El Ejecutivo reclama a Catalá el juzgado de Torrelavega y los jueces no se pronuncian

El ministro de Justicia, Rafael Catalá./DM .
El ministro de Justicia, Rafael Catalá. / DM .

La Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia aborda el asunto, pero evita pronunciarse a pesar de que las memorias judiciales priorizan Torrelavega sobre Santander

CONSUELO DE LA PEÑA

Santander. Comentaba días atrás un magistrado con galones de Cantabria que «si Torrelavega pierde el tren ahora, lo perderá para siempre». Una frase que resume el sentimiento de frustración que ha supuesto la reciente competición introducida por el ministro Rafael Catalá entre Santander y la ciudad del Besaya para optar a un nuevo juzgado. Tal es así que la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) abordó ayer el asunto, aunque los jueces evitaron un pronunciamiento oficial sobre sus preferencias. La judicatura no se 'mojará' salvo que el Ministerio se lo pida, como ha ocurrido en el caso del Gobierno regional, que ha reclamado a Catalá que el nuevo juzgado sea para Torrelavega.

Las declaraciones a El Diario Montañés del ministro, a su paso por la UIMP, pidiendo que la comunidad autónoma opte entre un nuevo juzgado en Torrelavega o en Santander, han caído como un jarro de agua fría en el ámbito judicial, donde la prioridad del Juzgado número 7 en la ciudad del Besaya se consideraba «incuestionable».

No en vano, no solo esta era una petición reiterada desde hace más de diez años, y postergada de manera recurrente por otras necesidades, sino que hace más de un año que el propio Ministerio de Justicia constituyó un juzgado de refuerzo, una especie de juzgado bis con una plantilla fija de cuatro funcionarios, que paga la Consejería de Justicia, un juez y un letrado de la Administración de Justicia, a la espera de su creación definitiva dentro de la demarcación judicial de Cantabria.

Necesidad «prioritaria»

También las ultimas memorias judiciales del TSJC recogían negro sobre blanco la necesidad «prioritaria» de la creación de un nuevo órgano judicial en Torrelavega por encima de otros juzgados, como el de Santander, San Vicente de la Barquera o Reinosa. El propio presidente del tribunal, José Luis López del Moral, inauguró en 2016 el año judicial en la capital del Besaya como gesto de refrendo al nuevo juzgado.

Se entiende así el malestar que produjo el anuncio del ministro, y la visita que giró López del Moral esta semana a la sede judicial de Torrelavega, donde se entrevistó con la juez decana, Patricia Bartolomé. Por eso, en la Sala de Gobierno del TSJC, celebrada ayer, el presidente trató de abordar el tema en el capítulo de ruegos y preguntas. López del Moral planteó la posibilidad de que el máximo órgano de gobierno de los jueces se pronunciara sobre la creación de un juzgado en Torrelavega o en Santander, pero los asistentes evitaron retratarse con el argumento de que el Ministerio de Justicia no les ha pedido que digan cuál sería más urgente. No obstante, las dos últimas memorias judiciales hablan por sí solas al establecer en primer lugar un nuevo juzgado para Torrelavega, que ya está funcionando de facto desde hace más de un año.

De hecho, han sido esos informes del TSJC los que han servido al Gobierno para reclamar a Catalá el séptimo Juzgado de Torrelavega. El director general de Justicia, Pablo Ortiz, señaló a este periódico que el pasado lunes recibió el requerimiento del Ministerio para en siete días mostrara sus preferencias entre Torrelavega y Santander. El Ejecutivo lo tiene claro. «Priorizamos la creación de un nuevo Juzgado en Torrelavega y para ello reproducimos los argumentos y el criterio que se recoge en las memorias judiciales», precisa Ortiz.

El director general recuerda en favor de Torrelavega que aquí los juzgados son mixtos, es decir, atienden la jurisdicción civil y penal, hacen guardias y su volumen de trabajo es muy alto. Además, la creación de un nuevo órgano judicial «permitiría hacer sustituciones con los jueces de San Vicente de la Barquera y Reinosa, que son partidos judiciales únicos».

«Que cumpla lo prometido»

También el sindicato CSIF, mayoritario en la Administración de Justicia, pide al Ministerio que «cumpla con su compromiso de creación de órganos judiciales en Cantabria» y rechaza que Cantabria tenga que elegir entre el Juzgado número 7 de Torrelavega y el Juzgado de Primera Instancia número 12 de Santander. En este sentido le recuerda a Catalá que prometió crear dos órganos judiciales nuevos en Cantabria cuando estaba en funciones y «el proyecto de creación de juzgados estuvo metido en un cajón».

Algunos jueces manifiestan su convencimiento de que el Ministerio tiene decidido ya crear el nuevo juzgado en Santander, aunque no se conocerá definitivamente hasta el próximo mes de septiembre cuando apruebe Real Decreto que contempla la creación de nuevos Juzgados en toda España, ampliando así la Planta Judicial. Los magistrados temen que la apuesta por Santander deje sin el juzgado de refuerzo a Torrelavega, «lo que sería muy grave».

Las mismas fuentes encuadran esa medida en el proyecto que maneja el Ministerio de Justicia para crear a medio plazo los tribunales de instancia (TPI), que concentran la estructura judicial en las capitales de provincia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos