El esposo de la exdirectora de Ganadería niega que registraran su domicilio

El esposo de la exdirectora de Ganadería niega que registraran su domicilio
R.Ruiz

Fernández-Escalante dice que no ha conseguido la adjudicación «de próximas campañas de saneamiento ganadero para Servetcansa»

DM

El veterinario Leopoldo Fernández-Escalante, esposo de la exdirectora general de Ganadería, Beatriz Fernández, niega que la Policía haya registrado su domicilio «por ninguna causa» en el marco de la investigación judicial por un supuesto trato de favor en la adjudicación de campañas ganaderas por parte de la Administración regional cuando su mujer ocupaba el cargo.

Según se afirma en un comunicado remitido a este periódico por el afectado, «el veterinario Leopoldo-Fernández Escalante no ha conseguido la adjudicación de próximas campañas de saneamiento ganadero para la empresa Servicios Veterinarios de Cantabria (Servetcansa), la que está sometida a concurso de acreedores, ante el Juzgado Mercantil número 1 de Santander, de la que no sólo no es accionista mayoritario, sino que además su vinculación laboral con esta entidad, desde el 21 de febrero de 2017, está sometida a decisiones judiciales. No siendo cierto que la Policía haya registrado su domicilio por ninguna causa».

Como publicó este periódico, la entonces directora general de Ganadería, Beatriz Fernández, alegó «motivos personales» para dejar el cargoel pasado 20 de abril. El pasado mes de junio Beatriz Fernández declaró como investigada (antes imputada) en relación al asunto antes citado. Su esposo lo hizo semanas antes, pero su citación coincidió con la renuncia al cargo que la exdirectora venía ocupando desde el comienzo de la legislatura. Según ha podido saber este periódico son las dos únicas personas que han declarado ante el juez en unas diligencias que se encuentras todavía en una fase incipiente.

Investigación

La Fiscalía de Cantabria abrió una investigación interna, que después remitió al Juzgado, al entender que había indicios de un supuesto delito de tráfico de influencias al tiempo que pidió al juez que declarase secretas las actuaciones, petición que el juez atendió, aunque ya se ha levantado el secreto de sumario.

Las pesquisas judiciales van encaminadas a determinar si el interés de Ganadería por adjudicar a Tragsa el saneamiento ganadero, ahora en manos la sociedad cooperativa Avescal Servicios Veterinarios, tenía como objetivo la posterior subcontratación del servicio a Servetcansa. Sobre todas estas cuestiones tuvo que responder en sede judicial y en calidad de investigada la exdirectora de Ganadería.

Fotos

Vídeos