Empresas y Administraciones cántabras reciben más de 500 ciberataques al día

Cantabria incrementa su número de incidencias telemáticas un 25% en sólo dos años, con Santander concentrando el 72% de los casos

Jesús Lastra
JESÚS LASTRA

En un mundo globalizado, en el que teléfono y ordenador se han convertido en herramientas fundamentales, cuando no indispensables, para el día a día, los peligros aguardan en una nebulosa conformada por la distancia y el anonimato. Las amenazas existen, aunque no se sabe en muchas ocasiones de dónde vienen o quién está detrás del peligro. Pero el riesgo es real, demasiado. Tanto que las estadísticas no dejan lugar a la duda y arrojan el dato de que Cantabria sufre al día más de 500 incidentes de ciberseguridad, una cifra que crece un 25% respecto a los guarismos que se registraban en 2015, cuando los problemas ligados a los 'hackers' o piratas informáticos, sumaban 400 por jornada, aproximadamente.

La información la aporta el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), con sede en León. Entrando al detalle, la media del presente año alcanza las 518 incidencias, un valor notable pero que sitúa a la Comunidad como la tercera con menos tribulaciones de España en este campo. De hecho, los problemas de ciberseguridad de Cantabria tan solo suponen el 1,16% de todo el país.

En cuanto al desglose por localidades y municipios -el Instituto los mezcla en su clasificación- el tamaño de los mismos juega un papel fundamental a la hora de recibir la atención de amenazas por internet. Santander concentra el 71,99% de los casos registrados; seguido de Torrelavega (11,21%), Maliaño (4,41%), Castro Urdiales (3,91%), El Astillero (3,03%), Colindres (1,79%), Santoña (1,3%), Laredo (1,13%), Santa Cruz de Bezana (0,66%) y Guarnizo (0,58%).

El riesgo más habitual es un virus que pasa a controlar el dispositivo de modo remoto para delinquir en internet

El Ejecutivo autonómico admite que cada año batalla contra 45.000 ataques informáticos

Los riesgos más habituales que acechan a los dispositivos electrónicos de la región pivotan en torno a virus que permiten controlar los ordenadores de forma remota para propagar más programas maliciosos, generar 'correo basura' y cometer otros tipos de delitos y fraudes en la red. Según Marcos Gómez, subdirector de Servicios de Ciberseguridad del Incibe, «durante el primer semestre de 2017 más de la mitad de los sucesos (67,36%) están relacionados con la infección de equipos a través de programas maliciosos que pueden dañar el sistema o dispositivo ('malware') con algún fin ilícito, como solicitar un rescate o robar información del equipo, seguido de accesos no autorizados (14,91%) y fraudes (10,76%). Completan la lista el correo malicioso que sigue con vida en internet gracias a la ingeniería social, y también los ataques como las denegaciones de servicio, los escaneos de redes y sistemas, así como los intentos de robo de información», analiza Gómez.

El Gobierno, 'blindado'

Ante una amenaza que va a más con el paso del tiempo, según ratifican los datos, el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra -de quien depende la gestión de la seguridad informática en el Gobierno de Cantabria- explica que se ha constituido la Comisión General de Seguridad de la Información, un órgano que reúne y representa a los elementos técnicos, humanos, materiales y organizativos del Ejecutivo en materia de ciberseguridad y que es el máximo responsable en este área. Así, se ha desarrollado un sistema de gestión necesario con el que se pretende armar la «tela de araña» que haga frente a los incidentes. Porque la cuestión no es baladí. El consejero apunta que la Administración autonómica recibe al año 45.000 ataques informáticos y 38 millones de correos electrónicos no deseados, cifras que ejemplifican la necesidad de tomar medidas e incrementar la gestión e inversión en esta materia para responder a las nuevas amenazas 'invisibles'.

No más de cinco denuncias este año

La Guardia Civil de Cantabria, que cuenta con un grupo especializado en delitos telemáticos, asegura que en lo que va de 2017 no se superan las cinco denuncias por ilícitos que conlleven daños contra productos informáticos o material electrónico. En todo caso, el instituto armado precisa que los datos que presenta el ejercicio actual no distan mucho de los obtenidos durante el pasado año, por lo que la evolución no ha variado de manera significativa. Desde el Instituto Nacional de Ciberseguridad abogan por la prevención para evitar disgustos. Tener actualizados los equipos, una buena cultura en cuanto a riesgos telemáticos o acudir a expertos en caso de incidente son las principales recomendaciones del organismo.

Fotos

Vídeos