El PP pierde la mayoría absoluta en Noja y empata a cinco concejales con el PRC

Jesus Díaz (PP) ha perdido la mayoría absoluta en Noja.
Jesus Díaz (PP) ha perdido la mayoría absoluta en Noja. / Ana Cobo
  • Los comicios se desarrollaron marcados por la tensión, ya que decenas de vecinos bloquearon el acceso a la vivienda del alcalde por sospechas de «presunta compra de votos»

El Partido Popular perdió este domingo en Noja la mayoría absoluta de la que ha gozado en las últimas legislaturas tras empatar a cinco concejales con el PRC. La llave para gobernar los próximos cuatro años recae en el PSOE que vuelve al panorama político del municipio tras lograr un edil. Su decisión será clave y puede poner fin, en el caso de que pacte con los regionalistas, a la Alcaldía popular que ostenta Jesús Díaz desde 1988.

  • Diego descarta ser presidente, y Revilla quiere formar Gobierno "cuanto antes" con el PSOE

  • Revilla afirma que está dispuesto a "liderar" Cantabria otros cuatro años

  • La jornada electoral, en imágenes

  • TERTULIAAnálisis de los resultados electorales en Cantabria

El PRC, liderado por Míchel Ruiz, sumó el mayor número de votos con 759. Una cifra similar a la de los pasados comicios en los que consiguió 740 sufragios. Por tanto, mantiene sus cinco concejales. El gran derrotado fue el Partido Popular, que se quedó con 749 frente a los 825 que cosechó hace cuatro años. La pérdida de 76 electores se traduce en un edil menos empatando con los regionalistas.

Esta idéntica división de escaños centra todas las miradas en los socialistas, encabezados por primera vez por Francisco Javier Martín, que tras conseguir 142 apoyos vuelven, tras una legislatura ausente, al Ayuntamiento de Noja. El edil conseguido se convierte en clave para marcar el futuro de la villa nojeña. No obstante, los regionalistas al ser los más votados también podrían gobernar con mayoría simple. A los comicios también se presentó la candidatura de Vecinos de Noja, con Alfonso Clavero, que solo consiguió arrastrar 68 votos quedándose fuera de la Corporación.

«Compra de votos»

Los comicios de Noja se desarrollaron en un ambiente de polémica y tensión con la «sospecha» por parte del Partido Regionalista de una «presunta compra de votos por parte del alcalde Noja».

Su candidato, Míchel Ruiz, explicó a este periódico que ya desde por la mañana «detectamos que había gente cambiando sobres en la Plaza de la Villa». Los regionalistas dieron parte a la secretaria municipal y ésta a su vez comunicó las incidencias a la Junta Electoral de Zona que se acercó hasta la villa. «Según me cuentan, la Policía Local identificó a una persona y la Guardia Civil a otras dos».

La cosa no se quedó ahí porque las sospechas de que se estaban «produciendo movimientos extraños y sospechosos» fueron creciendo por la tarde. «Por lo que me han contado, ya que no he podido salir de los colegios electorales –explica Míchel Ruiz– han detectado que de la casa del alcalde de Noja salía gente y los traían a votar en coches hasta la puerta de los colegios, se bajaban y metían la papeleta».

Ello provocó que varias decenas de vecinos –militantes y simpatizantes del PRC y PSOE– acudieran en torno a las seis y media de la tarde hasta la vivienda del alcalde donde bloquearon con sus coches los accesos a la casa para que no pudiera salir nadie más. «Ha habido bastante gente, en torno a 30 ó 40 personas, con cerca de una decena de vehículos» en el exterior de la urbanización, explicó el regionalista. Dentro, añadió, «me han contado que había gente que se estaban oculta entre los árboles para ver qué pasaba».