Fomento dice que el ramal de Barreda mejorará «significativamente» la circulación en la A-67 y la A-8

Fomento dice que el ramal de Barreda mejorará «significativamente» la circulación en la A-67 y la A-8
Javier Rosendo

El Consejo de Ministros aprueba el contrato y la obra se licitará una vez aprobados el expediente de información pública y el documento para información pública a efectos de las expropiaciones

DMSantander

El Consejo de Ministros ha autorizado hoy, viernes, la celebración del contrato de las obras del ramal de continuidad entre el enlace de Sierrapando y la A-67, a la altura de Barreda, por un presupuesto base licitación de 165,2 millones de euros y un plazo de ejecución estimado de 40 meses, como ya adelantó ayer el Ministerio de Fomento. Esta obra permitirá descongestionar la circulación en el entorno de Torrelavega.

Según el ministerio, esta actuación mejorará «significativamente» la circulación en la A-67 y la A-8 en la zona. El proyecto incluye también la mejora de los enlaces de Torrelavega y Sierrapando y la construcción de un nuevo enlace en Barreda.

Fomento explica que la obra se licitará una vez aprobados el expediente de información pública y el documento para información pública a efectos de expropiaciones del proyecto de trazado, así como del proyecto de construcción.

Ver más

El ministerio recuerda que la autovía A-67 es la principal conexión de Cantabria con la meseta, y desde allí con la zona centro y sur peninsular, y que su tramo inicial, desde Santander a Torrelavega, es el que más tráfico soporta, con índices medios superiores a los 60.000 vehículos diarios.

La obra no será una realidad antes de 2020 –si se cumplen los plazos y no hay contratiempos–, sin embargo el acuerdo de hoy del Consejo de Ministros tiene un gran peso simbólico. De esta forma, se explicita el respaldo político a un proyecto que llevaba mucho tiempo en los cajones del Ministerio y que ahora, con la reactivación de la obra pública que quedó casi paralizada durante los años de crisis, se recupera del olvido.

Las autovías que ahora se cruzan en el corazón de Cantabria, la de la Meseta (A-67), que conecta con Palencia, Valladolid y Madrid, y la del Cantábrico (A-8) para viajar a Oviedo y Bilbao, comparten trazado en algo más de un kilómetro. Este punto es el que da origen a retenciones kilométricas, especialmente cuando el tráfico es intenso durante las operaciones salida o regreso de vacaciones y puentes. Ese problema se suma también a la congestión por la altísima circulación de cerca de 60.000 vehículos cada día en su tramo inicial.

Ese kilómetro compartido entre el túnel y Sierrapando hace que en algunos casos los dos carriles de la autovía pasen a ser uno y se inicien las temidas colas. Es precisamente este problema el que se pretende solucionar con el ramal de continuidad, la obra más importante en materia de carreteras que tiene en cartera De la Serna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos