El juez investiga a la exdirectora de Ganadería por un supuesto trato de favor a su esposo

Beatriz Fernández, exdirectora de Ganadería
Beatriz Fernández, exdirectora de Ganadería / ROBERTO RUIZ

Beatriz Fernández dimitió en abril alegando «cuestiones personales», pero el Juzgado ya había abierto diligencias que le implicaban a ella y a su esposo en un presunto tráfico de influencias

CONSUELO DE LA PEÑA

La entonces directora general de Ganadería, Beatriz Fernández, alegó «motivos personales» para dejar el cargo el pasado 20 de abril, y no sorprendió porque se vivían tiempos convulsos en su departamento. Esa semana las movilizaciones del sector primario habían dejado en la retina de los cántabros la imagen de un grupo de ganaderos increpando con palabras gruesas al presidente Miguel Ángel Revilla por el vaciado sanitario, y dos días después se producía el cese del jefe de Servicio de Sanidad Animal, Francisco Fernández, tras 16 años al frente de esta jefatura.

Beatriz Fernández ha declarado como imputada ante el juez Agüero

Era la punta del iceberg de la crisis que se venía larvando en el sector ganadero desde meses antes, así que la dimisión de Fernández se enmarcó en ese escenario.

Pero, más allá de los problemas que acuciaban a su departamento, lo cierto era que un juez estaba investigando a la exdirectora de Ganadería y a su marido por un supuesto delito de tráfico de influencias relacionado con el contrato de la campaña de saneamiento ganadero, que supera los 14 millones de presupuesto.

El pasado mes de junio Beatriz Fernández declaró como investigada (antes imputada) por estos hechos; su esposo, el veterinario Leopoldo Fernández-Escalante, lo hizo semanas antes, pero su citación coincidió con la renuncia al cargo que la exdirectora venía ocupando desde el comienzo de la legislatura. Según ha podido saber este periódico son las dos únicas personas que han declarado ante el juez en unas diligencias que se encuentras todavía en una fase incipiente.

La investigación, que dirige el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Santander, Miguel Ángel Agüero, se inició en la Fiscalía de Cantabria a raíz de una denuncia que apuntaba que el veterinario se había valido de la posición prominente de su esposa al frente de Ganadería para conseguir la adjudicación de próximas campañas de saneamiento ganadero para la empresa Servicios Veterinarios de Cantabria (Servetcansa), de la que es accionista mayoritario.

La Fiscalía de Cantabria abrió una investigación interna, que después remitió al Juzgado al entender que había indicios de un supuesto delito de tráfico de influencias, al tiempo que pidió al juez que declarase secretas las actuaciones, petición que Agüero atendió, aunque ya se ha levantado el secreto de sumario.

Durante la investigación judicial, la Policía registró el domicilio del veterinario investigado, donde intervino su ordenador personal y su teléfono, una diligencia que se produjo tres semanas antes de la renuncia al cargo de Fernández. Al mismo tiempo, el juez ofició a la empresa pública Tragsa para conocer si la directora general de Ganadería mantuvo alguna reunión con sus responsables para adjudicar la contratación de la campaña de saneamiento al holding público.

Las pesquisas judiciales van encaminadas a determinar si el interés de Ganadería por adjudicar a Tragsa el saneamiento ganadero, ahora en manos la sociedad cooperativa Avescal Servicios Veterinarios, tenía como objetivo la posterior subcontratación del servicio a Servetcansa.

Sobre todas estas cuestiones tuvo que responder en sede judicial y en calidad de investigada la exdirectora de Ganadería, con quien este periódico ha tratado de ponerse en contacto sin éxito. El pasado mes de mayo, cuando El Diario desveló la investigación, Leopoldo Fernández-Escalante negó cualquier conducta ilícita y desvinculó el cese de su esposa de las indagaciones judiciales. «Beatriz no tienen nada que ver en esto, ha dimitido por los problemas de su departamento y por el cese de su mano derecha. Es una decisión que llevaba meses meditando», señaló.

Fotos

Vídeos