Fomento señalizará los 30 pasos entre andenes que hay en Cantabria

Un grupo de pasajeros cruza por las vías para ir de un andén a otro en la estación de Torrelavega/Luis Palomeque
Un grupo de pasajeros cruza por las vías para ir de un andén a otro en la estación de Torrelavega / Luis Palomeque

Es la primera medida del plan nacional que el ministro De la Serna anunció en Renedo y que afecta a los puntos en los que hay que atravesar las vías en las estaciones

Álvaro Machín
ÁLVARO MACHÍNSantander

La escena es habitual para los que cogen el tren en muchas de las estaciones que salpican el mapa. Un paso entre los dos andenes atravesando las vías. Ya los hay a través de pasarelas elevadas o de pasadizos subterráneos (incluso, con ascensores). Pero de los de pie sobre las traviesas quedan. En concreto, en Cantabria, treinta, según los datos de Fomento consultados por este periódico. Y a esos puntos afectará directamente el plan que el ministro Íñigo de la Serna presentó en Renedo. No fue casual que se eligiera el andén de Piélagos. Allí, precisamente, se trabaja ya en la mejora de la accesibilidad y en la eliminación de uno de estos espacios.

De la Serna anunció una inversión «inmediata» de 5,3 millones de euros a raíz de una recomendación técnica de la Agencia de Seguridad Ferroviaria en el mes de septiembre. Este dinero irá destinado, en el corto plazo, «a mejoras en los sistemas de autoprotección». En la práctica, a una señalización más adecuada para evitar los riesgos. «Los pasos al mismo nivel -indicaron desde Fomento- cuentan actualmente con medidas de señalización (cartelería de advertencia) y, en algunos casos, con medidas sonoras (avisos por megafonía) e información mediante teleindicaciones que recogen el tiempo restante para el paso del siguiente tren (empleada fundamentalmente en estaciones de cercanías)».

Esas primeras actuaciones afectarán a los treinta pasos de este tipo repartidos por la red ferroviaria en Cantabria (a nivel nacional existen infraestructuras similares en el 37,8% de las estaciones). Ya en el medio y largo plazo, los técnicos analizarán los riesgos que existen en cada caso concreto en base a las recomendaciones de la Agencia de Seguridad. De ese dictamen dependerá que se tomen, si son necesarias, medidas adicionales de seguridad o que se opte directamente por la supresión del paso. La lista de los que desaparecen. El principal criterio será el del flujo de usuarios. Más personas en tránsito por las vías, más riesgo. De la Serna habló de 29 estaciones -a nivel nacional- en las que hay pasos de este tipo y que cuentan con un ratio superior a los 750 viajeros al día (la de Renedo, por ejemplo, es una de ellas).

La presentación del plan sirvió al Ministerio para recordar que «desde 2012 y hasta octubre de este mismo año se han suprimido un total de 200 pasos a nivel» en España. Aquí se refiere a los que, ya en las estaciones o no y al margen de los andenes, utilizan los peatones y los vehículos.

Adif ya ha anunciado la licitación del proyecto constructivo de supresión del paso a nivel de San Pedro de Rudagüera (Alfoz de Lloredo y conocido como 'Lumbrera'). Un punto que se suma a la lista de nueve pasos a nivel de la red de ancho métrico en Cantabria que desaparecerán antes de 2024. Siete situados en la Línea Oviedo-Santander (dos en Cabezón de la Sal, uno en Bezana, dos en Miengo, uno en Reocín, y uno en Piélagos) y dos en la Orejo-Liérganes (en Riotuerto). A ellos hay que sumar otros dos de la red convencional. Cabe recordar que en los últimos trece años, al menos doce personas han fallecido en la región atropelladas por un tren en un cruce ferroviario, cuatro de ellas en el entorno de uno que no contaba con barreras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos