La gripe causa en Cantabria la mayor mortalidad de la última década

La gripe causa en Cantabria la mayor mortalidad de la última década
Daniel Pedriza

Sanidad da por finalizada la onda epidémica que ha dejado 22 fallecidos en la región

DM .
DM .Santander

Sanidad da por finalizada la onda epidémica de gripe en la región. Sin embargo, el número de fallecidos suma ya 22 personas, la cifra más alta en la última década. Una cifra alejada de los 14 casos del año pasado o de los 9 de la famosa pandemia del año 2009 cuando cuando entró en juego la gripe A (H1N1), que nunca se había identificado como causa de infecciones en los seres humanos.

Desde el inicio de la temporada, en octubre, se han registrado 12.900 casos con niveles semanales que llegaron a alcanzar picos en torno a 2.000 casos. Ahora con 52,80 casos de gripe por cada 100.000 habitantes, por debajo del umbral epidémico (58,18 casos) la Consejería considera que se puede determinar el final de la onda estacional epidémica de esta enfermedad en la región. No obstante, aún hay 11 pacientes ingresados en la región pendientes de alta.

Los niveles diarios de enfermedad siguen decreciendo de los 400 casos al día que se registraban a principios de año, hasta el promedio de 60 casos diarios en la última semana. Según las previsiones analizadas se estima, además, que el promedio durante la semana actual se situará por debajo de los 40 casos diarios.

Hasta la semana pasada, se habían producido en Cantabria 155 ingresos hospitalarios con determinadas patologías derivadas directamente de la enfermedad, con esos 22 fallecimientos, todos ellos de personas con edades superiores a 65 años y que presentaban pluripatología importante.

A nivel nacional, las tasas también continúan descendiendo estando en una tasa de 109.08 casos por 100.000. Según el informe de la Consejería de Sanidad, la mayor parte de las comunidades autónomas se sitúan en el nivel epidémico bajo, aunque la circulación viral se mantiene por todo el territorio.

En cuanto a la tipología viral se confirma el cambio señalado en informes anteriores: el virus B supone un 71% del total de aislamientos, frente al 29% del virus A en el conjunto de toda la temporada. Sin embargo se incrementa en las últimas semanas la proporción de circulación de virus A.

Con estos datos, la Consejería concluye que en Cantabria se ha producido de manera efectiva la extinción de la onda epidémica, aunque se mantiene una cierta actividad gripal en la población evidente con sustitución del serotipo (cambio de B a A) y tasas altas de detección microbiológica.

El ritmo de ingresos por formas graves de enfermedad sigue disminuyendo notablemente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos