Luz verde al plan de protección del Parque de las Dunas de Liencres

Dunas en la playa de los Liencres/Andrés Fernández
Dunas en la playa de los Liencres / Andrés Fernández

El Gobierno aprobará en la reunión de este jueves un plan de ordenación que lleva paralizado casi una década

DM

El Gobierno dará luz verde en la reunión de hoy, jueves, al plan de ordenación de las dunas de Liencres, un proyecto que llevaba paralizado casi una década y que multiplicará por nueve el área de protección de esta joya paisajística de la costa, hasta ahora reducida a los pinares de bajada a la playas de Valdearenas y Canallave y a sus dunas. Concretamente, crecerá de las 194 hectáreas actuales a más de 1.700, como se recoge en el informe aprobado por el Patronato del Parque en 2016. En él, se especifica que la primera fase de la ampliación durará siete años y tendrá un coste estimado de nueve millones de euros.

Tal y como ya adelantó este periódico hace justo un año, el área de influencia del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) traspasará las fronteras de Piélagos y llegará hasta Mogro, por un lado, y hasta el límite de Santa Cruz de Bezana con Santander, por el otro. Toda Costa Quebrada quedará incorporada a la nueva reserva natural, que, además, protegerá Cuchía, los islotes de esa zona, todo el estuario del Pas y llegará hasta la playa de Los Caballos, en Miengo.

Hace apenas diez días, desde SEO/BirdLife se confiaba en la extensión de esta catalogación de espacio natural protegido de las Dunas de Liencres para frenar la «preocupante degradación de Costa Quebrada», fruto del «descontrolado uso público», que provoca principalmente erosión y pérdida de vegetación y la aparición de vertederos incontrolados. Este mapa de la ampliación llegará también hasta la ladera alta del monte de El Cuco, donde ya fueron demolidas las 232 viviendas levantadas en 2004, a rebufo del boom inmobiliario, que quedaron a medio construir tras ser declaradas ilegales por el «brutal impacto paisajístico». Con este plan se abre la puerta a la recuperación ambiental de esa cicatriz de 600.000 metros cúbicos en el monte La Picota.

Fotos

Vídeos