Los jueces cántabros admitieron las once solicitudes de donación de órganos que recibieron en 2017

Los jueces cántabros admitieron las once solicitudes de donación de órganos que recibieron en 2017
DM

Se consolida el encuentro entre los Profesionales de la Administración de Justicia y la Comunidad Trasplantadora

E. PRESSSantander

Los jueces cántabros admitieron todas las solicitudes judiciales de donación que recibieron en 2017 -nueve de ellas relativas a órganos de cadáver y dos de personas vivas- mientras que el porcentaje de negativas de los familiares continúa en la franja del 8-10 por ciento.

Estos datos han sido facilitados este jueves en una rueda de prensa ofrecida en el marco de una nueva edición del Encuentro entre Profesionales de la Administración de Justicia y de la Comunidad Trasplantadora que se está celebrando en el Hotel Hoyuela de Santander.

Tal y como ya se avanzó el miércoles en la inauguración de estas Jornadas, en España, hubo en 2017 cinco negativas judiciales de donaciones de órganos en cadáver, el 1,3 por ciento de las 381 solicitudes que hubo, lo que supone un «mínimo histórico» tanto en términos absolutos como porcentualmente.

Ver más

Las cinco negativas judiciales se produjeron porque la donación podría interferir en la investigación judicial de un supuesto hecho delictivo, según han explicado los directores del Encuentro, José Luis López del Moral, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), y Eduardo Miñambres, coordinador autonómico de trasplantes de Cantabria, así como la directora de la Organización Nacional de Trasplantes, la doctora Beatriz Domínguez-Gil.

De esta forma, se registraron dos negativas judiciales menos que en 2016, cuando hubo 7, el 1,7 por ciento del total de solicitudes.

Fuera del ámbito judicial, en España, en 2017, el 87% de los familiares de fallecidos dieron su consentimiento a la donación de órgannos.

Las jornadas se desarrollarán hasta el próximo viernes en el hotel Hoyuela y cuentan con la participación de más de medio centenar de jueces, médicos forenses y coordinadores de trasplantes en activo de todas las comunidades autónomas.

La nueva ley holandesa, un «efecto negativo»

La directora de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez-Gil, ha advertido de que el cambio legislativo aprobado esta semana en Holanda por el que todos los ciudadanos se convierten automáticamente en donantes de órganos, salvo a aquellos que hayan expresado su negativa en vida y certificándolo así un registro específico, puede tener un «efecto negativo» en la ciudadanía.

«Muchos ciudadanos pueden percibirlo como un intento de fiscalización de los órganos por parte del Estado y puede tener un efecto negativo», ha alertado Domínguez-Gil al ser preguntada en Santander sobre la nueva ley de donación de órganos aprobada en el Senado holandés por un estrecho margen.

Domínguez-Gil considera que esta modificación legislativa se ha manejado de una forma «un poco torpe» y cree que, antes de llevarla a cabo, en este país se tendrían que haber cambiado «muchas cosas antes» en relación a las donaciones.

En España, el deseo o rechazo a ser donante se puede expresar por cualquier medio, sin necesidad de que quede en un registro y vale, incluso, con hacerlo al entorno familiar.

Así, el coordinador del trasplante tiene entre sus tareas el verificar que la persona no haya expresado en vida su oposición a donar, sea por el medio que sea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos