La Justicia cuestiona por primera vez el concurso de Sanidad para abrir nuevas farmacias

La Justicia cuestiona por primera vez el concurso de Sanidad para abrir nuevas farmacias
Javier Rosendo

El Tribunal Superior de Justicia anula una parte de la orden de la Consejería, que deberá concretar la ubicación de las dos nuevas boticas previstas en Noja

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

Sorpresa en el proceso de apertura de 33 nuevas farmacias en Cantabria. Cuando ya parecía que, después de cinco sentencias desestimatorias, las dos restantes iban a ir en la misma dirección –así lo intuían los futuros adjudicatarios de esas boticas y la propia Administración–, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha estimado parcialmente un recurso contra la orden de la Consejería de Sanidad por la que se convocó el concurso. Concretamente, el presentado por una farmacéutica de Noja (municipio donde están previstas dos aperturas), cuyos argumentos coinciden con el otro recurso pendiente, el del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria.

En ambos casos, se alega un punto de discrepancia fundamental con respecto a la interpretación de la Ley de Ordenación Farmacéutica de Cantabria 7/2001, sobre la que se pronuncia ahora el TSJC: el artículo 21.2, que dice que «en el supuesto de que para autorizarse una nueva oficina de farmacia se computen plazas turísticas y viviendas de segunda residencia (...)» –como es el caso–, «la Consejería de Sanidad, teniendo en cuenta las necesidades de atención farmacéutica, delimitará el lugar dónde se haya de ubicar la nueva oficina de farmacia». Y es ahí donde el tribunal da la razón a la demandante, al considerar que «la Administración ha obviado injustificadamente la delimitación de la ubicación concreta de las nuevas farmacias que se sacan a concurso en Noja».

El dato

33
Son las nuevas farmacias están previstas en el concurso público, paralizado desde hace más de un año por los siete recursos presentados.

No obstante, la Sala había ventilado con anterioridad una demanda similar también de este municipio, que resultó desestimada –al igual que las formuladas desde Suances, Miengo, Santillana y Castro–, aunque el tribunal explica ahora en su sentencia que «no se trata de un supuesto de cosa juzgada porque el recurrente no es el mismo». Entiende el tribunal que la interpretación literal del artículo 21.2 «establece una obligación clara de delimitación».

Para la Sala, la Administración debe justificar esa omisión con estudios sobre las zonas de residencia de la población de temporada «que permitan concluir que recibirá una prestación farmacéutica efectiva y eficaz, sea cual sea la ubicación de las nuevas farmacias», lo que no se ha hecho. Al estimar la demanda, se anula la orden de Sanidad, pero únicamente en lo que se refiere a la omisión por parte de la Consejería del lugar donde se instalarán las nuevas farmacias de Noja. Es decir, que no afecta a la creación de esas nuevas boticas y tampoco a las plazas convocadas para el resto de la región –en total son 33–. Sanidad deberá concretar el emplazamiento de esos dos nuevos negocios, «a fin de que la prestación farmacéutica se aproxime a esa población flotante».

La sentencia, contra la que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo, va acompañada de un voto particular de la magistrada Clara Penín, para quien «el criterio de zona farmacéutica resulta suficiente a la hora de determinar la localización de las nuevas farmacias».

Para el Colegio de Farmacéuticos, la resolución ha sido una «grata sorpresa», ya que ve así reforzados sus argumentos para mantener su propio recurso, que ha sido duramente criticado por los aspirantes que aguardan desde hace más de un año que se despeje el camino para abrir las boticas.En cambio, entre estos últimos la noticia ha caído como un jarro de agua fría. No solo ven cómo se les escapa la oportunidad de desatascar el proceso, sino que les desconcierta que «dos sentencias paralelas tengan resultados diferentes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos