Históricos del PSOE censuran «las serias heridas abiertas» por sus dirigentes

Alfredo Pérez Rubalcaba, Exministro/DM
Alfredo Pérez Rubalcaba, Exministro / DM

Cinco socialistas de la vieja guardia que ocuparon cargos relevantes ven con «preocupación» y «tristeza» la guerra cainita desatada en su partido y su traslación al Gobierno

V. SANTIAGO/C. DE LA PEÑASantander

. El Partido Socialista de Cantabria atraviesa, con diferencia, una de las crisis más graves de su historia. Ni los pobres resultados cosechados en las sucesivas elecciones autonómicas y municipales, ni las seculares luchas intestinas entre oficialistas y críticos, ni la aparición de nuevos partidos en el ámbito político han erosionado tanto a la familia socialista como la guerra cainita abierta entre la exsecretaria general y vicepresidenta del Gobierno, Eva Díaz Tezanos, y su círculo, y la nueva dirección encabezada por Pablo Zuloaga tras las elecciones primarias del pasado mes de julio.

Algunos socialistas históricos viven enmudecidos ante este choque de trenes entre la antigua y nueva dirección, pero otros no tienen reparos en hacer públicos sus sentimientos, entre los que predomina la «tristeza» y «estupefacción», censurar «las heridas abiertas» y reclamar «sosiego y sensatez» para llegar al entendimiento. Uno de ellos, José Ángel Hierro, 16 años al frente de la alcaldía de Colindres y más de 30 en el partido, va más allá y propone buscar un «mediador», equidistante entre ambos sectores, para «reconducir la situación».

«Hay que reconducir la situación e intentar llegar al consenso, que es difícil, pero no imposible», señala Hierro

Jesús Cabezón, diputado, eurodiputado y senador, censura sobre todo «las formas» de la nueva dirección del partido; Aurelio Ruiz Toca, secretario general de la gran federación de Torrelavega durante varias legislaturas, condena por igual a antiguos y nuevos; el exministro Alfredo Pérez Rubalcaba considera un «gravísimo error llevar las discrepancias internas del partido a los gobiernos»; y Maxi Valle, alcalde de Santoña y senador, impele a la nueva dirección a «abandonar» la crispación y lamenta que «alguien que ha estado diez años en la Ejecutiva diga ahora que las cosas no funcionan y empiece a cortar cabezas como en la Revolución francesa», en clara referencia a Zuloaga. De alguna manera todos coinciden en que las heridas abiertas «no se cerrarán fácilmente».

Preocupado por el devenir del PSOE cántabro desde las primarias, Ruiz Toca está «quemado y apenado por la gran desconsideración de los compañeros a todo el partido». El torrelaveguense reparte culpas: «Lo que está pasando se debe a la absoluta irresponsabilidad» de Eva Díaz Tezanos y de Pablo Zuloaga, que han sido «incapaces de poner por delante los intereses generales de la organización a los suyos. Los dos tenían que haber sido mucho más generosos con el otro. Pero sólo han pensado en ellos mismos. Les ha faltado altura de miras».

Cabezón critica que los cambios se hayan hecho «en plaza pública» y Ruiz Toca reparte culpas

Para quien fuera un baluarte del PSOE en el Ayuntamiento de Torrelavega, «todos los actores tienen que cambiar de actitud. El nuevo secretario general estaba obligado a una mayor empatía con la secretaria saliente. Debía haber sabido que ella necesitaba un tiempo para asimilar la situación, para hacerse a la idea del cambio. Pero el muchacho ha ido a clavar cuchillos entre sus compañeros desde el primer momento. Ha entrado como un elefante en una cacharrería. Así no se pueden hacer las cosas entre socialistas. ¿Cómo puede esperar que nadie confíe en él en el futuro cuando ha llegado como ha llegado?».

«Una vergüenza»

Pero Ruiz Toca tampoco salva a Díaz Tezanos, con quien el PSOE se ha quedado en esta región «en la insignificancia, sin que nadie se sienta responsable. En Torrelavega tenemos menos ediles que en la primera legislatura democrática, y en el Parlamento, solo con cinco diputados. Esto es una vergüenza y todos los dirigentes han seguido en sus puestos, sin haber rendido cuentas a la militancia». A sus ojos, además, Díaz Tezanos tenía que saber que los cargos en política «no son eternos y que le iba a llegar el momento de marcharse. Critico las formas del chico y también las de Eva. Lo están haciendo los dos igual de mal. Va a costar arreglarlo».

Alfredo Pérez Rubalcaba. Exministro

«Es un gravísimo error que el partido lleve sus discrepancias internas a los gobiernos»

«¿Desarrolló Ruiz su tarea como consejero de forma insatisfactoria? No, no y no»

El militante dice expresar el sentir «de muchos veteranos del PSOE, gente que estamos hasta las narices de lo que está viendo. ¡Estamos oyendo cada cosa! ¿Cómo puede decir un secretario general que destituye a un consejero que lo estaba haciendo bien como Ramón Ruiz que le cesa porque no es leal? ¿Leal a quién? ¡Si Ramón Ruiz ha sido leal al partido y al pacto con el PRC! A los de dentro nos tratan como si fuéramos estúpidos. Y a los ciudadanos, ¿cómo les va a explicar el secretario su cese si teníamos un buen consejero y un buen gestor?». El torrelaveguense cree que, con su falta de humildad y con las maneras de unos y otros, «se están cargando el partido».

Algo más medido se muestra Jesús Cabezón, «muy preocupado» por lo que está ocurriendo y muy crítico con las formas de la nueva dirección. «Si se hubiera hecho mal en el Gobierno, entendería los cambios e incluso que los hubiera habido antes, pero no me parece el caso. Y, sobre todo, no me parecen formas de relevar a alguien porque, al final, pones en riesgo la gobernabilidad y la estabilidad de la región».

Jesús Cabezón. Exeurodiputado y exsenador

«Trasladar las tensiones orgánicas a la calle nunca le ha dado buen resultado al partido»

«No será fácil recomponer el partido a corto plazo, va a llevar su tiempo»

Cabezón estima que, de haberse tenido que acometer los cambios, «todo se podía haber llevado con mayor discreción y no en la plaza pública, como se ha hecho, porque trasladar a la calle las tensiones orgánicas nunca le da buen resultado al partido». «Estas formas» tienen repercusión interna –toda vez que «no permiten que cicatricen las heridas, que son serias»– y externa.

El socialista no ve necesario, por otra parte, el golpe en la mesa de Pablo Zuloaga al sustituir a Ramón Ruiz. «Si lo que buscaba era la reafirmación de quien gana en el partido, no hacía falta. Ganando la votación, los compañeros ya han hablado claramente. ¿Para qué volver a reafirmarse cuando la organización está de tu lado?».

Cabezón cree que «las heridas son muy serias» porque hay «desconfianza entre unos y otros. Esto no se va a cerrar solo con un discurso de buena voluntad. Va a llevar su tiempo, no será fácil de recomponer a corto plazo». El exeurodiputado no se mostró muy optimista sobre el futuro. Espera, no obstante, que haya «un acercamiento» entre facciones para elaborar las candidaturas electorales de cara a los comicios locales y regionales de 2019.

Aurelio Ruiz Toca. Exsecretario en Torrelavega

«Zuloaga y Díaz Tezanos han puesto los intereses suyos por delante de los del partido»

«Critico las formas del chico y también las de Eva. Lo están haciendo igual de mal»

Referente

José Ángel Hierro ha sido uno de los alcaldes socialistas por antonomasia. Estuvo 16 años al frente de la alcaldía de Colindres y otros ocho como teniente de alcalde, lo que le convierte en un referente de esa vieja guardia socialista que ahora se duele por la lucha sin cuartel que se vive en la organización. «Las guerras cainitas son lo peor que le puede ocurrir a este partido. Hay que reconducir la situación e intentar llegar al consenso, que es difícil pero no imposible». Hierro, que se escora hacia el lado del secretario sanchista, defiende la designación de «una persona que medie, equidistante para calmar las cosas, porque algunos están olvidando que todos somos compañeros y socialistas; todos somos el PSOE, los de Eva y los de Pablo, y defendemos las mismas ideas, unos con caras nuevas y otros con caras viejas».

José Ángel Hierro. Exalcalde de Colindres

«Hay que buscar una persona equidistante que medie y reduzca la situación»

«Olvidamos que defendemos las mismas ideas, con caras nuevas o con caras viejas»

El veterano militante reclama un esfuerzo a ambos dirigentes, aunque azuza más a Díaz Tezanos y a su entorno. «Si tienes ética política, eres generoso y quieres a tu partido, un minuto después de conocer el resultado de las primarias Eva tenía que haber puesto todos los cargos institucionales a disposición del ganador. Debió decir a Zuloaga: tienes toda la libertad y todo nuestro apoyo. Pero en lugar de eso, no aceptó la derrota y salió diciendo que el nuevo secretario general quería llevar la fractura del partido al Gobierno», la reprocha. El exalcalde de Colindres, que entregó el testigo a Javier Incera, posicionado con la vicepresidenta del Gobierno, recuerda que «cuando Paco Mañanes (que sustituirá al consejero Ramón Ruiz en Educación)perdió las elecciones con Gorostiaga y Díaz Tezanos se puso a su disposición desde el primer momento y no creó un bloque de oposición como ahora».

El de Colindres cree que tampoco Ramón Ruiz ha sido generoso. «No le echan porque haya sido buen o mal consejero, le echan porque planteó una rebelión al nuevo secretario al decir que no iba a aceptar cambios en su Consejería. Se metió en camisas de once varas, sacó pecho y se ha echado él solito».

Maxi Valle. Exalcalde de Santoña

«A Zuloaga y los suyos sólo les falta sacar las guillotinas a las plazas públicas»

«Cortó la cabeza de Ramón Ruiz porque no se atrevió a segar la de Díaz Tezanos»

Otro de los ‘santones’ del socialismo en Cantabria es Maxi Valle, con veinte años dedicado a la política activa e institucional en el PSOE, tanto en Santoña como en el Senado. Aunque se apartó de la primera línea política en 2002, siempre estará «dentro del partido». Desde esta atalaya observa «con profunda tristeza» la situación. «Es una barbaridad lo que están haciendo (por Zuloaga y los suyos). Me recuerda a la Revolución francesa, sólo les falta sacar las guillotinas a las plazas públicas. No tiene explicación que alguien que ha estado diez años en la Ejecutiva presente un programa diciendo que esto no funciona y empiece a cortar cabezas. Y cortan la de Ramón Ruiz porque no tienen narices de segar la de Eva. Este chico parece que tiene complejo de Edipo y tiene que matar a la madre, a Eva, con la que ha estado una década», se enciende.

También Alfredo Pérez Rubalcaba, el cántabro que lo ha sido casi todo en el PSOE (secretario general,  portavoz, vicepresidente y ministro en cuatro carteras distintas) ha reprobado el cese de Ramón Ruiz. «¿Ha desarrollado su tarea como consejero de forma insatisfactoria? ¿Ha incumplido el programa que el PSOE y el PRC firmaron en su acuerdo de Gobierno? ¿Ha olvidado en su gestión los principios y valores que hemos defendido los socialistas en materia educativa? No, no y no». El de Solares, siempre próximo a Gorostiaga, considera «un gravísimo error que el partido lleve sus discrepancias internas a los gobiernos» y se pregunta «cómo se lo vamos a explicar a los ciudadanos de Cantabria».

Opinión

Fotos

Vídeos