Buruaga cree que «lo mejor para Cantabria es que De la Serna sea ministro hasta 2020»

Buruaga, Maíllo, Gónzález Revuelta, Igual y Movellán, hoy, en Santander./Celedonio
Buruaga, Maíllo, Gónzález Revuelta, Igual y Movellán, hoy, en Santander. / Celedonio

La presidenta del PP despeja los rumores sobre una posible candidatura del exalcalde y se sitúa como favorita a encabezar la lista en 2019

Gonzalo Sellers
GONZALO SELLERSSantander

Quedan pocos meses para que el PP haga públicas las listas electorales de 2019, pero los rumores sobre la candidatura cántabra ya se dispararon hace tiempo. Primero sonó con fuerza la opción de un independiente, una persona alejada del ruido interno que sufre el partido desde hace casi un año. Una posibilidad que se fue apagando con el paso de las semanas. Después se abrió la dicotomía entre Íñigo de la Serna y María José Sáenz de Buruaga. Hasta el mismo Ignacio Diego, en silencio desde que perdió el Congreso, se lanzó a las redes sociales para empujar al ministro de Fomento –con quien no mantiene precisamente buenas relaciones– a postularse como candidato. De la Serna no entró al trapo. Tan solo se permitió una frase en el Foro de la Cadena Ser del pasado mes de enero. «¿Hay más posibilidades de que sea presidente de España o de Cantabria?», le preguntaron. «Ninguna de las dos», respondió. Una contestación tan escueta y tan de manual que no despejó las incógnitas sobre su futuro político. Pero ayer, aprovechando la visita a Santander del coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, la presidenta del partido en Cantabria sí arrojó algo de luz al asunto.

«Es el momento de los idealistas y los valientes, yo soy una de ellas y estaré al frente» María José Sáenz de buruaga

«Está claro que lo mejor para Cantabria es que Íñigo de la Serna sea ministro de Fomento hasta 2020», dijo María José Sáenz de Buruaga ante los 300 afiliados (el término ‘militante’ ya no se usa en el PP desde el Congreso nacional de hace un año) que se dieron cita en el Hotel Santemar. Entre ellos, los pesos pesados del partido en Cantabria, como el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz; la alcaldesa de Santander, Gema Igual y los diputados autonómicos y nacionales.

Esta frase de Buruaga, escondida en una extensa intervención sobre la «mala situación económica de Cantabria», pero cargada de toda intencionalidad, como confirmaron a este periódico fuentes del partido, la deja a ella como principal favorita para encabezar la lista electoral del PP en las elecciones autonómicas de 2019.

Respaldo

La presidenta popular sabe que cuenta con el respaldo de su círculo de confianza para dar ese paso, además de los apoyos esperados del propio De la Serna y de Génova. Y también es consciente de que nada sutura mejor una herida que un buen resultado en las elecciones con ella al frente. No por casualidad dijo ayer que «es el momento de los idealistas y de los valientes, yo soy una de ellas y estaré al frente de los que quieran acompañarnos».

La exvicepresidenta del Gobierno adelantó que ya están trabajando «en la puesta a punto» de las candidaturas municipales y vaticinó que las elecciones de 2019 «serán muy difíciles, una carrera de fondo». Y volvió a insistir en la necesidad de que el partido mantenga «una actitud abierta al diálogo y al entendimiento», es decir, a pactar con otras fuerzas políticas debido a que las mayorías absolutas se han convertido en una quimera. Este aperturismo ya le granjeó fuertes desencuentros tras la noche electoral de 2015 con Ignacio Diego, a quien hacía responsable de que el PP no tuviera puertas a las que llamar pese a haber ganado las elecciones.

«Aquí no sobra nadie que quiera sumar, crecer y construir. Ha sido un año muy difícil, pero el PP está vivo, hemos pasado página y recuperado espacio político y capacidad de influencia», subrayó Buruaga, a quien le quedan 16 meses por delante para intentar frenar un posible trasvase de votos a Ciudadanos y hacer frente a un Miguel Ángel Revilla al que solo le queda una bala para ganar por primera vez unas elecciones.

«De Revilla puedo hablar como locutor de televisión, pero como presidente poco balance hay» Fernando martínez maíllo

La recuperación económica y el paro serán los caballos de batalla durante los próximos meses, como ayer anticipó la presidenta del PP en su intervención. «Estamos asistiendo al peor balance de Revilla en sus veinte años de responsabilidades en el Gobierno», dijo antes de citar todos los datos del PIB, desempleo, exportaciones, impuestos y empleo autónomo que convierten a Cantabria «en una de las regiones más depauperadas de España».

«Nuestro presidente sólo está en la polémica, en la estrategia victimista del enfrentamiento permanente con el Gobierno de la nación: Rajoy no nos paga y España nos roba. Populismo puro con el que pretende tapar su propio fracaso», criticó.

Por eso, Buruaga cree que los populares están obligados a ofrecer «una alternativa real, innovadora e ilusionante» frente a un bipartito «caduco, por no decir inexistente».

Los populares cántabros esperaban ansiosos la visita de Fernando Martínez Maillo, muy necesitados de un apoyo público, directo y en persona de Génova ante esa crisis interna que no acaba de diluirse. El coordinador nacional del PP dio, una vez más, todo su respaldo a María José Sáenz de Buruaga como presidenta de la dirección autonómica y alabó su «serenidad, firmeza y tranquilidad» ante los ataques del sector crítico y del anterior presidente del PP cántabro, Ignacio Diego.

Maillo se limitó a reconocer que la nueva dirección regional «no ha pasado buenos momentos» –hay pendiente una denuncia en los tribunales por presuntas irregularidades en el Congreso–, pero lo achacó a que «la política no es fácil». Y no se explayó mucho más en el presente y pasado reciente de su partido. Miguel Ángel Revilla, Ciudadanos y las elecciones de 2019 monopolizaron su intervención ante , además de la propia Buruaga.

«Poco balance de Revilla»

«Cuando Miguel Ángel Revilla aprueba el Presupuesto con un tránsfuga (de Ciudadanos) es que algo oscuro hay», denunció el dirigente popular, que está informado de los continuos ataques del líder del PRC a su partido tanto en redes sociales, como en los platós o el Parlamento. «Como locutor de televisión puedo hablar de él, como presidente poco balance puedo hacer», criticó Maillo, que le instó «a aprender de las políticas de empleo del Gobierno de Rajoy para sacar a Cantabria del furgón de cola de España».

El coordinador del PP se desayunó ayer una encuesta de Metroscopia nada favorable a su partido. El 62% de los votantes populares quieren que Rajoy no vuelva a presentarse, al mismo tiempo que Ciudadanos se coloca como primera fuerza política en todo el país. Quizás por eso, y por el batacazo electoral en Cataluña –con solo cuatro escaños no podrá formar grupo propio–, Maillo descartó tajantemente la posibilidad de un adelanto electoral. «España no necesita elecciones, por eso agotaremos la legislatura hasta 2020. No tenemos miedo a gobernar. No hay que mirar las encuestas, sino la realidad», aseguró el dirigente popular.

En relación a Cataluña, insistió en que el Gobierno seguirá interponiendo los recursos que sean necesarios para garantizar la unidad de España, y aseguró que «la cabezonería de los nacionalistas no llega ni de lejos al empecinamiento del Gobierno en defender las leyes». «El único destino de Puigdemont es fugado o la cárcel, nunca presidente de Cataluña», subrayó.

«En este proyecto no sobra nadie», asegura Gema Igual

La alcaldesa de Santander fue la encargada de dar la bienvenida a la capital a Fernando Martínez Maillo, quien vino «para avalar la gestión de María José Sáenz de Buruaga», recordó Gema Igual. La sucesora de Íñigo de la Serna considera que «no se deben olvidar los malos momentos» sufridos por el partido durante el último año, pero deben centrarse en «mirar al futuro y recomponer esa familia del PP que siempre hemos sido». «En este proyecto no sobra nadie», aseguró la alcaldesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos