División entre las asociaciones para celebrar el Día de la Salud Mental

11.00 horas. Parlamento. Sáenz de Buruaga interviene en el acto promovido por Padre Menni, Proyecto Hombre, Adaner y Paducán. / R. Ruiz

Santander acogió dos actos a la misma hora al no haberse consensuado por los colectivos uno conjunto que englobara a todos ellos

María de las Cuevas
MARÍA DE LAS CUEVASSantander

Las cinco organizaciones que defienden los derechos de las personas con enfermedades mentales no se pusieron de acuerdo para organizar los actos conmemorativos del Día Mundial de la Salud Mental, que celebró ayer su 25 aniversario. La programación arrancó paralelamente a las once de la mañana desde dos puntos distintos de Santander: el Parlamento de Cantabria y la plaza del Ayuntamiento, por lo que las autoridades convocadas optaron por dividirse.

En la cámara regional se procedió a la lectura del manifiesto por parte de cuatro organizaciones -el Centro Hospitalario Padre Menni, Proyecto Hombre, Paducán, Adaner- con la ausencia de Ascasam. Preguntados sobre los motivos de la ausencia, Pablo Montoya, coordinador general de Ascasam, explicó a este periódico que «los actos de este día siempre se han organizado en el Ayuntamiento y este año, en un momento dado se han trasladado al Parlamento», novedad que al parecer, les ha pillado fuera de juego. «Nosotros empezamos a organizar los actos por nuestra cuenta y ellos por la suya y cuando quisimos coordinarnos ya ha sido imposible». Sin embargo, dejó claro que comparten las mismas reivindicaciones: «No hay otro motivo que la falta de coordinación».

El gerente del centro Padre Menni, Carlos Pajares, lamentó lo sucedido porque «debería haber sido un día de unidad» y «una fiesta de todos». «Esperamos -añadió- que no vuelva a pasar y que el próximo año lo organicemos todos juntos con más antelación, si es necesario empezaremos este mes de diciembre». El gerente aseguró que ayer felicitó a Ascasam por «su buena organización» e insistió en que «no existen diferencias a nivel de instituciones», «Ha sido un tema de comunicación. Tenemos que hacer un esfuerzo en el engranaje y conocernos más», sentenció.

«Es la fiesta de todos, el próximo año lo haremos con más anticipación, como debe ser», afirma Carlos Pajares, de Padre Menni

«La salud mental está excluida del mercado laboral por prejuicios y barreras de empresarios», explica Ignacio Fernández, de Ascasam

Acceso al empleo

Por encima de esta «falta de coordinación», las cinco organizaciones defendieron ayer el lema de la jornada: 'Trabajar sin máscaras. Emplear sin barreras', con el que el movimiento asociativo agrupado en Salud Mental España enfocó el Día Mundial de la Salud Mental 2017.

Desde la Federación Mundial de Salud se informó de que «ocho de cada diez personas con enfermedad metal no tienen acceso al trabajo». Por ello, se quiere dar visibilidad a esta problemática, que contó con el apoyo de todos los grupos parlamentarios del Gobierno de Cantabria, que en sus respectivas intervenciones en la Cámara, agradecieron a las asociaciones su trabajo y compromiso con las personas con problemas de salud mental.

11.00 horas. Ayuntamiento de Santander. La vicepresidenta, la alcaldesa y la consejera de Sanidad, en el acto protagonizado por Ascasam. / Alberto Aja

En la plaza del Ayuntamiento, tuvo lugar la lectura del manifiesto por parte de Ascasam, acto al que acudieron la vicepresidenta del Gobierno, Rosa Eva Díaz Tezanos; la consejera de Salud, María Luisa Real; la alcaldesa Gema Igual, el concejal Roberto del Pozo y el delegado de Gobierno, Samuel Ruiz.

El presidente de Ascasam, Ignacio Fernández Allende, puso de relieve que «existe todavía un gran desconocimiento por parte de los empresarios acerca de las bonificaciones fiscales y subvenciones para las empresas que faciliten el acceso al trabajo de este sector».

Por otro lado, Fernández Allende advirtió a las empresas de que «un clima de trabajo no saludable puede generar problemas de salud mental». Según datos de la Federación, el 17% de las enfermedades mentales están motivadas por el trabajo. «Las bajas laborales por salud mental superan en España los 275 millones de euros anuales», destacó el presidente de Ascasam.

El vicepresidente de Paducan, Camilo Guzmán, solicitó que se eliminen los «falsos mitos» sobre las personas con problemas de salud mental. La trabajadora social Arancha Solana recordó que «no está permitido preguntar detalles de la enfermedad en una entrevista de trabajo» y pidió «no etiquetar al enfermo, ya que puede echar por tierra su esfuerzo por recuperarse».

Fotos

Vídeos