«Es muy duro oír a todos decir que el malo de la película soy yo»

«Es muy duro oír a todos decir que el malo de la película soy yo»
Javier Cotera

Guillermo Vega, administrador único de Dos Imanes Producciones, habló ayer por primera vez del derrumbe parcial del edificio de la calle del Sol

J. M. G. SANTANDER.

Guillermo Vega, administrador único de Dos Imanes Producciones, habló ayer por primera vez del derrumbe parcial del edificio de la calle del Sol, 57, cuyo origen parece estar en las obras de reforma que se desarrollaban en el bajo para convertir el viejo Master en un nuevo local de copas. En declaraciones a este periódico reconoció «estar muy mal, hundido». «200.000 euros de inversión en el local y toda la ilusión del mundo para que pase esto...», añade.

'Willy', como es conocido popularmente en la hostelería, se lamenta de que la sociedad ya haya señalado 'culpables' de lo sucedido. «Es muy duro oír a todos decir que el malo de la película soy yo, pero tenía a un jefe de obra contratado, a un estudio de ingenieros... Que hablen los técnicos», relata el que fuera dueño del BNS y La Calle, dos populares locales de copas de la noche santanderina.

VER MÁS

El derrumbe ha coincidido con la puesta en marcha de una nueva edición del festival 'Música en grande' que organiza en la campa de La Magdalena a través de otra de sus empresas, Mouro Producciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos