Los funcionarios de prisiones reparten chorizos en la calle para denunciar su situación laboral

Los funcionarios de prisiones, frente a la puerta de la Delegación de Gobierno en Cantabria. / Javier Cotera

Critican la actitud de una administración «que ha demostrado una total falta de honestidad con su personal laboral»

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

Representantes del sindicato de funcionarios de prisiones ACAIP han repartido este martes chorizos a las puertas de la Delegación del Gobierno en Cantabria para buscar el doble sentido del término en alusión a una Administración, «que ha demostrado una total falta de honestidad con su personal laboral».

Juan José Cabrera, delegado de ACAIP en Cantabria ha manifestado que se trata de una más de las movilizaciones convocadas por el sindicato en toda España, protestas que comenzaron el pasado mayo y que buscan «denunciar unas condiciones de trabajo que son penosas y que nos llevan hacia el colapso absoluto».

Exigen que la oferta de empleo público se amolde a las necesidades reales de los centros, que a día de hoy cuentan con un déficit de personal «que se acerca a los 3.500 puestos de trabajo». «Algo que además va en detrimento de nuestra seguridad», ha remarcado Cabrera. «Para hacernos una idea, todos los días hay una agresión en una prisión española. Si no contamos con el número debido de trabajadores, este trabajo se vuelve peligroso. Y nosotros estamos para salvar vidas en las cárceles, no para perderlas».

En Cantabria, «la situación puede ser crítica. En El Dueso hay 40 vacantes de funcionarios». El delegado de ACAIP en Cantabria ha anunciado que el sindicato no ha mantenido «ninguna reunión oficial» con el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y que su «siguiente movimiento será hacer una donación de sangre por cada agredido en cada prisión española».

Fotos

Vídeos