lámina de plástico susceptible de ser utilizada para la apertura de puertas.

Tras su detención fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Medio Cudeyo que dirige la investigación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos