Un informe advierte de «cierta normalización» de las agresiones verbales entre los escolares cántabros

Un informe advierte de «cierta normalización» de las agresiones verbales entre los escolares cántabros

El consejero de Educación ha asegurado que se buscarán soluciones a este tipo de conflictos, algo que «preocupa» en el seno del Observatorio de Convivencia Escolar

DM .
DM .Santander

Un informe de la Universidad de Cantabria (UC) destaca que el clima escolar en los centros educativos se percibe de forma «positiva», pero advierte de una «cierta normalización» de las agresiones, sobre todo verbales, entre los estudiantes y, en menor medida, entre profesores y alumnos. Estas son algunas de las principales conclusiones del informe, denominado 'Clima, conflicto y gestión de convivencia en los centros educativos no universitarios', encargado por el Observatorio de Convivencia Escolar, y que ha presentado este martes el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes.

El consejero ha señalado la intención de su departamento de buscar soluciones a este tipo de conflictos, algo que «preocupa» y donde se va a poner el foco de atención, ya que no se puede dar por normal una situación de agresión, aunque sea verbal o de baja intensidad, ha dicho.

No obstante, ha asegurado que profesores, alumnos y familias, tienen una percepción muy positiva de la convivencia escolar, algo que es «fundamental» para los procesos de enseñanza-aprendizaje, y por tanto, es una prioridad establecer políticas que tiendan a la prevención del conflicto escolar, ha reiterado.

Por otro lado, según el informe, los centros educativos que promueven y realizan actividades proactivas presentan un mejor clima escolar y se dan menos agresiones. Lo mismo ocurre en los centros donde el alumnado manifiesta actitudes tolerantes a la diversidad. Al respecto, el consejero ha apuntado que las propuestas que más destacan todos los colectivos como necesarias para mejorar la convivencia tienen un marcado carácter preventivo, y se centran en aspectos como la educación en valores, la educación emocional y el fomento del respeto a la diversidad.

También se apunta como «factor clave» la formación en competencias socio emocionales de los docentes, mejorar los canales de comunicación y colaboración entre alumnos, profesores y familias, y posibilitar una participación más efectiva de todos los colectivos en la toma de decisiones de los centros, dando protagonismo al alumnado.

Metodología

El estudio, elaborado por el grupo de Investigación en Desarrollo Socio-Emocional, Bienestar y Educación bajo la coordinación de Susana Lázaro-Visa y Andrés Fernández-Fuertes, se realizó durante los meses de abril y mayo de 2017 con un total de 1.432 encuestas a alumnos, 523 a familias y 327 a profesores. Para ello, se emplearon cuestionarios diferenciados para cada colectivo, recogiendo información sobre el clima escolar y la percepción del funcionamiento del centro por parte del profesorado, añadiendo, en el caso del alumnado, su visión del aula.

Según el consejero, no existe en Cantabria un informe de este calibre desde el año 2006, cuando se realizó un documento elaborado por la UNED en un contexto muy diferente al actual. «Ya por entonces encontramos claves para afirmar que la convivencia escolar en Cantabria se percibe de manera positiva, aspecto que en la actualidad se mantiene», ha dicho.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos