Dos entradas y una caña, por favor

Noches de hotel y entradas a la cueva de El Soplao, una estrategia para ganar visitantes. /Andrés Fernández
Noches de hotel y entradas a la cueva de El Soplao, una estrategia para ganar visitantes. / Andrés Fernández

Hostelería abre los paquetes turísticos a bares para que ofrezcan accesos a instalaciones a bajo precio

Marta San Miguel
MARTA SAN MIGUELSantander

El truco es el siguiente. Dormir en Cantabria y, de paso, entrar en El Soplao, en Cabárceno o al Capricho de Gaudí pagando hasta un 30% menos por todo el servicio. Lo llaman paquete turístico, y es la medida con la que la Asociación de Hostelería de Cantabria trata de fomentar la desestacionalización turística en la región. La pusieron en marcha hace dos años. Y funciona, según el último dato conocido al respecto: el número de turistas que visitan la región en temporada baja ha subido un 2,6% en 2017. ¿Se está rompiendo esta estacionalidad del turismo? El presidente de los hosteleros, Ángel Cuevas, no se atreve a cuantificar el efecto de esta campaña, pero sí se apunta un tanto lógico: «Si por algo hacemos estas acciones es precisamente para lograr ese aumento. Es una acción directa, claro que ayuda», dice.

Hasta el momento, la Asociación ha invertido más de un millón doscientos mil euros en adquirir pases a instalaciones turísticas o deportivas de la región; son 118 establecimientos los que se han sumado a esta iniciativa «y cada día que pasa se apunta alguno más». Según Cuevas, esta inversión inicial se traduce ya en «más de tres millones de euros». Es decir, que las entradas adquiridas han generado a su alrededor este flujo de dinero. ¿Cómo? «El hotelero compra entradas por un saldo que funciona como una tarjeta prepago; la mayoría ha ido unido con una noche de hotel o dos, es decir, que una familia que usa 100 euros de entradas, gasta más de 400 en el hotel, por lo que la inversión inicial en entradas se ha convertido en tres millones de euros al ir aparejado a más camas de hotel».

El turismo en cifras

118
establecimientos hoteleros están adheridos en este momento a la oferta de entradas.
1.635
socios tiene la AEHC, el 70% de trabajadores de un sector que aporta un 11% al PIB regional.

La clave del éxito de este programa está en ofrecer más por menos al consumidor. Para ello, el asociado, es decir, el dueño del hotel, pone a su disposición entradas que le han salido hasta un 30% más baratas. Ese diferencial le da margen para ofertar un paquete global «a precios competitivos». En ese sentido, la Asociación prevé volver a hacer una compra «este verano» de más entradas para poner a disposición de los asociados, esta vez con una novedad: si hasta ahora sólo eran los hoteles los que participaban en este juego de ofertas combinadas, ahora también se suman los bares. Por el momento «hay veinte propuestas, unas sólo válidas para hoteles (instalaciones de Cantur) y las demás para todos los establecimientos», explica Cuevas.

¿Cómo funciona?

La adquisición de entradas funciona como una tarjeta prepago. «Un hotel por ejemplo puede comprar entradas por valor de 500 euros, y si es un bar, 100 euros. Luego van tirando de ese crédito hasta que lo agoten». De esta manera, pueden hacer ofertas, junto con las pernoctaciones o las consumiciones, de entradas a El Soplao, al Centro Botín, de actuaciones en Escenario Santander o el Palacio de Festivales, visitas a la destilería de ginebra Siderit o un convenio con el Balneario de Puente Viesgo. «Por ejemplo, un restaurante puede ofrecer la entrada a El Soplao un 18% más barata de lo que le costaría al cliente directamente en taquilla, con ello puede ofrecer el menú en su restaurante y anunciarse con este gancho», explica Cuevas. Lo mismo sucede con un bar, que con este sistema podrá ofrecer un par de entradas al Centro Botín con un descuento del 20%, por ejemplo, al consumir en su local. Las escuelas de surf son otro servicio que entra en juego para 'captar' clientes; hasta el momento se han sumado ocho escuelas de la región que estos días de Semana Santa han ofertado clases con descuento para quienes se alojen en los establecimientos adheridos al programa. El servicio se amplía también a otras ofertas, como por ejemplo un guía turístico que ha empezado a funcionar esta Semana Santa en Santillana del Mar, o las visitas guiadas al Palacio de La Magdalena. También en la capital están disponibles entradas para el Racing, en Tribuna, con el 20% de descuento para bares y restaurantes.

¿Quién participa?

Granja Cudaña, Escenario Santander, Centro Botín, Racing, Cueva El Soplao, Balneario Puente Viesgo, Capricho Gaudí, Palacio de Festivales, Siderit, ocho escuelas de surf y las instalaciones de Cantur (Parque de Cabárceno, Teleférico Fuente Dé, Campos de Golf Abra de Pas y Nestares, Alto Campoo y Museo Marítimo), a las que se han sumado las visitas guiadas a La Magdalena.

«Hacemos compras gigantes de medio millón de euros, nadie tiene la capacidad de hacer ese desembolso y por tanto ofrecer esos descuentos, porque la unión hace la fuerza», explica el presidente de los hosteleros. Los números que sostienen su argumento son los 1.635 asociados que en este momento tiene la AEHC, lo que supone el 70% de trabajadores del sector cuya aportación al PIB regional supone más de un 11%.

Hasta el momento, la AEHC ha adquirido entradas por valor de 1,2 millones de euros. Prevén hacer una nueva compra para este verano.

Acción directa

El objetivo principal es luchar contra los picos de afluencia; una tendencia que vacía los negocios después del puente del Pilar y antes de Semana Santa, y que «hace veinte años» eran un desierto. Ahora hay movimiento. «Y no sólo en Santander, donde los congresos funcionan como acicate, sino en los pequeños hoteles de la región». El dato aportado por el Plan de Marketing turístico del Gobierno de Cantabria, que fija el aumento en un 2,6% del número de turistas que acuden a la región, da una medida del efecto de las «acciones directas». El calendario de actividades que la AEHC tiene por delante en un año pasa por estrenar tres nuevas convocatorias gastronómicas. A sus concursos habituales se suman este año tres citas: la I Ruta de coctelería del 4 al 20 de mayo (en el que cada local podrá hacer el combinado que quiera en las categorías de cóctel, combinado y gintonic); el I Concurso de Bocadillos AEHC-Gallofa (que se celebrará el 26 abril en un único día) y el I Concurso de Hamburguesas Gourmet, «que haremos después del verano, porque en junio está previsto el concurso de pinchos».

No quedarse quieto y aportar más es la estrategia que la Asociación está siguiendo para aumentar su 'cartera de servicios', como es el caso del nutricionista que va a trabajar en Las Carolinas con el fin de dotar de herramientas a los hosteleros para que conviertan sus cartas en tablas de aporte calórico, menús para celíacos o contra alérgenos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos