El final del verano acelera el cierre de negocios de hostelería en Cantabria

 El restaurante Abuela María, en Cueto, se traspasa.
El restaurante Abuela María, en Cueto, se traspasa. / D. PEDRIZA
Cantabria

40 locales se traspasan, venden o alquilan, una cifra que crecerá a lo largo de septiembre, según apunta Ángel Cuevas, que pide al sector «más previsión» ante una tónica que «se repite cada año»

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

'Se vende o alquila restaurante'. 'Se vende inmueble apto para dedicarlo a hostal'. 'Se traspasa bar-restaurante en pleno funcionamiento'. 'Se vende local de Hostelería, con 130 metros de terraza y aparcamiento'. 'Vendo mobiliario de hotel en muy buen estado por cambio de actividad'. Estos son sólo cinco de las decenas de mensajes que llenaban el boletín de comunicación del mes de agosto de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC). Hasta 40 negocios están a la venta, se alquilan o se traspasan. Cierran la persiana. En Santander buena parte, pero también en Liérganes, Castro Urdiales, Santillana del Mar, Bárcena Mayor, Ramales, Cabezón, Torrelavega...

Y en un par de semanas, una vez finalizada por completo la temporada de verano, «el repunte será mayor, como sucede todos los años». Así lo reconoce el presidente del colectivo, Ángel Cuevas. «Hay gente que se deja deslumbrar por los locales llenos en verano y se embarcan en proyectos hosteleros adquiriendo un local de copas, un restaurante bien ubicado, un bar de playa o un chiringuito. Luego no les salen las cuentas como pensaban, llega septiembre y se desprenden ellos. Es una tónica general que se repite todos los años y que es difícil de frenar», relata el máximo responsable de la hostelería de la región, que alerta de que la «euforia» no es buena consejera en este gremio.

LA CIFRA

2842 bares y pubs y 1.304 restaurantes
hay en Cantabria, según las cifras de 2016 del Icane.

«Cuando vienen las previsiones de la Semana Santa, del puente de Santiago o de las semanas centrales de agosto, se dispara el optimismo y todo es maravilloso, pero el año son 365 días y hay que trabajar bien muchos para lograr hacerlo rentable», advierte. Cuevas se muestra «preocupado» por la «falta de previsión» de determinados empresarios a la hora de poner en marcha un negocio. «Es un sector en el que es imposible mentalizar a la gente de que hay que estar tan capacitado como en cualquier otro», incide. Y alerta de la «mala imagen» que proporcionan estas prácticas al sector. «Hace mucho daño abrir y cerrar constantemente negocios, cuanto más estabilidad haya, mucho mejor», afirma.

«La hostelería es un negocio más difícil de lo que la gente se cree y más aún hacerlo rentable» Ángel Cuevas, Presidente Asociación Hostelería

El presidente de la AEHC, que agrupa a más de 2.000 empresas, subraya que la hostelería es un negocio «mucho más difícil de lo que parece desde fuera, y más difícil aún hacerlo operativo y rentable. Pero como dar el salto es tan fácil... Con que sepas hacer unas croquetas o abrir una botella de vino no es suficiente para poner un negocio, como se creen muchos».

Ver más

«Claro que se seguirán abriendo negocios con éxito -continúa-, pero también se cierran y esto hay que intentar minimizarlo desde el mismo origen», analiza Cuevas, que resalta que la situación «ha mejorado» con respecto a los años de la crisis, pero «la amortización económica de los negocios es muy justita, se tarda en conseguir unos catorce o quince años. Y eso, en estos momentos, no es negocio».

Según datos del Instituto Cántabro de Estadística (Icane), la región contaba en 2016 -última actualización- con 2.842 bares y pubs, uno por cada 206 habitantes, y 1.304 restaurantes, uno por cada 448 ciudadanos. Una tercera parte de todos estos negocios se hallan en Santander.

Asesoramiento

Ángel Cuevas recuerda una de las primeras iniciativas que puso en marcha cuando alcanzó la presidencia de la asociación: contratar los servicios de una empresa que, «por un importe muy pequeño», realiza estudios económicos a todos aquellos que así lo deseen sobre el negocio que piensan montar. Un estudio de mercado y financiero «muy detallado». «Repito el mensaje habitual: quien quiera montar un local de hostelería que lo piense muy bien, que pase por la asociación, se informe y se asesore».

«Abrir y cerrar negocios constantemente no es bueno para el sector, da mala imagen»

Considera que en Cantabria «se han hecho muchos negocios a golpe de oído». «Oyes a gente decir, por poner un ejemplo, que quiere montar una casa rural en Liérganes, porque está siempre a tope. Y si encarga un estudio económico y de viabilidad de este tipo, a lo mejor le van a decir que Liérganes se llena 80 días al año y tienes doscientos y no sé cuantos que la vas a tener vacía».

Fotos

Vídeos