FAPA lamenta las dificultades para participar en la encuesta del calendario escolar

FAPA lamenta las dificultades para participar en la encuesta del calendario escolar
EFE

La Federación critica el carácter «meramente consultivo» de la encuesta sobre el calendario escolar y lamenta que «a las familias nos llaman cuando las decisiones están ya tomadas»

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

«A las familias se las llama a última hora, para lucir la foto, pero cuando todas las decisiones ya están tomadas por otros», ha señalado hoy la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) de Cantabria sobre la escasa participación de las familias en la encuesta realizada a la comunidad educativa para valorar el calendario escolar implantado hace dos cursos en la región, cuyos resultados se dieron a conocer el pasado viernes.

En un comunicado firmado por su presidenta, Leticia Cardenal, el colectivo critica tanto la forma en que se realizó la encuesta, que «dificultó» la participación de las familias, como la elegida para dar a conocer los resultados. «Del cambio del calendario escolar nos enteramos por la prensa, de que se iba a hacer esta encuesta nos enteramos por la prensa y de los resultados de la misma, nos hemos tenido que volver a enterar por la prensa. Ni una llamada, ni un correo, ni una pregunta nos ha llegado nunca antes de tomar las decisiones, aunque después nos siguen pidiendo salir en la foto, eso sí», refleja.

Leer más

También critica que los principales escollos que desvelan los resultados, los problemas que genera este modelo de calendario para la conciliación familiar y la sobrecarga de deberes y exámenes que ha traído consigo, «se conocían desde el curso pasado y no se ha hecho nada para solucionarlos».

En definitiva, desde FAPA piden a la Consejería que, «si sigue apostando por este modelo de calendario», tal y como dejó claro la directora general de Innovación y Centros Educativos, Isabel Fernández, «quedan muchas cosas por corregir y solucionar». Y aconsejan que «si se desea que sea asimilado y aceptado por toda la comunidad educativa, sigue siendo necesario contar con ella al completo».

La baja participación

La federación de padres muestra su «extrañeza» por «la sorpresa que parece que ha causado a la Consejería de Educación la baja participación de las familias» en la encuesta. Así lo expresó Fernández cuando dio a conocer los datos a los medios de comunicación en la sede del Consejo Escolar. «Siendo un dato preocupante, está en sintonía con lo que las familias nos hemos acostumbrado (o nos han acostumbrado) a vivir en lo que a participación en el ámbito educativo se refiere», responde Cardenal, que aporta distintas claves para justificar de forma particular esta baja implicación en la evaluación.

La principal, las palabras del consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, «avisando de que era una encuesta meramente consultiva», que «acabaron de dejar claro a las familias lo poco que importaba de nuevo su opinión».

Además, «para aquellas familias que, pese a todo, sí se animaron a rellenar» la encuesta, «la tarea tampoco ha sido fácil», continua la presidenta de FAPA, que niega que la Administración educativa haya puesto «todos los medios» para incentivar la participación de los padres, tal y como ha asegurado. «Ha habido centros que no han facilitado la información a las familias, en otros había que acudir a la secretaría para pedir las claves de acceso, algo que no es fácil para muchas...». explica.

Cardenal se queja igualmente de los problemas que generó la plataforma Yedra donde se tenía que rellenar el cuestionario, que se convirtió en «tarea imposible para muchas familias poco o nada habituadas al entorno digital».

Reunión con el consejero

Representantes de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnado (FAPA) Cantabria se reunirán este martes, 17 de abril, con el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, para abordar, entre otras cuestiones, las «muchas cosas por corregir y solucionar» que, según este colectivo, hay en el calendario escolar después de que se haya optado por mantener el actual modelo.

La asociación de padres critica que la redacción de las preguntas y la forma de elegir las respuestas «no parecía que estuviesen pensadas para que pudiesen ser entendidas y contestadas por todas las familias, independientemente de su nivel cultural». Y destaca los 'olvidos' a los que no hizo referencia el cuestionario. Entre ellos, que no se consultó «sobre algo fundamental para la conciliación como es la desaparición de las jornadas reducidas de junio y septiembre que venimos demandando desde hace tiempo», y que no había «ninguna opción» para que los padres «pudiesen exponer los comentarios o aspectos que considerasen oportunos».

Otro tema «confuso» que reprochan era quién podía participar. «Pese a que en un primer momento Educación dijo que podía participar cada progenitor, la realidad es que sólo podían hacerlo así en el caso de separación, pues la Consejería consideraba que en caso contrario la opinión de ambos debía de ser la misma», relatan.

En conclusión, FAPA considera que esta encuesta «ha sido más propia del célebre programa 'Humor amarillo' que una búsqueda real de participación de las familias».

'Utilización' del Consejo Escolar

Leticia Cardenal tampoco entiende que para presentar los resultados de la encuesta se haya utilizado el Consejo Escolar de Cantabria, organismo que no ha participado en la elaboración de la misma y al que tampoco se consultó a la hora de decidir el cambio de calendario. «¿Acaso se quiere presentar como algo de la comunidad educativa un cambio de calendario que, recordamos, nació exclusivamente de un acuerdo laboral entre la Consejería y la Junta de Personal Docente?», se cuestiona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos