López Obrador se gana el Jubileo en Santo Toribio

López Obrador se gana el Jubileo en Santo Toribio
Pedro Álvarez
Cantabria

El candidato a la presidencia mexicana sigue su periplo por tierras cántabas tras un acto en la Universidad donde se ha comprometido a acabar con la corrupción y los privilegios políticos de su país

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZSantander

La visita del futuro candidato presidencial de México, Manuel lópez Obrador, a Cantabria ha hecho hoy parada en Liébana donde ha recorrido el Monasterio de Santo Toribio. Unas horas antes ha participado en un acto en la Universidad de Cantabria donde ha realizado un análisis de la realidad política de su país, hoy conmocionado por un terremoto. López Obrador se ha vuelto a comprometer durante su intervención, a acabar con la corrupción y los privilegios políticos, porque, ha dicho, «no puede haber un Gobierno rico y un país pobre».

En Santo Toribio, donde ha estado acompañado del presidente regional, Miguel Ángel Revilla, del que ha dicho es un «un presidente popular, y me consta que es una persona muy querida», ha calificado de «extraordiario e impresionante» el Lignun Crucis y ha reconocido que «no se conoce mucho en el mundo sobre esta Reliquia. Yo soy un profundo admirador de la vida, pensamiento y obra de Jesús, y me gusta mucho estar aquí recordando que Cristo fue un luchador social y que por eso fue crucificado. Es por eso por lo que me da mucho gusto que se conserve esta tradición en Liébana». El presidente cántabro no va a desaprovechar este entusiasmo y le ha encomendado que difunda el Año Jubilar Lebaniego en el país azteca.

A Santo Toribio ha llegado en compañía de su esposa, la periodista Beatriz Gutiérrez Müller. Allí han sido recibidos por Juan Manuel Núñez, padre guardian del monasterio; Francisco Martín, consejero de Industria; Manuel Bahillo, director de la Sociedad Año Jubilar; y Óscar Casares y Gregorio Alonso, alcaldes de los municipios de Camaleño y Vega de Liébana, respectivamente. También estaban en Santo Toribio Francisco Javier López Marcano y su hijo, Javier López, entre otros.

En en interior de la capilla del Lignum Crucis, el franciscano Juan Manuel Núñez, se ha encargado de explicar a los invitados la historia, datos y el sentido religioso del Lignum Crucis. A continuación y después de la bendición, han podido besar la Reliquia, finalizando el acto en la capilla con una oración por el pueblo de México. En la visita también conocieron la historia de la leyenda del buey y del oso, atravesaron la Puerta del Perdón, y contemplaron el facsímil del Beato de Gerona. Para acabar la cita de hoy, un cocido lebaniego en el restaurante del hotel del Oso, en Cosgaya.

Mañana Ampuero

El político méxicano que tiene raíces cántabras, razón por la que visita la región invitado por Revilla, realizará un recorrido que mañana le llevará a Ampuero, de donde procede su familia. «Mi abuelo salió de allí en 1913. Primero fue su hermano mayor, Manuel y por eso mi madre se llamaba Manuela, por mi tío abuelo. Mi abuelo se llamaba José Obrador y era de Ampuero, nació en esa localida cántabra. Mi bisabuelo era de Mallorca, guardia civil, y mi bisabuela de Cantabria. Vino a dar servicio militar y se casó con ella, una pasiega de Entrambasaguas, que se apellidaba Revuelta. Por eso este viaje va a ser para mí muy emotivo», ha explicado el candidato mexicano.

Análisis político en la Universidad

Antes de partir a Liébana ha participado en un foro en la Universidad de Cantabria, donde el líder del partido de izquierdas Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y probable candidato a la Presidencia de México para 2018, ha indicado que si reslta vencedor en los comicios las relaciones de su país con España se «fortalecerán más» con aumento de las inversiones mutuas, del comercio, del desarrollo tecnológico y la cooperación educativa.

El terremoto

López Obrador ha manifestado su gran preocupación por el terremoto que la pasada madrugada ha sacudido el sur de México. «Estoy desde esta mañana pendiente de informes, valorando qué vamos a hacer. Espero y deseo con toda mi alma, que no se produzcan muchas desgracias, y que este terremoto no afecte a muchos seres humanos. Tambien, debo de agradecer a los españoles su preocupación por lo que ha sucedido».

Ante profesores y estudiantes universitarios, algunos de ellos mexicanos, López Obrador -derrotado en las elecciones de 2006 y 10012- ha subrayado que el «principal problema» de su país es la corrupción, que «ha dado al traste con todo» y que sitúa como «origen» de la pobreza y la violencia, con una media de 68 homicidios diarios. Ha apostado, en este sentido, por un acuerdo entre todas las fuerzas políticas para cambiar la estrategia utilizada en los últimos diez años basada en las medidas coercitivas, como forma de alcanzar la «paz». «No se puede atacar el fuego con fuego», ha argumentado.

Daniel Pedriza

Y se ha comprometido también a acabar con los privilegios de los políticos de su país, tras recordar que los expresidentes mexicanos cobran una pensión de 5 millones de pesos mensuales o que el «lujoso» avión presidencial tuvo un coste de 7.500 millones de pesos. Con este ahorro y el dinero que la corrupción le cuesta a México, López Obrador se ha comprometido a poner en marcha un plan destinado a los 2,6 millones de jóvenes mexicanos que ni trabajan ni estudian.

El líder de Morena ha apostado también por «rescatar» el campo mexicano fomentando la producción de alimentos para reducir la inmigración y por procesar en el país todo el petróleo que se extra en México, en lugar de importar 500.000 barriles diarios de gasolina en «uno de los negocios de la mafia del país» que representa un gasto de 15.000 millones de dólares anuales.

Foro con El Diario Montañés

A las nueve y media de este sábado 9 de septiembre está programado un foro público organizado por El Diario Montañés al que asistirán representantes de la vida social, empresarial y cultural de Cantabria. Un encuentro para conocer en directo las reflexiones de quien aspira a liderar México y comparte con España los lazos creados por sus antepasados.

Ha reconocido que «no va a ser fácil» llevar adelante sus planes porque se enfrenta a la «mafia del poder que quiere seguir robando» y que utiliza la estrategia del «miedo» de que con su llegada al poder «México va a ser como Venezuela». Sin embargo, se ha mostrado confiado en poder conseguirlo porque, según ha asegurado, «hay un despertar ciudadano» en su país, que espera que sirva para acabar no solo con la corrupción, sino también con la «impunidad» que en México lleva aparejada.

Fotos

Vídeos