El lunes salen a la venta 6.378 plazas para viajes del Imserso

Turistas del Imserso, en una convención en el Hotel Santemar/Roberto Ruiz
Turistas del Imserso, en una convención en el Hotel Santemar / Roberto Ruiz

Fuerteventura, Peñíscola, Fuengirola, Vinaroz y Benalmádena son los nuevos destinos de esta temporada para los mayores cántabros

María de las Cuevas
MARÍA DE LAS CUEVASSantander

La comercialización de los viajes para mayores del programas de Turismo Social del Imserso para la temporada 2017-2018 arrancará el próximo lunes, día 18, en Cantabria, comunidad para la que se han asignado 6.378 plazas. La reserva de viaje se extenderá al martes y al miércoles; hay 52.150 acreditados que podrán optar a estas plazas en la región. En la oferta para esta temporada, además de los destinos habituales, figuran como novedades estancias en Fuerteventura (Islas Canarias), Peñíscola y Vinaroz (Castellón), Fuengirola y Benalmádena (Málaga).

Uno de los cambios con respecto a años anteriores es que las cancelaciones tendrán un recargo, mientras que las temporadas previas era gratuito, si se anulaba 45 días antes del viaje. «Esta temporada, al realizar la reserva de plaza se pagará un depósito en los siguientes cinco días hábiles, que no se devolverá en caso de anulación», según informó la Asociación de agencias de viaje y operadores de turismo de Cantabria (Aavot). Como cada año, los destinos a los que podrán optar los cántabros se localizan en la costa peninsular: Andalucía, Región de Murcia y Comunidad Valenciana; también consistirán en circuitos culturales, turismo de naturaleza o estancias en la ciudad de Melilla, así como las islas Baleares y Canarias, con las estancias más largas, de ocho y 10 días.

LAS CLAVES

Nuevos destinos.
Fuerteventura, estancia de 8 días; Fuengirola y Benalmádena, estancias de 10-15 días; Peñíscola y Vinaroz, ocho.
Reserva.
Se abonará un depósito en los cinco días hábiles tras realizar la reserva.
Requisitos.
Residir en Cantabria, 65 años cumplidos o más, o ser pensionista de jubilación.

Los requisitos para poder viajar con la organización que fomenta el «envejecimiento saludable» son tener, como mínimo, 65 años o pensión de jubilación. El acompañante no tiene por qué cumplir estas condiciones. La previsión es que los viajes puedan comenzar a finales de la primera quincena de octubre. Las vacaciones tienen un precio reducido, con una media de entre 300 y 400 euros, en temporada baja.

En el programa de vacaciones y ocio participarán alrededor de 400 establecimientos nacionales, entre hoteles y balnearios, que se han acogido a ambos programas del Imserso. Los niveles de ocupación son muy altos, lo que «pone de manifiesto el grado de satisfacción de los usuarios en unas actividades que se clasifican, según su tipología, en costa peninsular e insular, turismo de interior y establecimientos termales», según señala la organización.

El Programa de Turismo Social para Personas Mayores y para el Mantenimiento del Empleo en Zonas Turísticas se enmarca dentro de las políticas y programas de envejecimiento saludable del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a través del Imserso y se realiza desde 1985 para mejorar la calidad de vida de los mayores.

Fotos

Vídeos